Bolsa de lado las niñas

Engancha las tiras entre medio de las dos telas, cose el borde superior es decir la parte abierta de la bolsa de modo que las dos telas queden juntas. 14. Da vuelta la bolsa completa hacia su lado derecho abre el revestimiento y cose la apertura que te quedo abierta. Termina de coser en la parte superior de la bolsa. 15. 09-sep-2020 - Explora el tablero 'Bolso infantil.' de Marbeli Torres, que 574 personas siguen en Pinterest. Ver más ideas sobre Bolso infantil, Bolso, Carteras a crochet. Amazon.com: Bolsa de pañales para niñas y niños, gran capacidad, bolsa para pañales más cambiador, correa para carriola y 10 bolsillos, el mejor regalo de Baby Shower: Shoes ¿Alguna vez has olvidado algo, o se dio cuenta de que necesitaba algo que usted nunca tiene con usted? Esto le ayudará a averiguar lo que usted necesita.. 22-jul-2018 - Explora el tablero de Deborah Sosa 'Flores de las niñas' en Pinterest. Ver más ideas sobre Camisetas personalizadas, Decorar camisetas, Camisetas bordadas. Bolsas de calidad del tema Niñas hechos por artistas y diseñadores independientes de todo el mundo. Todos los productos se fabrican por encargo y la mayoría se envía en un plazo de 24 horas. 25-nov-2014 - Una bolsa de merienda en tejano oscuro, con la clásica furgoneta de los años ´60. Unos corazones en las puntas de los cordones.

Asustó a una Karen pero termino yo con dolor de ojos

2020.09.06 20:44 princessbra Asustó a una Karen pero termino yo con dolor de ojos

Contexto
Esto me pasó hace unas 2 semanas que fui con mi abuela a estar con ella unos días, yo tengo algo llamado estrabismo que causa que mi ojo se pueda ir aun lado como pennywise el payaso de it, a veces lo puedo hacer a voluntad otras veces no
Elenco
MD: madre con derecho
HD: hijo con derecho
Yo: tal ves la chica que se quedará ciega a este paso si sigo haciéndolo XD
Tia: mi tía toda bella y joven que más parece mi mamá XD
A la historia
Estábamos en un super mercado mi abuela su novio y mi tía, estábamos en la sección de cosas japonesas mi tía me prometió comprarme ramen y pockys yo estaba tratando de ver cuál sería mejor un paquete o una bolsa cuando sin darme cuenta al ver fijamente la bolsa mi ojo se va aún lado a veces no me doy cuenta ya que no duele, en eso alguien jala de mi chamarra y así paso
HD: oye que te pasa en el ojo?- ni siquiera me dijo un hola
Yo: que te importa niño? - como ya dije en la historia anterior soy muy agresiva y más si son niños maleducados ya que no soporto los niños y este parecia que inhaló un tanque de helio -
HD: hazlo de nuevo y enséñame yo también quiero - me jalaba la chamarra con algo de fuerza
Yo estaba enfadandome y me preguntaba dónde está mi familia ahora!? Ya harta lo aparto de un empujón con la pierna
Tal ves esto sirva pero yo tengo una pitbull muy grande que a veces debo empujar ( no de mala gana) para meter a un cuarto cuando vienen visitas asi que tengo fuerza en las piernas
Ahora que saben esto sabran que termine empujándolo más de lo que debería, el niño se fue llorando, yo presintiendo que pasaría algo me iba alejando con la bolsa de pockys y un ramen de pollo, cuando me tocan el hombro , odio que me toquen debido a que no tengo mucho contacto físico con otras personas voltee y Vi a una ballena con el niño ahora de ella llorando
MD: oye porque tiraste a mi hijo niña?!
Yo: sra su hijo quería que le enseñará como mi ojo se va de lado y aparte que es sumamente incómodo no soy un espectáculo andante para que me andén viendo hacerlo
MD: y a mí que? Solo enséñale y dile como le haces eso es todo
Yo: nadie me dice que hacer excepto mi mamita y como ni un porfavor me dijo váyase al mismísimo carajo sra esto no es algo que yo quiera hacer es una estúpida enfermedad - en eso mi tía va llegando porque hasta ahora notaron que yo faltaba
Tia: gordita que pasa?- aclaro que así me dicen de cariño aunque ni gordita estoy
Estaba apunto de decirle hasta que md me interrumpe
MD: su hija empujó al mío quiero que en compensación le muestre como hacer eso con el ojo ahora mismo
Mi tía se quedó con cara de wtf y luego me vio bastante enojada con un tic en el ojo con cara de es enserio?
Tia: escuché sra yo soy la tía de esta joven no su mamá y si habla de cuando su ojo se va de lado hágame el favor de no pedírselo esto es doloroso para ella y no es algo que haga cuando ella quiere
Yo ya me estaba hartando y me acordé de el payaso pennywise el niño me seguía jalando y mi tía y md peleaban y yo en eso dije
Yo: bien si tanto lo desean - estaba volteando mi cuello lentamente y viéndolos fijamente ambos ojos estaban en direcciones opuestas y doble mi labio hacía adentro la md salió corriendo y gritando que soy un demonio con su hijo que no sé si reía o lloraba .-.
Después de dos me tuve que dar leves golpes en la sien para que ambos regresarán a su lugar bien y ni tía se andaba muriendo de risa
Yo: no es gracioso que si dolió
Después d eso ya no ví más a md y HD y mi tía me compro unas papas le conté a mamita y me regaño por poner peor mis ojos pero igual se rio
submitted by princessbra to padresconderecho [link] [comments]


2020.08.18 03:10 KiaritaBlack Karen quiere sobarme un juego y acaba traumando a su hijo, el padre tampoco ayuda

Ufff Hola Reddit a pasado un tiempo je, esta mañana me pasó algo muy gracioso y penoso pero tenía tarea así que tuve que esperar a escribirlo, ahora he de advertir que si bien la historia no es fuerte y no tiene nada muy explícito, es una historia que maneja algo un poco adulto, continue bajo su propio riesgo, ya saben el móvil hace que el formato sea raro
Historia de fondo Fui de las pocas desafortunadas que no paró clases durante la cuarentena así que tuve unos 4 meses muy, muy estresantes, y ya que mi padre me a estado pagando por ayudarle a manejar sus nuevos dispositivos electrónicos, tenía mucho estrés y bastante dinero así que dije, ¿Porque no iré a comprar algo para quitarme el estrés? Y no, no es el juego del título
Elenco
Yo: ¿Quien mas? H: Hermano Karen: La karen que trató de robar mi pelota de pelo de gato para su hija alérgica a los gatos HD: Hijo con Derecho (Y ahora con un enorme trauma) S: Seguridad SS: Señorita de la Sexshop
Con estos personajes creo que ya vas viendo por donde va el asunto, así que bueno a la historia
Como era un bello día decidí que iría a un centro comercial medio "especial" a hacer unas compras, cajas de palomitas con mantequilla, una caja con botes pequeños de pringles, una caja grande de oreos, un litro de helado de vainilla con chispas de chocolate, Pollo estilo KFC, jarabe de chocolate, ramen instantáneo y una enorme botella de jugo, esa era mi lista de la compra, literalmente tenía mucho dinero, pero tantas cosas eran para justificar un pequeño gasto extra, no es que mis padres cuenten mi dinero centavo por centavo pero tienen una noción de lo que recibo y les preocupa que lo malgaste, si bien no estaban de acuerdo con tanta comida chatarra lo permitieron porque me habían visto los últimos días de clase así que con ya el permiso y un plan en mente me cambié, tomé una mochila y fui a despedirme cuando mi hermano llegó
H: ¿A donde vas?
Yo: Al [Inserte nombre del centro Comercial] a comprar frituras para disfrutar mis vacaciones, ¿Quieres algo?
H: Oh, ya que vaz, ¿Puedes ver si está la copia de pokemon escudo que encargué?
Cuando accedí me dio dinero y asi me fui, el centro comercial no esta realmente muy lejos pero lo suficiente para que haya tenido que subirme al autobus, 15 minutos después llegué, fui a dejar mi mochila al área de paquetería y fui a buscar una canasta, tomé la última y cuando me alejo alguien me grita, pero la voz me parecía extrañamente familiar, me doy la vuelta y que veo, ¡La madre de la niña alérgica a los gatos que trató de robarse mi pelota de pelo de gato!
Karen: ¡Oye tu necesito eso!
Yo: Nope, nope, nope, nope nope, nope
Y como si fuera una especie de comedia salí corriendo diciendo "Nope", cabe aclarar que la señora esta vez tenía un adolescente con ella, tal vez el hermano mayor de la niña el cual tenía las mismas pintas de malcriado que su hermana, ella gritó un poco mas pero estaba demasiado centrada en alejarme como para prestarle atención, me interné en la tienda y corrí a mi primera parada donde sabía que no me encontraría, Una Sexshop.... En donde vivo en ese centro comercial hay una muy escondida, corrí al pasillo de los licores y me metí por detrás de un estante, ahí detrás hay una pequeña puerta a una Sexshop, también hay una puerta en un negocio mas adelante parece que antes era un almacén compartido o algo, no se porqué la pusieron ahí o porqué el centro comercial lo permite, así que mejor no me lo preguntes, entré y comencé a pasearme por los estantes, había cosas caras y otras baratas, pero solo quería algo que me quitara el estrés, tomé algo pequeño, no creo necesario especificar que compré mas allá de decir que fue un vibrador, una botella de lubricante pequeña y ya, SS me cobró y puso todo en una bolsa negra (Tenga en mente la bolsa negra) la cual puse en mi canasta, salí de ahí y pronto la cubrí con mis compras por lo que no fue un gran problema llevarla, todo fue normal y pensé que Karen había ido a joder a alguien mas, por fortuna así fue, pues no la vi por un buen rato, pero sería una historia muy aburrida si la dejara aquí y el universo lo sabe, después de pagar y meter las cosas que se podían en mi mochila fui a la tienda de juegos y ahí estaba la Karen con su mocoso, esperaba que no me vieran y por fortuna de momento no lo hicieron hasta que el chico del mostrador me entregó el pedido, el HD chilló como un niño pequeño haciendo que me sumbaran los oídos por un momento
HD: ¡Mamá, ese es el juego que yo quiero!
Karen: No, mi hijo no va a jugar con esas cosas Satánicas
HD: Pero mamá yo lo quiero
Karen: ¿No quieres algo menos pecaminoso?
HD: Pokemon no es satánico mamá.... Quiero ese juego, dijiste que podía tener un juego que yo quisiera
Como si fuese un bebé comenzó a llorar y la Karen literalmente lo cargó para arrullarlo, yo solo pagué y tomé el juego el cual me dieron en una BOLSA NEGRA (Creo que sabes bien lo que va a pasar) y me apresuré a meterlo a mi mochila mientras la madre se acercaba al mostrador para pedir el mismo juego, chillando como un cerdo sobre lo caro que era, no quería escuchar y salí, estaba cerca de la puerta cuando vi a SS, iba a saludarla cuando algo me agarra de mi mochila y empieza a tirar de ella, era la Karen esta miró a SS y comenzó a gritar
Karen: Ayuda, llama a seguridad, esta chica se robó el juego de mi bebé y nos atacó ahora trata de escapar
Yo: ¡Otra vez la burra al trigo! Es mi juego.... Llama a seguridad para que esta loca me suelte
Comencé a moverme para intentar soltarme y que la Karen soltase mi mochila pero estaba realmente enojada por mi comentario, supongo que no me reconocía por como estaba tratando la situación, creo que hubiera sido peor si se hubiera acordado, cuando ella sacó de mi mochila una bolsa negra llegó SS con el de seguridad el cual nos separó
S: ¿Que esta pasando aquí?
Karen: Esa chiquilla de ahí me agredió y le robó un juego carísimo a mi hijo y me atacó cuando trataba de recuperarlo, aparte me insultó
Yo: No es cierto, es mío y ella me atacó
La madre con derecho le dio la bolsa a su niño y como podrás adivinar, no sacó la bolsa del juego, la forma de la bolsa no apuntaba por ninguna parte a una caja pequeña de un juego de Switch y de hecho mirando mi mochila ni siquiera abrió el cierre correcto, por lo que el HD solo podría estar sosteniendo una cosa, y creo que SS se dio cuenta porque comenzó a reir
SS: Que juegos mas raros le compras a tu hijo en ese caso.... Yo diría que no es legal darle algo como eso a un niño
Karen: También pienso que esos juegos satánicos no deberían venderse pero no hay nada que rezarle al señor no cure
Yo: Aparentemente tu estupidez ni con un milagro se te quita, ¿Que no aprendiste con lo que le pasó a tu hija?
La Karen me miró mejor y reconoció cierta bolita colgante de mi mochila, el de seguridad tuvo que sujetarla porque quiso tirarse me encima
Karen: ¡Señor está sosteniendo a la persona equivocada! ¡Esa perra casi mató a mi hija!
La situación no podía ser peor pero sabes que lo fue cuando el niño habló
ND: Mamá aquí no hay un juego, solo un nepe verde y un dulce muy rico
A un lado estaba el niño con cara de asco mostrándole a su madre mi vibrador y con la cara llena de lubricante, SS comenzó a partirse de la risa y la madre estaba horrorizada, este niño no solo sujetaba una caja con un nepe ¡si no que se había tragado mi maldito lubricante de moras azules! SS estaba prácticamente explotando en risas y la madre tuvo que ser sometida por que trató de atacarme nuevamente y atacó a S, dijo todas las amenazas de muerte que parecía conocer por "pervertido y envenenar la mente de su hijo", yo estaba demasiado apenada como para opinar, la policía fue llamada y Karen esposada, porque claro, el chico de los juegos habló y el ticket del juego así como las cámaras me respaldaron, no había nada que Karen pudiese hacer, recuperé mi juguete y el niño ahora estaba pálido, tuvo que ser retenido hasta que su padre llegara por él pero se veía muy mal, en un principio pensé que el comerse el lubricante lo había enfermado, pero por un comentario que dijo a su padre cuando llegó, creo que revisó la etiqueta para exigir mas dulce como este, pero por si fuera poco la botella no era muy discreta que digamos pues también tenía un enorme nepe pintado de azul y a una mujer lamiéndolo, el pobre chico preguntó muy apenado a su padre si cuando la "leche" salía de colores era de saborea también, el padre se echó a reir y dijo que si haciendo que el niño palideciera mas (Vaya troll pero he de admitir que también me hizo gracia) él chico estaba tratando de limpiarse tan rápido como le era posible mientras yo guardaba todo, SS se fue y regresó con una botella del mismo sabor pero mas grande y me la regaló, el padre se disculpó y finalmente pude ir a casa para acabar mi tarea
Edit: Estaba un poco cansada y recién me doy cuenta de que escribí mal el título
submitted by KiaritaBlack to PadresConDerechos [link] [comments]


2020.07.19 23:25 ernsthemingway Ricardo Arjona o el arte de hacer poesía con rimas insulsas

Ricardo Arjona o el arte de hacer poesía con rimas insulsas
https://preview.redd.it/8ltg2tigovb51.jpg?width=400&format=pjpg&auto=webp&s=b41b3179cef47df8ad714d44590a41e2a9f1f2f9
Edgar Ricardo Arjona Morales, mejor conocido como Ricardo Arjona, nacido en Jocotenango, Guatemala el 19 de Enero de 1964. Todo un personaje polifacético: Licenciado en Comunicación Social, docente aficionado, basquebolista profesional (jugó en las Ligas Mayores de su país), pero por sobre todas las cosas… Poeta, cantante y músico bohemio… de cuarta (es una de sus facetas mas terribles que voy a resaltar aquí).
Comenzó a cantar profesionalmente desde 1985, saltó a la fama internacional en 1992 con el disco Animal Nocturno. Arjona durante toda su carrera como cantautor solo se ha servido de crear rimas insulsas disfrazándolas como historias profundas con gran contenido personal y social como podemos ver en estos videos.
https://youtu.be/lY6doOcRVGQ
https://youtu.be/ielvdtwnhuk
https://youtu.be/U8KWh1WzQrs
Aparte de eso se las da de superstar cuando viaja a presentarse a algún país (sobre todo mi país, Venezuela que para él es una plaza segura para cantar) exige cosas absurdas como ron jamaiquino, galletas nepalíes o chocolate mexicano y además viaja con 400 guardaespaldas y 500 dobles para despistar a sus fans como si de un político importante se tratara Joder!!! ni gente como Pablo Milanés o Silvio Rodríguez andarían en esas cosas (con todo lo que son afectos al gobierno cubano).

Deconstruyendo las Letras de Arjona… Y ver por Que Apesta…
Una de las cosas que mas me ha intrigado fue el sentido de la profundidad de sus canciones y un grupo Anti-Arjona que me encontré en el Facebook, me ayudó un poco:
https://vimeo.com/18028148

Ella y Él Análisis hecho por Pekky Divya Marquez
Grado de apestosidad 8/10
Ella es de La Habana, él de Nueva York
Ella baila en tropicana, a él le gusta el rock
(OK, HASTA AQUI VAMOS BIEN…)
Ella vende besos en un burdel
Mientras el se gradua en U.C.L.A.
(SI, COMO NO. ME VAS A DECIR QUE UN TIPO QUE SE GRADUO EN UNA UNIVERSIDAD DE IVY LEAGUE (DE ESAS SUPER SIFRINAS A LAS QUE CUESTA ENTRAR) SE VA A CASAR CON UNA PROSTITUTA. PAJUO!!)

Ella es medio Marxista, él es Republicano
(OK, OTRO PROBLEMA… LOS REPUBLICANOS TIENDEN A TENER PROBLEMAS CON UNA PERSONA REMOTAMENTE COMUNISTA. ME VAS A DECIR TU QUE LA VAINA VA A RESULTAR).
Ella quiere ser artista, él odia a los Cubanos (PRIMERO QUE NADA, ODIAR A LOS CUBANOS SOLO POR FIDEL ES ABSURDO. Y ADEMAS QUE, ELLA ESTA BIEN PERO SU FAMILIA NO?)
El cree en la Estatua de la Libertad
Y ella en su vieja Habana de la Soledad

El ha comido hamburguesas
Ella moros con crisitanos
El, el champagne con sus fresas
Ella un mojito Cubano
(Y ESO QUE TIENE QUE VER?)
Ella se fue de gira a Yucatán
Y el de vacaciones al mismo lugar
(PENSE QUE LOS CUBANOS NO PODIAN SALIR DE CUBA… A MENOS QUE ELLA FUERA UNA CUBANA DE MIAMI. PERO NO PARECIERA QUE ESO ES LO QUE DICES!

Mulata hasta los pies, el rubio como el sol
Ella no habla Inglés y el menos Español (AJA, ENTONCES COMO COÑO SE VAN A COMUNICAR? POR SEÑAS?)
El fue a tomar un trago sin sospechar
Que iba a encontrar el amor en aquél lugar

Lo que las ideologías dividen al hombre
El amor con sus hilos los une en su nombre

Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan
Y él se va divorciando del Tio Sam
El se refugia en su piel… la quiere para él
Y ella se va olvidando de Fidel
Que sabian Lenin y Lincoln del amor?
Que saben Fidel y Clinton del amor?
(OK. QUIZAS SE OLVIDAN DE SUS IDEOLOGIAS, PERO YO TODAVIA TENGO PROBLEMAS CON EL IDIOMA Y CON COMO EL TIPO SE VA A FIJAR EN UNA PROSTITUTA).

Ella se sienta en su mesa, el tiembla de la emoción
Ella se llama Teresa y el se llama John
Ella dice hola chico, el contesta hello
A ella no le para el pico, el dice speak slow (PERO CLARO. NO SE ENTIENDEN! Y PARA COLMO ELLA HABLA Y HABLA CON UN TIPO QUE NO HABLA SU IDIOMA!)
El se guardo su bandera, ella olvidó los conflictos
El encontro la manera de que el amor salga invicto (EL SOLO? MACHISTA!!!)
La tomó de la mano y se la llevó
El Yanqui de la Cubana se enamoró (Y ELLA, ME IMAGINO, SE ENAMORO DE LAS POSIBILIDADES QUE PUEDE TENER DE ESCAPAR DE SU POBREZA CASANDOSE CON EL TIPIN!)

Lo que las ideologías dividen al hombre
El amor con sus hilos los une en su nombre

Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan
Y el se va divorciando del Tio Sam
El se refugia en su piel… la quiere para el
Y ella se va olvidando de Fidel
Que sabian Lenin y Lincoln del amor
Que saben Fidel y Clinton del amor

Ahora viven en Paris (COÑO ARJONA, UN MOMENTICO. AL MENOS NOS HUBIERAS ADVERTIDO QUE LOS DOS HABLABAN FRANCES!)
Buscaron tierra neutral (MIRA MIJO, HAY MUCHOS CUBANOS EN MIAMI! NO SEAS IGNORANTE!)
Ella logro ser actriz, el es un tipo normal
Caminan de la mano, calle Campos Eliseos
Como quien se burla del planeta y sus vicios
(O SEA, ME IMAGINO QUE LAS FAMILIAS NO LOS ACEPTARON, Y POR ESO TUVIERON QUE IRSE A PARIS. AHORA BIEN, QUE PASO. EL PANA LE PAGO LA CARRERA Y LOS CURSOS DE COMO SER “DAMA” EN PARIS?
DE PANA, QUE EL CARAJO DEBIÓ HABER VISTO PRETTY WOMAN UN MILLON DE VECES Y DECIDIO HACER SU PROPIA VERSION… LO CUAL HABLA VOLUMENES DE SU ORIGINALIDAD!!!)
https://youtu.be/-apU2sviHCM
Historia de Taxi Análisis hecho por Efraín Quillén
Grado de Apestosidad 9/10

Eran las diez de la noche piloteaba mi nave
Era mi taxi un VolksWagen del año 68
(OOOOOH SI, TREMENDA NAVE... SEGURO LE GUSTA A TODAS LAS NENAS)

Era un dia de esos malos donde no hubo pasaje
Las lentejuelas de un traje me hicieron la parada
Era una rubia preciosa llevaba minifalda
El escote en su espalda llegaba justo a la gloria
(WOW QUE POETA.. JUSTO A LA GLORIA... APARTE, UN VESTIDO DE LENTEJUELAS??? SERÁN ASI DE CHABORRAS LAS PUTAS GUATEMALTECAS? )

Una lagrima negra rodaba en su mejilla
Mientras que el retrovisor decia ve que pantorrillas
Yo vi un poco mas
(ESTO TIENE QUE SER LA RIMA MAS MIERDA DE LA HISTORIA... MEJILLA/PANTORRILLA... APARTE COMO SI EN LO QUE UNO SE FIJARA CUANDO VE UNA MUJER FUESEN LAS PANTORRILLAS.... QUE PEDAZO DE ANIMAL)

Eran las diez con cuarenta zigzagueaba en reforma
Me dijo me llamo Norma mientras cruzaba la pierna
(APARTE SE HACE PASAR POR TAXISTA MEXICANO... QUE ACASO NO HAY CALLES BONITAS EN GUATEMALA?)

Saco un cigarro algo extraño de esos que te dan risa
Le ofreci fuego de prisa y me temblaba la mano
Le pregunte por quien llora y me dijo por un tipo
Que se cree que por rico puede venir a engañarme
(UY QUE TRAGEDIA... VINO UN RICO MALOTE A ENGAÑARTE... ERES UNA TODA UNA VICTIMA... A LA GENTE NO LA ENGAÑAN POR RICA O POR POBRE, LA ENGAÑAN POR INCAUTA)

No caiga usted por amores debe de levantarse (le dije)
(SI, DEBE DE LEVANTARSE... DEBO DE LEVANTARME, DEBEMOS DE LEVANTARNOS... CERVANTES DEBE ESTARSE REVOLCANDO EN SU TUMBA)

Cuente con un servidor si lo que quiere es vengarse
(Y APARTE MATA TIGRES EL HOMBRE)

Y me sonrio
Que es lo que hace un taxista seduciendo a la vida
Que es lo que hace un taxista construyendo una herida
(CONSTRUYENDO UNA HERIDA TIENE COHERENCIA ESTO???)

Que es lo que hace un taxista enfrente de una dama
Que es lo que hace un taxista con sus sueños de cama
(SI ESOS SON SUS SUEÑOS DE CAMA...)

Me pregunte
Lo vi abrazando y besando a una humilde muchacha
Es de clase muy sencilla lo se por su facha
(HMMM.. SOY YO O AQUÍ SE PERDIÓ EL HILO DE LA HISTORIA?)

Me sonreía en el espejo y se sentaba de lado
Yo estaba idiotizado con el espejo empañado
(QUE LASTIMA QUE NO CHOCASTE... EN CUALQUIER CASO, SE VE QUE EL PANA TIENE MUY POCO AUTOCONTROL... SERA QUE NUNCA HABÍA VISTO UNA MUJER EN SU VIDA?)

Me dijo doble en la esquina iremos hasta mi casa
Después de un par de tequilas veremos que es lo que pasa
Para que describir lo que hicimos en la alfombra
Si basta con resumir que le bese hasta la sombra
(WOW, LE BESE HASTA LA SOMBRA... SOY ROLO DE POETA)
Y un poco mas
No se sienta usted tan sola sufro aunque no es lo mismo
Mi mujer y mi horario han abierto un abismo
Como se sufre ambos lados de las clases sociales
Usted sufre en su mansión yo sufro en los arrabales
(AAHHHHH OK... AHORA DESCUBRIMOS QUE ELLA REALMENTE NO ES POBRE, SINO QUE ES RICA, PERO SU ESPOSO SE CREE QUE PORQUE ES RICO LA PUEDE ENGAÑAR... ALGUIEN ME PUEDE EXPLICAR QUE DEMONIOS ESTA PASANDO EN ESTA CANCION??? APARTE, QUE TIENEN QUE VER LA CLASES SOCIALES CON EL SUFRIMIENTO AMOROSO? RESENTIDO!)

Me dijo vente conmigo que sepa no estoy sola
Se hizo en el pelo una cola fuimos al bar donde estaban
Entramos precisamente él abrazaba una chica
Mira si es grande el destino y esta ciudad es chica
Era mi mujer
(UY... NADIE SE LO ESPERABA VERDAD?)

Que es lo que hace un taxista seduciendo a la vida
Que es lo que hace un taxista construyendo una herida
Que es lo que hace un taxista cuando un caballero
Coincide con su mujer en horario y esmero
(TE LO MERECÍAS IGUAL POR GRILLERO)

Me pregunte
Desde aquella noche ellos juegan a engañarnos
Se ven en el mismo bar...
Y la rubia para el taxi siempre a las diez
en el mismo lugar
(OH SI, ASÍ SE RESUELVEN LOS CONFLICTOS... GRANDE ARJONA)
https://youtu.be/KV1BIauCpzY
Si el Norte Fuera el Sur Análisis hecho por Camilo Reyes, o sea YO
Grado de Apestosidad 7 /10

El Norte y sus McDonald's basketball y rock'n roll
Sus topless sus Madonas y el abdomen de Stallone
Intelectuales de bronceado, eruditos de supermercado
Tienen todo pero nada lo han pagado

Con 18 eres un niño para un trago en algun bar
Pero ya eres todo un hombre pa' la guerra y pa' matar
Viva Vietnam y que viva Forrest Gump
Viva Wall Street y que viva Donald Trump
Viva el Seven Eleven

Polvean su nariz y usan jeringa en los bolsillos
Viajan con marihuana para entender la situacion
De este juez del planeta que lanza una invitacion
Cortaselo a tu marido y ganaras reputacion

Nota: Aquí vamos bien. Arjona sencillamente narra los pros y contras de vivir en el Norte (Por eso digo que medio me gusta)

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera
Y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera
Y si la deuda extranjera nos robo la primavera
Al diablo la geografia se acabaron las fronteras

Si el Norte fuera el Sur
serian los Sioux los marginados
Ser moreno y chaparrito seria el look mas cotizado
Marcos seria el Rambo Mexicano
Y Cindy Crawford la Menchu de mis paisanos
Reagan seria Somoza
Fidel seria un atleta corriendo bolsas por Wall Street
Y el Che haria hamburguesas al estilo double meat
Los Yankees de mojados a Tijuana
Y las balsas de Miami a la Habana, si el Norte fuera el Sur

Nota: Aquí es que se empieza a complicar la vaina:

¿Quien es el para criticar las penurias de los nativos de América? Desde el Encuentro de Colón al Nuevo Mundo, los aborigenes (incluidos los de Norteamerica) han sufrido maltrato, discriminación, persecución, etc. para que este carajo ponga por encima las desgracias de los aborígenes latinoamericanos con la de los norteamericanos. Ya que todos somos iguales ante la Historia.
Es injusto comparar héroes de ficción norteamericanos con líderes subversivos latinoamericanos. O utilizar a líderes de la izquierda haciendo cosas que suelen hacer los derechistas. Ellos de por sí son mas iconos capitalistas que comunistas.

Seriamos igual o tal vez un poco peor
Con las Malvinas por Groenlandia
Y en Guatemala un Disneylandia
Y un Simon Bolívar rompiendo su secreto
Ahi les va el 187, fuera los Yankees por decreto

Nota: Que yo sepa. Bolívar, lo único (fuera de sus heroicas hazañas) extraordinario que hacía era correr tras las mujeres (eso causo que muriera a tan temprana edad).

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera
Y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera
Y si la deuda extranjera nos robo la primavera
Al diablo la geografia se acabaron las fronteras

Si el Norte fuera el Sur, seria la misma porqueria
Yo cantaria un rap y esta cancion no existiria

Nota: Preferiría que cantara un rap o una versión de algún compositor venezolano, a que creara un versos ridículos pseudo-izquierdista en que Reagan y Somoza se confunden. Por que para mí SON LA MISMA VAINA.
https://vimeo.com/17795219
De Ves en Mes Análisis hecho por Mago Fernan
Grado de Apestosidad 10/10

De vez en mes te haces artista
Dejando un cuadro impresionista

(Metaforizar una menstruacion con el impresionismo no se le hubiera ocurrido ni al mas bizarro de los poetas beat... o si, pero hubiera sido una genialidad mientras que en vos es.... un asco)
Debajo del edredón

De vez en mes con tu acuarela
Pintas jirones de ciruelas
Que van a dar hasta el colchón

(Acuarela- ciruelas, rima barata...Jirones de ciruelas! al periodo!!! Permiso... voy a vomitar)

De vez en mes un detergente
Se roba el arte intermitente (detergente- intermitente... rima barata)
De tu vientre y su creación,
Si es natural cuando eres dama (Si, eso si, es mucho mas natural que menstrues cuando eres Dama que Caballero, como no.)
Que pintes rosas en la cama (Rosas en la cama.... Dios querido)
Una vez de vez en mes…

De vez en mes
La cigüeña se suicida (La cigueña se suicida y el repollo se marchita y la semillita se seca... etc etc etc)
Y ahí estas tú tan deprimida
Buscándole una explicación

De vez en mes
El cielo te roba el milagro (Por que el cielo? Que tiene que ver la esfera celeste con el periodo de fertilidad?)
El tiempo te hace un calendario (El tiempo te hace un calendario? Y eso que querra decir?)
De una vez, de vez en mes

De vez en mes
Tú me propones
Huelga de hambre (Lo que te propondra es abstinencia, no huelga de hambre)
Yo algo de imaginación. (Eso es lo que propones o a lo que te resignas?)

De vez en mes la luna nueva (Se ve que la niña no menstrua en cuarto creciente)
Viene a quitar lo que renueva (Quitar lo que renueva? Renovar lo que quita? Da lo mismo, bah!)
Y a colocar otra ilusión

De vez en mes soy invisible
Para intentar en lo posible
No promover tu mal humor (esta estrofa no esta tan mal... es mediocre, pero en tu caso es una honrosa excepcion)

De vez en mes no hay quien te aguante
Y es tu pecado estar distante
Y otro peor quedarme ahí(Que quiere decir pecado estar distante? pecado para quien? para ella? y que el se quede alli tambien es un pecado peor? para quien? No entieendooo!))
Y aunque hay receso obligatorio
Y el cielo se hace un purgatorio (El cielo un purgatorio... no es buena analogia. La logica hubiera sido un infierno pero en ese caso no hubiera rimado con obligatorio)
Te amo más de vez en mes

De vez en mes
La cigüeña se suicida
Y ahí estas tú tan deprimida
Buscándole una explicación

De vez en mes
El cielo te roba el milagro
El tiempo te hace un calendario
De una vez, de vez en mes

De vez en mes
Tú me propones
Huelga de hambre
Yo algo de imaginación.

De vez en mes
Tu vientre ensaya para cuna (Es una forma bonita- y cursi- de decir que se prepara para procrear. Aunque eso no es lo que ocurre cuando se menstrua, sino todo lo contrario... o ahora estamos hablando de la ovulacion?)
Tu humor depende de la luna (Vuelta a interferir los astros!)
Y yo te quiero un poco más (Aqui es donde hacer notar tu parte mas tierna... que no es el cerebro, como hubiera podido creer alguno)

De vez en mes
A ti te da por tomar siestas
A tus hormonas por las fiestas (fiestas? las hormonas de fiesta? Ah. la rima es para siesta perdon)
Y el culpable siempre yo (Culpable de las fiestas, de las siestas o de escribir canciones como estas? Bueno, he podido rimar yo tambien!!!)

De vez en mes
No hay más reloj que el de tu cuerpo
No hay más luz que la que das (Luz? Procurare contar con una mujer en esos días para los reiterados cortes de energía que azotan mi ciudad)
Es impresionante toda la rima barata que hay en sus canciones y eso no es todo plagia ideas de cantautores mas respetables:
Vivo justo detrás de la esquina no me acuerdo si tengo marido si me quitas con arte el vestido te invito al champan… (…) y después, para que mas detalles ya sabéis.. copas, risas, excesos ¿Cómo van a caber tantos besos en una canción?”
Joaquín Sabina - Peor Para el Sol 1992
Me dijo doble en la esquina iremos hasta mi casa después de un par de tequilas veremos que pasa para que describir lo que hicimos en la alfombra si basta para resumir que le besé hasta la sombra
Ricardo Arjona - Historia de Taxi - 1994
Así que Arjona, deja de ser un poeta de baño y vuelve a algunas de tus antiguas facetas (como la de basquebolista que ibas muy bien) y dejale el trabajo a poetas de verdad (Grande Jorge Drexler!!!)
Les dejo un video desconocido de una canción que sonó mucho aquí en Venezuela en la voz de un jovencísimo Arjona (1000 bolívares fuertes de premio para el que recuerde quien la interpretaba originalmente y en que época[fue tema de fondo en una telenovela de ese tiempo]):
https://www.youtube.com/watch?v=FdqoiV4-kQk
submitted by ernsthemingway to u/ernsthemingway [link] [comments]


2020.06.11 19:41 carol_barsan Madre con derecho intenta quitarme una blusa a la fuerza

Pues aquí vamos (es la primera vez que publicó algo así que pido disculpas por la mala redacción)
Elenco:
MD:madre con derecho PT:policía de la tienda M: Mamá (la mía obviamente) CT: cajera de la tienda Yo: pues claramente soy yo
Mi madre y yo habíamos tenido un día de compras en una tienda departamental que lamentablemente es conocida por estar llena de gente prepotente desde los cajeros hasta los clientes, pero era fin de temporada así que la mayoría de la ropa tenía descuento,así que ahí estábamos mi madre y yo en la fila para pagar acomodando las prendas, hablando de cosas aleatorias, en ese momento del monton de ropa saqué una blusa y me la probé de nuevo solo para confirmar que era mi talla, cuando de algunas personas más atrás en la fila escucho un estridente.
MD: TE VAS A LLEVAR ESO?!
Yo: em si.. Solo confirmaba la talla...
MD: PERO... NO TE QUEDA...
En ese momento no supe cómo reacciónar y solo me quedé helada en la fila hasta que la MD se acercó a mi y tomó la blusa queriendo quitármela de las manos.
MD : YA TE DIJE QUE NO TE QUEDA.. SUELTALA!
Yo: pero.. Señora....
Mi madre que estaba pagando sus prendas y pidiendo algunas cosas se dio cuenta del escándalo se acerco a nosotras
M: todo bien?
Yo: bueno.. Es que.. La
MD: NO ME QUIERE DAR LA BLUSA!
M: y porque debería dársela? Ella la tomó primero
MD: PERO ES QUE NO LE QUEDA! VEA LA FORMA DE LA BLUSA Y LA FORMA DE SU CUERPO! SIMPLEMENTE NO LE QUEDA...
M: señora calmese pofavor..
A este punto la MD había logrado parar la fila y que todos nos miraran y al gran circo que se había montado,el policía dea tienda se acercó para ver que sucedía
PT: todo esta bien señora?
MD: NO! ES ESTA NIÑA QUE NO ME QUIERE DAR LA BLUSA QUE IBA A COMPRAR PARA MI HIJA!
Yo: eh!? No!, Eso es mentira esta mujer me quiere quitar la blusa a la fuerza
M: es cierto... Mi hija solo estaba revisando la talla y esta mujer está armando un escándalo..
PT: eso es cierto señora?
MD: QUE NO! ESTA MOCOSA A PASADO A MI LADO Y ME QUITADO LA BLUSA Y NO ME LA QUIERE DAR!
el policía tenía cara de nos saber que hacer estaba segura que le daría la razón a la MD ya no quería mas problemas estaba dispuesta a dársela pero tampoco quería quedar como una ladrona de prendas ajenas, apenas mi madre quería hablar cuando la cajera interrumpió
CT: eso no es verdad... La chica tenía la playera desde el principio, fue la señora que se acercó y armo el escándalo
PT: señora.. Creo que se debe calmar y dejar ir a la chica con su prenda, no armemos mas escándalo y dejemos que los demás compradores paguen sus artículos..
MD: TODOS USTEDES SON UNA BOLA DE PENDEJOS! QUÉ NO VEN QUE ESA BLUSA NO ES PARA ELLA! ES MÍA ! ES MÍA!
La MD comenzó a berrear como una niña pequeña y por fin soltó la maldita blusa, aproveche el momento para poner todo en la barra de cobros y la cajera inmediatamente cobro la blusa
MD:NO ES JUSTO! ESA BLUSA ES MÍA!
a este punto sentía que se me iba a lanzar como un gato el policía puso una mano en su hombro evitando eso, la cajera cobro lo demás y lo puso en las bolsas
MD: NO ME TOQUES PENDEJO! QUE TE CREES! LLAMEN AL GERENTE! ME ESTA LASTIMANDO!
Nosotras nos dedicamos a tomar las bolsas y esperar a que la chica nos entregará el ticket
CT: hay mucha gente loca suelta no?
M: es mejor no hacer caso...
CT:lamento el revuelo.. Vuelva pronto.. Quizás haya menos locos..
Mi madre y yo nos reímos, salimos de la tienda y aún se escuchaban los gritos de la MD adentro
submitted by carol_barsan to padresconderecho [link] [comments]


2020.05.28 20:17 Aye-125 Madre con derechos quiere mi celular.

Esto paso hace 5 días atras (sabado),en plena cuarentena. 1ero los protagonistas de este quilombo de historia (aviso que este quilombo fue re largo)
Mc = Madre con derechos// nc= niño con derechos/// P: mi padre//Yo : como yo //P-1 y P-2 (policias)//
Primero que nada un poco de contexto.
Era un sabado como cualquiera,estaba en mi cuarto haciendo un dibujo a digital,eran las 11 de la mañana,entro mi padre a mi cuarto a saludarme y a decirme si tenia que algo que hacer sobre las tareas de las clases virtuales,le respondi que no,entonces me pidio si lo podia acompañar a comprar al supermercado.Le dije que claro,ambos nos pusimos un cubreboca,como unos guantes.
Llegabamos al super y tuvimos que esperar en la fila para entrar ,pero por suerte no habia mucha gente como otras veces,entramos y yo estaba mirando mi celular (porque llevabamos la lista anotada en el word de nuestros celulares),estabamos hablando de quien iria por cada cosa para hacer + rapido y no tardar tanto . El me dijo que el agarraria las cosas por la parte de las verduras/como recogeria las cosas del frio/ entonces yo le dije que iria por las bebidas/galletas/pan.
Nos separamos y ambos fuimos por lo que ya mencione (recuerdo aun perfectamente las palabras exactas)
Yo: *Agarrando las cosas de la lista o sea unas galletas* bien,algo mas de esta zona. *mirando la lista) (mi celular es un samsung galaxy 7).
Me fui para la zona donde estan las bebidas,y oh sorpresa aqui se viene lo jodido
Yo: (agarrando una botella de pepsi/ 2 de terma y 3 botellas de agua) (saco de vuelta mi celu para mirar que + faltaba)
Y escuche a alguien acercarse,pero claro no tome importancia pensando que debia ser otras personas buscando lo que tenian que comprar.Hasta que veo a una mujer con peinado estilo Karen con un vestido negro como unas uñas re afiladas ,y un mocoso de entre 7-8 años. La madre comienza a poner unas botellas en su carrito,hasta que dio la vuelta para recoger algun vino del otro lado,y el niño se acerca hacia donde estaba.
Nc: (se me acerca y me tira de la manga de mi campera) ey
Yo: Si?,necesitas que te alcance algo? (siempre digo eso porque ya se me hace comun ir a los supermercados y por mi altura,la gente me pida ayuda para bajarle algo que esta muy alto para ellos/as)
Nc: No,ese es tu celular? (mirando mi celu)
Yo: Sip,un Samsung galaxy 7,por?
Nc: me lo puedes regalar?
Yo: eh,lo siento niño pero no
Nc: (hace cara como si fuese a llorar,me mira y me pega una patada en la pierna izquierda) MI MAMI HARA QUE ME LO DES!! (y sale corriendo hacia donde fue su madre)
Yo: (agarrando otra botella solamente que de jugo y poniendola en una bolsa) (me saco la campera y me la ato por la cintura,debajo de esa campera tenia puesta uan remera sin mangas tipo musculosa)
Mc: hey tu!!
Yo: si? (me giro)
Mc: Porque no le das tu celular a mi hijo?,el lo necesita mas que vos.
Yo: Señora, con todo respeto no le dare mi celular,por + que su su hijo se lo merezca o no.
Mc: No me importa! dame tu celular (estira su mano hacia mi esperando a que ponga mi celular en su mano)
Yo: lo siento pero mi respuesta seguira siendo la misma NO.
Mc: COMO TE ATREVEZ A CONTESTARME!? (se acerca hacia mi) damelo niña
(Antes que nada,tengo 18 años,soy una persona que mide 1,76,y no soy de esas personas que tenga mucha paciencia y menos con gente que se comporta asi)
Yo: señora usted me ve con cara de niña?,ahora si me disculpa tengo que seguir con lo mio. (me doy la vuelta para irme,pensaba que eso ya habia parado no llego ni a la mitad del pasillo y siento a alguien correr detras mio como me agarran del hombro con fuerza,la madre me habia clavado las uñas cual gato enojado en mi hombro derecho)
Mc: Tu no te iras a ningun lado sin darme tu celular!!! (me agarra por el brazo izquierdo donde sostenia mi celular) mi angelito hermoso agarra ese celular,la chica no le molesta
Nc: (se acerca corriendo hacia mi brazo,agarra por unos 2dos mi celu)
Yo: (hago un movimiento bruto,liberando mi brazo izquierdo y levantando mi brazo hacia arriba) que demonios,señora usted es idiota o se hace!?
Mc: Dale tu celular a mi niño,el se lo merece
Nc: (Me comienza a dar golpes en la pierna) dame tu celular!!! ES MIO NO TUYO ZORRA!!!!
Yo: (ya harta del niño,lo empujo con mi pierna pero suavemente) mira señora si tanto quiere un celular pues compreselo a su niño o dele el suyo.Porque yo no voy a entregarle mi celular
Mc: Mi celular me lo robaron asi que dale el tuyo
Yo: que pena por su celular,pero no le dare ni mierda (me estaba yendo,pensando que ya habia parado todo y estaba llegando hasta donde estaba mi padre en la verduleria) (y otra vez la vieja con su nene me agarra por el hombro,esta vez clavandome fuerte sus garras en mi hombro)
Mc: Dame tu celular!!! mi nene lo necesita mas que vos!!!
Yo: Señora basta,ya le dije que no si tanto quiere un celular pues compralo!!! pero no te voy a dar mi celular!!!! (me giro y le pego una cachetada en la cara alejandola de mi) mi hombro pelotuda (debido a sus uñas,me habia rasguñado el hombro y encima tenia sangre)
Nc: (comienza a llorar) MAAMIII QUIERO SU CELULAAR!!!!!!!!
Mc: Mira lo que hiciste perra,le debes tu celular el se lo merece y vos no zorra malparida!!! (me pega una bofeteada)
Mi padre ve lo que sucede y entra en acción. (Aclaración mi padre es muy amable y paciente,pero cuando se meten conmigo esa paciencia desaparece,yo creo que a veces parece un león endemoniado,ademas el jamas es de pegarle a ninguna mujer excepto si se ve obligado a reaccionar asi por defensa propia ya sea suya o mía).
p: HEY!! (se tira en medio entre la madre y yo) se puede saber que sucede señora?!
MC:Esa estupida le robo el celular a mi angelito,y llevo desde hace rato diciendo que me lo regrese.
P: Señora..esa Estupida es mi hija y a mi hija NADIE LA LLAMA MALPARIDA,y se que es mentira que le robo su celular ya que es el de ella,desde que entramos lo tiene con ella.
Mc: Pues tu mocosa de mierda le debe su celular a mi angel,el se lo merece mas que esa fea.
P: Esa fea tiene algo que su mosoco no tiene, y sabe que es?
mc: no que?
P: Cerebro ahora si nos permite seguiremos con nuestras compras. (Me agarra por el brazo susurrandome algo en el oido) cuando te diga corre anda hacia los de seguridad..
Yo: claro pa creo que ya se lo que vas a hacer.
mc: (se acerca hacia mi,a punto de darme una bofeteada)
P: (la agarra por los brazos frenandola) Ahora ve a por ellos AYE! yo mantendre quieta a esta maleducada!!! Quieres herir a mi hija? Pues metete con alguien de tu tamaño.


Sali corriendo hacia los de seguridad,que por suerte habia 2,les dije lo sucedido les mostre mi hombro lleno de rasguñazos.Fuimos de vuelta hacia donde estaba Mc y P,llegamos y vimos a mc siendo agarrada por los brazos contra la espalda,por parte de mi parte manteniendola contra el suelo.

Los policias intervinieron,directamente preguntaron a la gente si vieron lo sucedido (porque mi padre estaba al rojo vivo de lo enojado que estaba),y todos dijeron lo mismo que vieron a mc como a nc,insultarme//e intentar quitarme mi celula/como vieron el como me perseguia.

Nos dejaron ir como si nada,a excepción de Mc y Nc,me entere el lunes que mi padre paso por el supermercado y pusieron una foto de Mc que tenia prohibido entrar ,causa intento de robo como herir y agredir a una persona.

Mi padre y yo nos cagamos de risa por lo sucedido.
submitted by Aye-125 to u/Aye-125 [link] [comments]


2020.04.13 18:27 HuachiBot [Megathread] Coronavirus #6

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

Los síntomas notificados por personas con COVID-19 varían desde aquellos que presentan síntomas leves hasta quienes se enferman gravemente.
Estos síntomas pueden aparecer 2 a 14 días después de la exposición al virus:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar (sentir que le falta el aire)
  • Escalofríos
  • Temblores y escalofríos que no ceden
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Pérdida reciente del olfato o el gusto
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
EE. UU. 1,035,045 58,964 5.7% 118,228 11.42%
España 212,917 24,275 11.4% 108,947 51.17%
Italia 201,505 27,359 13.58% 68,941 34.21%
Reino Unido 161,145 21,678 13.45% 0 0.0%
Alemania 160,004 6,314 3.95% 110,263 68.91%
Francia 129,859 23,660 18.22% 46,886 36.11%
Turquía 114,653 2,992 2.61% 38,809 33.85%
Irán 92,584 5,877 6.35% 72,439 78.24%
China 82,858 4,633 5.59% 77,578 93.63%
Brasil 73,166 5,083 6.95% 32,544 44.48%
Países Bajos 38,802 4,711 12.14% 0 0.0%
India 31,787 1,008 3.17% 7,797 24.53%
Suiza 29,264 1,380 4.72% 22,200 75.86%
Ecuador 24,258 871 3.59% 1,557 6.42%
Suecia 20,302 2,462 12.13% 1,435 7.07%
México 16,752 1,569 9.37% 2,627 15.68%
Pakistán 14,885 327 2.2% 3,425 23.01%
Chile 14,365 207 1.44% 7,710 53.67%
Japón 14,097 434 3.08% 3,187 22.61%
Corea del Sur 10,761 246 2.29% 8,922 82.91%
Filipinas 8,212 558 6.79% 1,023 12.46%
Noruega 7,660 206 2.69% 0 0.0%
Colombia 5,949 269 4.52% 1,268 21.31%
Argentina 4,114 207 5.03% 1,151 27.98%
Global 3,130,191 217,674 6.95% 937,571 29.95%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Fallecidos (%) Recuperados (%)
Ciudad de México 4,474 348 7.78% 2,254 50.38%
Estado de México 2,722 128 4.7% 1,993 73.22%
Baja California​ 1,397 190 13.6% 1,019 72.94%
Tabasco 890 106 11.91% 457 51.35%
Sinaloa 803 130 16.19% 493 61.39%
Quintana Roo 698 90 12.89% 298 42.69%
Nuevo León​ 646 14 2.17% 245 37.93%
Puebla 583 75 12.86% 310 53.17%
Veracruz​ 465 38 8.17% 120 25.81%
Tamaulipas​ 429 18 4.2% 180 41.96%
Coahuila​ 394 38 9.64% 177 44.92%
Chihuahua​ 381 73 19.16% 105 27.56%
Yucatán 378 23 6.08% 111 29.37%
Jalisco 316 25 7.91% 144 45.57%
Baja California Sur​ 300 15 5.0% 160 53.33%
Guanajuato​ 281 22 7.83% 101 35.94%
Sonora​ 260 30 11.54% 47 18.08%
Michoacan 250 37 14.8% 120 48.0%
Morelos 244 28 11.48% 69 28.28%
Guerrero 239 36 15.06% 93 38.91%
Hidalgo 226 27 11.95% 80 35.4%
Aguascalientes​ 198 5 2.53% 44 22.22%
Tlaxcala 159 17 10.69% 55 34.59%
Chiapas 141 6 4.26% 86 60.99%
Querétaro 123 12 9.76% 48 39.02%
Oaxaca 121 17 14.05% 35 28.93%
San Luis Potosí 85 8 9.41% 20 23.53%
Campeche 81 18 22.22% 48 59.26%
Zacatecas 68 7 10.29% 26 38.24%
Nayarit 67 11 16.42% 19 28.36%
Durango 56 6 10.71% 22 39.29%
Colima 26 2 7.69% 10 38.46%
Total 17,501 1,600 9.14% 8,989 51.36%
Fuente

Cronología

Febrero de 2020

El 27 de febrero de 2020, Hugo López-Gatell Ramírez —titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en México— informó que había un paciente hospitalizado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) que había dado positivo en una primera prueba de laboratorio a COVID-19.​
Al día siguiente, el 28 de febrero, se confirmaron los primeros casos: un italiano de 35 años de edad, residente de la Ciudad de México, y un ciudadano del estado de Hidalgo que se encontraba en el estado de Sinaloa. Ambos habían viajado poco tiempo atrás a Italia.​ Por la noche del mismo 28 de febrero, se oficializó un tercer caso en la Ciudad de México.​​ Estos últimos dos casos eran compañeros de trabajo que se infectaron al estar en contacto con un italiano durante una convención llevada a cabo en Bérgamo.​ Ese mismo día, y tras cumplir con los requerimientos sanitarios de China, el gobierno de México repatrió a tres connacionales que se encontraban en Wuhan.​
El cuarto caso se confirmó el 29 de febrero, y se trató de una joven del estado de Coahuila, de veinte años de edad, que había realizado un viaje poco tiempo atrás a Milán, Italia.​ Gatell Ramírez señaló que «en este momento, no hay razón científica o de salud pública para suspender actividades laborales y escolares, debido a que estamos en el escenario uno, que es trasmisión localizada en torno a los contactos. No hay trasmisión generalizada».​

Marzo de 2020

En marzo, se presentaron los siguientes casos:
El 1 de marzo, una joven de dieciocho años de edad que se encontraba estudiando en Italia junto con la joven de Coahuila confirmada el 29 de febrero, y que reside en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.​
El 6 de marzo, un habitante del estado de México, de 71 años de edad, que había viajado a Italia a finales del mes anterior.​
El 7 de marzo, un hombre de 46 años de edad, residente de la Ciudad de México.​
El 11 de marzo, el día que la OMS catalogó el COVID-19 como una pandemia,​ se reportaron cuatro nuevos casos: dos en la Ciudad de México y uno en Querétaro, todos ellos pacientes que habían regresado de un viaje a España y cuyas edades oscilan entre los 30 y 41 años. El caso restante es una mujer de 64 años de edad, del estado de México, que recientemente había estado en territorio estadounidense.​​
El 12 de marzo, otras cuatro infecciones se registraron en Querétaro, Puebla y Durango, todos ellos con edades superiores a los 30 años y con antecedentes de viaje a países europeos como España y Francia. Cabe señalar que uno de estos casos se propagó por contacto con una persona infectada.​
El 13 de marzo, la cantidad de infectados se incrementó a 26 casos, además de confirmarse la investigación de otros casos sospechosos en distintos estados del país.​ Entre los confirmados como portadores asintomáticos se encontraba Jaime Ruiz Sacristán, presidente del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores,​ al igual que otros ciudadanos en Durango, San Luis Potosí y Yucatán.​​​
Al día 14, se confirmaron un total de 41 casos de coronavirus en el país,​ así como una segunda recuperación de un paciente infectado en el estado de México.​ Hasta ese momento, Campeche era el único estado del país en el que no se habían presentado casos sospechosos o confirmados por COVID-19.​
El día 15, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 56, a la vez que se dio a conocer el tercer caso de recuperación, ocurrido en Coahuila.​
El día 16, la cantidad de casos confirmados por parte de la Secretaría de Salud aumentó a 82. Posteriormente, los gobiernos estatales de Sonora y de Tamaulipas confirmaron sus primeros casos positivos por coronavirus, por lo que la cantidad de entidades federativas con presencia de coronavirus llegó a 19.​
La cantidad de casos confirmados en el país superó el centenar el 18 de marzo, cuando se reportaron 118 casos, un incremento del 26% con respecto al resultado del día anterior (93 casos, el 17 de marzo). Si bien hasta entonces se habían registrado 787 casos negativos, todavía existían 314 sospechosos, además de casos de cuatro casos catalogados como «portadores» por asintomáticos en los estados de Jalisco, el estado de México y Puebla.​​ Este mismo día, la Secretaría de Salud confirmó la primera muerte por COVID-19 en México.​
El martes, 24 de marzo, el gobierno federal decretó el comienzo de la fase 2 de la pandemia por COVID-19 en el país, tras registrarse los primeros contagios locales.​ En opinión de Gatell Ramírez: «Seguiremos teniendo transmisión, la expectativa no es terminar con la epidemia de un momento a otro. También quiero ser claro que el éxito en la reducción de la transmisión, en vez de llevarnos a una epidemia corta, nos llevará a una epidemia más larga, pero esto es importante, porque lo que nos lleva es a administrar el riesgo. Quiere decir lograr que cada día haya menos casos que los que se pueden atender en el sistema de salud de México».​
El mismo día, 24 de marzo, un ciudadano mexicano murió en Perú por contagio de COVID-19, de acuerdo con un anuncio de la Secretaria de Relaciones Exteriores, dependencia que también notificó que el cuerpo habría de repatriarse como una operación humanitaria.​
El miércoles, 25 de marzo, el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó el primer caso de COVID-19 en esa entidad: una mujer que viajó a Nueva York, Estados Unidos.​ Hasta ese día, había un total de siete defunciones, 475 casos confirmados y más de 1600 sospechosos. Asimismo, cabe resaltar que solamente el 10 por ciento de las personas infectadas requirieron hospitalización, mientras que el resto recibieron atención médica ambulatoria. Los estados en los que se concentraban hasta ese momento la mayor parte de las infecciones eran: la Ciudad de México (82 casos), Nuevo León (52), Jalisco (46), Puebla (34) y Yucatán (29).​
El 26 de marzo, se dieron a conocer 110 nuevos casos confirmados, con lo que se elevó a 585 afectados por la enfermedad. Debido a este incremento, el IMSS anticipó que «se empieza a perder la trazabilidad de los contagios, lo que significa que ya no es posible conocer quién contagió a quién».​ La cantidad de muertes por COVID-19 se elevó a ocho, una de ellas en Quintana Roo.​ Ese día, la atleta Mariana Arceo reveló que se había recuperado de la infección que contrajo en un campamento en Barcelona a principios del mes.​
El 30 de marzo, se decretó la «emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor» en el país, ante la evolución de casos confirmados y muertes por la enfermedad.​ Hasta entonces se habían confirmado 1094 personas contagiadas y 28 defunciones en México, además de 2752 casos sospechosos y 5635 casos negativos. En total, se habían realizado pruebas por COVID-19 a 9481 personas en el país.​
El 31 de marzo, se reportó el fallecimiento de un médico de urgencias que trabajaba en la clínica 7 del IMSS de Monclova, Coahuila, al día siguiente de que muriera un paciente de la misma clínica por las mismas circunstancias. Esto llevó a la colocación de un cerco sanitario en el lugar y su reconversión como hospital especial para la atención de casos de COVID-19.​

Abril de 2020

El 1 de abril, de una suma total de 29 muertes por COVID-19 en México desde el inicio de la crisis y 1215 infectados oficiales, 35 ya se habían recuperado. México era, a esa fecha, el 45° país con mayor cantidad de infecciones por esta enfermedad, el primero de los cuales era Estados Unidos, con 214 482, seguido por Italia y España, con 110 574 y 104 118, respectivamente.​
El 2 de abril, la cantidad de casos confirmados se incrementó a 1500, los cuales se hallaron dispersos primordialmente en la Ciudad de México, en el estado de México y en Jalisco. Por otro lado, se registró un aumento de 13 defunciones más, la mayor cantidad de muertes diarias por COVID-19 en el país hasta ese momento. De acuerdo con Alomía: «Los adultos jóvenes en edad productiva y vida social son los que más contagian, y los hospitalizados graves y fallecidos son los adultos mayores». Cabe resaltar que la tendencia de aumento diario de casos se mantenía en un promedio de 150 casos, de acuerdo con registros de las autoridades sanitarias.​
El 3 de abril cerró con 1688 infectados totales oficiales en México, 60 muertes —el doble desde el principio del mes— y 633 recuperados. México era, a esa fecha, el 39ª país con mayor cantidad de infecciones, superado inmediatamente por Indonesia, con 1986 infecciones.​
El 5 de abril, las autoridades sanitarias de Baja California reportaron que Mexicali posee una curva de contagios ascendente similar a la de Wuhan, China, donde se originó el COVID-19, debido a que «los habitantes de esa región no han entendido que no tienen que estar juntos ni andar circulando en las calles».​
El 7 de abril los datos publicados mostraron un total de 141 decesos, 7526 casos sospechosos, 2785 casos confirmados y 15099 casos negativos,​ lo que refleja un incremento del 186,1 % con respecto a la semana anterior. En el caso de la Ciudad de México, que posee la mayor cantidad de pacientes infectados, sus cifras se triplicaron al registrar 141 casos confirmados en un día. Por otra parte, la mayor tasa de letalidad por COVID-19 recae en Ciudad de México, Sinaloa, Estado de México, y Quintana Roo. De acuerdo con Alomía: «La curva epidémica acumulada y la curva de incidentes en las últimas 24 horas se mantienen en una tendencia ascendente» en el país.​
El 8 de abril, si bien la cantidad de personas infectadas aumentó a 3181 además de 174 decesos como consecuencia de la enfermedad, las autoridades sanitarias revelaron que estiman la existencia de 26 mil casos de infección en el país de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Lo anterior implica que «por cada caso confirmado, hay cuando menos 8 que no han sido detectados por el sistema de salud nacional, ya sea porque no acudieron al médico o porque no se les aplicó la prueba de detección del virus».​ Se trata además del día con mayor cantidad de decesos en México —33, en total— desde que se registró la primera muerte.​
Un nuevo récord de decesos se registró el 14 de abril cuando las autoridades de Salud revelaron el fallecimiento de 74 pacientes de COVID-19 en el país. Asimismo, Alomía planteó la posibilidad de que se contabilicen 90 muertes más de casos sospechosos que presentaban síntomas similares a los de esta enfermedad.​ Hasta este día, la tasa de mortalidad es de 0,26 por cien mil habitantes, mientras que el 40 % de las víctimas infectadas se ha recuperado de la enfermedad. De forma similar, se reportó que 8 de cada 10 casos se recuperan «espontáneamente porque el sistema inmune elimina al virus en un periodo de 14 días y no registran secuelas o daños».​
El 15 de abril se reportaron 5847 casos confirmados en el país, y 449 decesos incluido el de una niña de 12 años de edad, la víctima más pequeña de la enfermedad. López-Gatell subrayó que «la epidemia ha acelerado su paso» en México.​ Las autoridades sanitarias estimaron que el pico máximo de la epidemia habría de ocurrir entre el 8 y 10 de mayo, y el 23 habría de ser «la etapa crítica de hospitalizaciones» por esta enfermedad.​
El 21 de abril, Hugo López Gatell anunció el inicio de la Fase 3, con la cual se mantienen las medidas de sana distancia, al menos hasta el 30 de mayo.​
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 29-04-2020 a las 08:00:19
submitted by HuachiBot to mexico [link] [comments]


2020.04.13 10:56 EscoriaGorgonita Fui funcionario público y termine siendo una porquería de persona

Tenía unos 20 años estaba recién egresado como administrador de empresas y desempleado. No salía de mi cuarto en casa de mis padres por qué no tenía ni un peso. Un amigo que era payaso de esos de las XV me pidió que lo acompañe a un evento donde iba a estar el candidato a alcalde en una rancheria del municipio. Mientras el hacia su show a los niños, el candidato graba un videoclip con la ayuda de unos jóvenes, al verme me pidieron ayuda para usar el botador de luz e iluminar al candidato mientras grababan. Les estaba quedando de la verga y el candidato no se sabía ni mover. El amigo terminó el show y aún no habían acabado de grabar. Total que al último (que no les salía nada ) dijeron: se aceptan sugerencias. Yo intervine diciendo que el discurso estaba largo (una cuartilla) y que el candidato no debe bajar sus manos de la cintura al hablar, les di varios tips que al final me pusieron a dirigir el clip. El candidato se sorprendió y me preguntó que si había estudiado para hacer videos, le dije que no pero que si sabía moverle. Me pregunto que si también lo podía editar, que no habría pago, pero que después veía donde me acomodaban si quedaba bien el vídeo. Acepte.
Edite el clip que duró 1 minuto y se lo lleve a su oficina. A la semana me habla mi amigo el payaso y me dijo que pasaron mi clip en un medio local, y que le había gustado al candidato como había quedado, pero no mencionó nada de trabajo. Pasan los días y el candidato quedó electo. A las semanas me habla una joven de un número desconocido, el alcalde me quería ver en la casa de la cultura. Llegue y me dijo que le había gustado como quedó el vídeo, que tenía buenas cualidades y que me quería en su equipo, se aventó un discurso como el del vídeo. "Cómo vez ¿Te gustaría ser director de cultura? 40 libres al mes, auto de municipio y vales de gasolina" Corte a. Mi primer semana como director de cultura. Conci a demasiada gente, la mayoría me trataba con mucho respeto, es algo increíble la seguridad que te da el cargo y el dinero. No gastaba en comida, ropa ni gasolina, todo se factura. Antes yo solo tomaba una caguama o dos, nunca había probado las drogas. Perdí a mis amigos "los de toda la vida" y comencé a salir con otros funcionarios inexpertos al igual que yo. Íbamos a los mejores bares y tables de Monterrey, compraba marihuana de varios colores y sabores, cocaína, tachas, LSD, poppers. Me volví un desquiciado, por qué después de las drogas, sin ellas la fiesta se vuelve aburrida y la vida también.
Casi dos años después, despertaba a desayunar unos tragos de whisky, unos toques de mota y cuartito de tacha y a "trabajar".
Solo iba a casa de la cultura a firmar lo que el Coordinador ( quién reconozco hacia mi trabajo y el suyo) dejaba en mi escritorio y me iba de cabrón en el auto del municipio. Poco a poco perdí el interés por todo, ya no disfrutaba la música, ya no disfrutaba el sexo, no me daba hambre (el hecho de comer me llegó a parecer una perdida de tiempo) sentía paranoia por las envidias de quienes te rodean. Total que me sentía de la chingada. Quería renunciar. Fui con el alcalde y le conté mi situación, el solo sonreía. Me negó mi renuncia, me dijo que era buen elemento (yo era una buena lacra) que estaba joven y que era normal sentirme así, "eso pasa cuando estás ascendiendo al poder" me saco mucho de onda por qué yo sabía que el alcalde también entraba duro a todo(drogas, putas y robos) pero siempre se vio muy sereno y feliz. Me dijo que esa semana lo acompañara a una junta en el municipio de Zuazua NL, y que si seguía igual de deprimido aceptaba mi renuncia y me pagaba al mejor psiquiatra. De nuevo acepte.
Fuimos en la camioneta blindada del alcalde junto con sus escoltas y algunos empresarios de la ciudad. Llegamos al municipio de Zuazua (casi no había casas, estaba muy jodido), yo pensé que nos veríamos con funcionarios de ahí o que la junta sería sobre cultura. Pero no, llegamos a una casa donde había muchas camionetas de lujo estacionadas afuera, y también otros escoltas. Me pidieron que me vendara los ojos y me quedara en la camioneta. Todos se bajaron menos yo, me dieron una corbata para que me vendara yo solo, pero no me puse ni madres. Ya cuando vi que se acercaban ya me puse la corbata, me bajaron y me dijeron que no viera. La verdad pensé que me iban a matar(en los dos sentidos) estaba temblando. "Cálmate" me dice el alcalde. " Vas a estar bien". Al parecer entre a esa casa y solo se escuchaban muchas voces de hombres como en un salón de clases. De pronto se calmaron. Y una voz muy fuerte: "FRENTE A TI HAY UNA PUERTA CERRADA, SOLO TIENES UNA OPORTUNIDAD PARA PASAR A TRAVÉS DE ELLA" Yo no sabía que pedo, estaba confundido. Para comprobar si en realidad había una puerta decidí tocar "nock nock". De pronto se escuchan aplausos leves y la puerta se abre.
" ESA PUERTA TENÍA UN CANDADO, NO INTENTASTE ABRIR ESA PUERTA A LA FUERZA POR LA PERILLA, PEDISTE QUE TE ABRIERA QUIEN ESTABA DEL OTRO LADO, Y ESA PERSONA ABRIÓ. BIENVENIDO" Me quitaron la corbata y ahí estaban todos esos hombres con togas negras, había algunas celebridades de la región, distingui a conductores de televisión y algún jugador de un futbol" Me hicieron desnudar para ponerme la toga (delante de todos) y algunos juramentos con espadas. Al final tenía el estómago revuelto, aparentaba estar tranquilo, pero mi cabeza estaba que explotaba, me sentía muy confuso. La reunión terminó como a las 3 de la tarde y nos dirigimos a un lugar cerca del municipio "ahorita vamos a comer, dijo el alcalde" Detrás de nosotros se fueron algunos pocos de los que estaban en la reunión. Llegamos a un rancho donde había una reja de alambre con palos, nos abrió un chavo que tenía como una discapacidad motriz. Entramos y había una casa de 3 pisos algo grande pero no era elegante, estaba mal pintada y se veía como abandonado. Al entrar al lugar había mesas muy elegantes y estaba bien decorado, había cuadros enormes y esculturas que parecían muy caras. Había un olor a comida muy fuerte, como fondita de la esquina. Una viejita nos recibe (ha de ser la abuela del alcalde, pensé) y abraza a todos los que llegaron, algunos solo al llegar le daban dinero o ya le llevaban una bolsa de regalo. Subimos al segundo piso donde había una salita y muchas puertas como de habitación, estaba una mujer de unos 30 junto con unas dos niñas de 12 - 15 saludo a todos, el alcalde y algunos de los que iban saludaron también a las niñas de beso en la boca. De las habitaciones salían a asomarse otras chicas también entre 12 y 16. El alcalde tomo a una de las que estaba ahí y otra que había salido de la habitación. Elige a una y agarra un cuarto, arriba hay más. La verdad que no me gustan las niñas pero había una chica que ya se veía más mayor que las demás, a la que nadie se llevó, una joven de unos 17 rubia muy hermosa, siempre sonriendo. Entre a una habitación con ella. Al salir bajamos al primer piso. Nos sentamos en una de las mesas y la viejita le pregunto al alcalde. Para toda la mesa? El contesta que si, pero que a mí me sirva la entrada especial. Me sirvieron un caldo con verduras junto con dos tamales gordos con una salsa roja y aguacate en rajas. El caldo parecía de res. Ni pregunté de que era. Los tamales eran de carne y estaban buenos, el caldo me lo comía de poco a poco, le puse limón y sal, mientras le revolvía con la cuchara salto un huesito como de anca de rana (pensé que era pollo) le quite carne con la cuchara y seguí comiendo con las verduras, pero mientras iba acabando el plato, note que había más huesitos con carne, en una de esas saco la pieza completa. Era una pequeña piernita humana, apenas se le formaban los deditos. Fue una sensación indescriptible, como desmayarme pero con los ojos abiertos, ya me había acabado los tamales. El alcalde se me quedó viendo como con el seño fruncido me hizo el ademán de que me callara. Todos estaban serios y también me decían que me calmara. Obviamente ya no comí, aunque ya no quedaba mucho que comer. Quería vomitarme del miedo y del asco.
45 mil cuesta ese platillo, sirve para que te dé fuerzas, los hombres lo necesitamos.
Todo el camino me hablaba que había más cosas que me faltaban por conocer y que llegaría muy lejos, "viste a los que estaban ahí? Puro chingon"
Llegue a casa ese día en la noche, llegué a vomitar tenía diarrea, me quería morir. Esa noche me dormí todo vomitado. En la mañana siguiente no toque el Whysky, ni la mota, ni las tachas, seguía con asco. Tenía mucho miedo. Quería ocupar mi mente en algo. Por primer vez le pregunté al coordinador "¿Que falta por hacer?" El se desconcerto ya que despues en 2 años quería trabajar en serio. Comencé a revisar todo lo que me mandaban, organice eventos, de lo que ganaba me lo gastaba todo en apoyar a los proyectos culturales de ciudadanos que solicitaban ayuda. A pesar de que el alcalde me volvía a invitar a las reuniones, jamás volví a ir, tampoco lo volví a acompañar a algún lado, durante ese año hice el trabajo que no hice en 2 años. El alcalde postuló a su esposa para la siguiente administración. Me volvieron a dar la dirección de casa de cultura. Pero está vez yo rechace el puesto. Agradecí lo aprendido al alcalde y le dije que quería ejercer mi profesión y que quería volverme un empresario "así como el" (la verdad es que ya quería huir del municipio cuánto antes). Nos dimos la mano me abrazo y me deseó suerte. Me fui a vivir a Monterrey a los meses, puse una tiendita de abarrotes, me case con la chica que contraté para ayudarme (ella tenía 20 años) y me aleje de mi pasado lo más que pude.
Después de ese día en Zuazua, jamás volví a tocar las drogas ni el whysky, jamás volvio a interesarme mucho el dinero, y nunca pero nunca, volví a comer caldo de verduras.
submitted by EscoriaGorgonita to mexico [link] [comments]


2020.03.01 11:38 Holykris18 Sueño de los Guardianes - Volumen I Parte 1 - Capítulo 4 La niña dentro de la flama

Hanna, la chica de cabello largo y oscuro, tímida, tartamudea siempre que habla con las personas, su atuendo de blusa de mangas largas y pantalón, dando una apariencia conservadora, su cabello ocultando gran parte de su rostro y llegando hasta su cintura, no importa si está parada, sentada o caminando, siempre inspira inseguridad. Desde la perspectiva de Chris, por lo que ha llegado a observar, ella es una persona introvertida, insegura y hasta inestable, pero eso no le importa en absoluto.
Lo que Chris ve en ella es una chispa, una que puede encender un futuro muy brillante, mientras ella claramente agarra determinación desde cualquier lugar Chris solamente se limita a aceptar cualquier cosa que ella vaya a pronunciar con su pequeña boca. Después del ritual de preparación para hablar tan largo que podrías cocinar una comida completa, ella empieza a hablar:
“De niña era normal, asistía a la escuela, me juntaba con otros niños, siempre ayudaba a mis padres en las tareas de la casa. Nada fuera de lo normal, hasta que desperté mi poder elemental. Siempre tuve muchísimo más poder elemental que los otros niños, tanto que los maestros de la escuela hablaban constantemente con mis padres sobre entrenarme para que llegara a la grandeza… Mi madre siempre se negaba. Ella me defendió de todo el asedio y mi padre me decía que hiciera las cosas a mi propio ritmo, que lo tomara con calma.
En verdad me sentía segura en mi casa y eventualmente dejé de asistir a la escuela y mis padres no se preocupaban por ello, al contrario, se sentían más seguros conmigo dentro. Pero un día todo acabó, el Lord de aquel entonces vino hasta la puerta e intentó convencerlos y de nuevo se negaron. Mis padres estuvieron toda la noche discutiendo sobre qué iban a hacer, eventualmente el Lord iba a llevarme por la fuerza y ellos iban a terminar sufriendo.
Siendo tan joven y en ese ambiente, terminé cayendo dormida y tuve pesadillas y para cuando desperté la casa estaba envuelta en llamas. Entre más me alteraba y asustaba más se avivaban las llamas, mis padres entraron a mi habitación y me resguardaron, y entonces perdí el conocimiento. Para cuando desperté estaba cubierta de vendajes y los curanderos me dijeron que mis padres me salvaron del fuego. Se sacrificaron por mí, el fuego era tan intenso que su poder elemental no fue suficiente para salir con vida.”
Ella, con su mano derecha temblando, evidenciando que su corazón late bastante fuerte y rápido, descubre su rostro en su totalidad, mostrando piel cicatrizada en poco más de la mitad derecha de su cara y con la luz de la fogata se ve claramente que su mano derecha y su cuello también se encuentran en esas condiciones.
Chris mantiene la compostura, mientras escucha con atención solamente pasa por su mente la posibilidad casi certera de que ese estado se extiende por toda la mitad derecha de su cuerpo. Mientras tanto, Hanna, gradualmente llenándose con un nudo en la garganta, empieza a hablar más fluidamente:
“Desde ese entonces pasé a vivir con mi abuelo y nadie volvió a intentar acercarse a mí, los niños me trataron muy mal, diciendo que maté a mis padres, la única persona además de mi abuelo que me trató como persona fue Lillian, ella me quiso ayudar a curar mis cicatrices, pero nunca pudo. Pero sí aprecio que ella me trate bien desde hace tanto.
A ella ni siquiera le importa mi apariencia, pues nació con ceguera. Incluso después de obtener el liderazgo de la nación siguió mejorando sus habilidades para curar mis cicatrices y hace tiempo para estar conmigo. En verdad es la mejor persona que he conocido.”
Chris se mantuvo firme y le pide que se detenga, que no tiene que forzarse tanto. Él simplemente pone una mano en su hombro y le dice que es suficiente, no tiene que decir más. Ella empieza a soltar en lágrimas y termina consolándole por un buen rato, hasta que quedó dormida.
Mientras duerme Hanna, Chris se queda viendo su rostro, más tranquilo que el bosque donde la sorprendió y empieza a estremecerse un poco, claramente teniendo un mal sueño. Chris solamente pone una mano en su frente y la calma un poco, y se despierta gradualmente. Apenas está amaneciendo y está hecha un desastre, y solo le da una leve sonrisa despreocupada y le dice “Será mejor que te prepares, será un arduo primer día”
Con una cara llena de sueño y balanceándose medio dormida Hanna está de pie a la luz del alba y Chris se posiciona en frente de ella a una distancia corta. ¿Qué me hará hacer? Es lo único que pasa por la mente de Hanna mientras intenta mantenerse despierta, golpeándose los cachetes para despabilarse y terminar de despertar, poniendo una mirada de determinación insegura.
De una bolsa Chris saca lo necesario para hacer una fogata y un pedernal y un pedazo de fierro. Las coloca en el suelo y le pide a Hanna que lo encienda, y con una expresión corporal de total incomodidad se dispone a hacerlo. Con un poco de la guía de Chris llega a encenderlo y avivarlo. Una vez encendida Chris le pide que se siente frente a la fogata y él se sienta del lado opuesto.
Con un aire de seguridad Chris se dispone a dirigirle unas palabras muy importantes: “Mi maestro, aunque me enseñara a ser un guerrero, en realidad era un adepto de Fuego y una vieja amiga también, así que créeme cuando te digo que tengo algo de experiencia real con el fuego, en cierto sentido.”
Le pide que tome sus manos, izquierda con derecha y derecha con izquierda y le dice que cierre los ojos. “¿Qué visualizas en tu mente en este preciso momento? ¿Acaso imaginas el incendio de tu casa, o imaginas solamente fuego?” Estas preguntas empiezan a retumbar en la mente de Hanna y empieza a alterarse. “Mantén la calma, presta atención a tu alrededor actual. No con la mirada, sino con todo tu ser. La fogata, aunque está calentando nuestros cuerpos, es una flama relativamente pequeña y tranquila. Con tus manos siente mi pulso, escucha mi respiración y sigue el ritmo.”
Hanna comienza a tranquilizarse, concentrándose en seguir su ritmo, poniendo total atención a la voz de Chris, cada vez hablando más bajo. “Imagina una vela, esa pequeña y uniforme flamita, una que se perturba con solo nuestra respiración. Visualízala entre tus manos y en ellas sientes los latidos de tu corazón. Sientes tu respiración y te das cuenta de una cosa, una simple pero grandiosa cosa, la flamita empieza a crecer, pero no violentamente, no, crece lentamente con tu respiración. Se está alimentando de ti, pero al mismo tiempo puedes sentir su calor, te da una sensación cálida que relaja tu cuerpo, te estás alimentando de la flama.”
Chris suelta las manos de Hanna y la observa detenidamente, “Mantén esa imagen, mantén esa sensación, graba en tu ser los sentimientos que tienes en este momento.” Y le pide que abra los ojos, y para su sorpresa la fogata está apagada. “Mira entre tus manos” dice Chris y Hanna se da cuenta de algo imposible, entre sus manos yace la flama de la fogata, pero tiene una forma uniforme y tranquila, como si estuviera en una vela.
Hanna se queda viendo la flama, su mirada sumergida en su interior y Chris pronuncia unas palabras que quedarían grabadas en su alma: “Esa flama representa tu ser, tu poder elemental mantiene y alimenta esa flama y dependiendo de con qué lo alimentes ésta tomara cierta forma e intensidad. Si sientes miedo la flama será inestable y si estás llena de pasión la flama será intensa.”
La mirada de Hanna, aún clavada en la flama, empieza a mostrar esa chispa que vio Chris desde el principio, incluso empieza a mostrar una leve pero muy dulce sonrisa y Chris decide grabar ese momento en su corazón. Acaba de avivar una flama que podría iluminar al mundo y empieza a sentir algo, ¿acaso su maestro se sintió igual cuando le entrenaba? Son cosas difíciles de explicar con palabras, por lo que no hay que pensar mucho en ello, si te hace sentir bien, ¿qué hay de malo? Y, sobre todo, lo que su maestro siempre le decía a Chris, “Sigue tu instinto”.
Después de un largo rato manteniendo la flama entre sus manos, Hanna descansa un poco y Chris la pone a meditar sobre ello, debe grabar y reproducir esa sensación con naturalidad, pues, después de todo, es parte de ella y negar su poder de fuego significa negarse a ser ella misma. Chris la pone a encender de nuevo la fogata y a repetir el ejercicio, esta vez sin su ayuda y después de estar unos minutos frente a la fogata logra el mismo resultado, y Chris le hace repetir el ejercicio más de veinte veces durante todo ese día.
Agotada de andar recolectando leña, encenderla y “agarrar” el fuego de la fogata, Hanna se retira a su casa con Chris acompañándola. Hanna se disculpa con Chris por tomar su tiempo de entrenamiento para entrenarla a ella y Chris solo contesta con un simple “Ya he estado entrenando por más de 10 años, entrenarte es mucho más divertido” y Hanna pone una cara graciosa de ¿En serio le divierte que quede agotada de tanto andar por el bosque?
Pero lo que dijo la deja intrigada, Chris dijo que ha entrenado por más de 10 años, ¿cuántos años estuvo con su maestro? ¿Acaso tuvo más de un maestro? ¿Qué cosas le habrán enseñado para moverse con tanta seguridad y naturalidad? Aún sin ser adepto de Fuego él sabe muy bien las bases, su maestro y una vieja amiga, ¿acaso estará hablando de Karen, la Shinigami? Todas esas preguntas pasan por la mente de Hanna mientras andan de camino a la casa de su abuelo.
Una vez llegando Chris se despide de ella y le dice que puede entrenar con velas si es que quiere practicar más. Una vez lejos Hanna se retira a su habitación y Chris se reúne con sus compañeros en la posada y se preparan para otro día de trabajo duro. A la mañana siguiente, Hanna se sorprende al ver a Chris en su puerta y le dice “Ya va siendo hora de empezar, vamos” y Hanna se prepara lo más rápido posible.
En lugar de ir al mismo campamento cerca del bosque, la lleva a correr alrededor de la ciudad, Hanna en verdad se nota que no está en forma a comparación de Chris, casi sin aliento, Hanna le pregunta el porqué de aquel ejercicio, y Chris responde “No importa si ejercitas física o elementalmente, lo que estás forjando es tu estado mental. Aún si es en combate o en un lugar tranquilo, debes mantener la mentalidad y tranquilidad. Otra vuelta y procura mantener el ritmo”.
Con la guía de Chris, Hanna empieza a tomar su ritmo, inhala por la nariz, un paso adelante, exhala por la boca, otro paso adelante, procura no aterrizar el pie con el talón. Después de terminar la segunda vuelta a la ciudad llegan al campamento del día anterior y la pone a encender la fogata. Esta vez ya no solo va a agarrar el fuego, va a encender más fogatas a partir de una. Eso eleva la dificultad para Hanna, pero el objetivo es claro, cada vez va a requerir más control y la mentalidad que le hace forjar es fundamental.
Y así, los días se volvieron semanas, todos los días corrieron, todos los días encendió fogatas, todas las noches jugó con las flamas de las velas de su cuarto, incluso en días lluviosos ella mantuvo encendidas las flamas para las fogatas, ahora ella tenía familiaridad con el fuego que sostenía en sus manos, las protegía y las alimentaba para que no se extinguieran. Llegado un día, Chris le pidió a Hanna que hiciera el primer ejercicio, del primer día… sin fogata. Hanna estaba confundida, pero aun así lo intentó.
Imaginó la flama, la alimentó con su poder elemental y ¡boom! Había una flama en sus manos, Hanna había creado fuego con su poder elemental, en lugar de avivar y controlar el fuego que ya había. Ese fuego era totalmente de ella, y lo contempló como la primera vez, “Esa flama eres tú” son las palabras que pasan por su cabeza, las palabras que Chris le dijo desde un principio, y siente, por primera vez, que empieza a conocerse a sí misma de verdad.
Y Chris ve en ella una sonrisa más brillante que la primera vez, tal vez ella no sea una guerrera, pero sí que su chispa se está volviendo más grande, ahora es una flama tranquila, se nota de lejos en sus ojos. Pero no es tiempo de sentimentalismos, Chris levanta un muro de tierra y le pone a Hanna el siguiente ejercicio: Atraviesa el muro y alcánzame.
Hanna es un alma gentil, pero sabe muy bien que, cuando lo dice Chris, todo tiene algún propósito o significado. Y lanza la flama y se apaga de inmediato, apenas se alejó de su mano y desapareció. Ahora la dificultad radica en mantener la flama alejándose y Hanna tiene claro el objetivo apenas con el primer intento. Ya con semanas de entrenamiento diario, Hanna y Chris pueden entenderse el uno al otro sin necesidad de hablar directamente.
Pasan los días y al fin la flama llega al muro, pero no le hace mucho, apenas y tiene unas cuantas ascuas en la zona de impacto, debe hacer la flama más grande y concentrada, lanzarla con más velocidad, no con fuerza, sino con poder. Y lanza una y otra y otra vez por días, hasta que una mañana, después de intentar toda la noche anterior, sin dormir ni descansar un minuto, Chris está dormido del otro lado del muro y un estruendo lo despierta. El muro no solo fue atravesado, quedó destruido y cada pedazo está cubierto en llamas y de entre el polvo en el aire sale Hanna con una bola de fuego en una mano y fácilmente cualquier adepto puede saber con la mirada que está concentrada una gran cantidad de fuego en una bola del tamaño de un puño.
Su mirada, llena de determinación, cambia repentinamente a una expresión de preocupación al ver que Chris está cubierto de los escombros y empieza a disculparse múltiples veces por el desastre. Vaya cambio de actitud, pero eso solo hace que Chris empiece a reír a carcajadas, “Destruir ese muro no solo era un ejercicio, también es una analogía, atravesar cualquier adversidad y seguir adelante. Esa fue la última enseñanza de mi maestro.”
Con una Hanna empezando a sacar lágrimas por terminar su entrenamiento, Chris lleno de satisfacción por ver cuán lejos ha llegado su alumna y el torneo a unas pocas semanas de empezar es como empieza una nueva vida para la tímida, pero gentil Hanna.
submitted by Holykris18 to u/Holykris18 [link] [comments]


2018.08.23 20:13 master_x_2k Zumbido III

Zumbido III

Estaba nerviosa, volviendo al lugar de Perra con el almuerzo en la mano. No era solo porque la había dejado sola con una bestia incontrolable compuesta casi por completo de colmillos, uñas, huesos y músculos. Era que era la hora del almuerzo.
Entre innumerables enfrentamientos con los matones, entrar en contacto con los Undersiders y el robo al banco, parecía que las cosas solían ocurrir al mediodía.
Me sentí aliviada cuando regresé y no había una carnicería. Una docena de perros me saludaron, muchos metiendo sus narices en la bolsa de papel que tenía. Navegué hasta Perra, que estaba sentada en una plataforma de bloques de hormigón junto a la pared abierta trasera. Sirius estaba acostado a su lado con su cabeza sobre su regazo.
“¿Comida?”, Le ofrecí.
Ella se inclinó hacia abajo, así que saqué una envoltura de souvlaki de pollo y una cocacola de la bolsa y se los entregué.
Cuando ella quitó el papel de un extremo de la envoltura, me encontré un lugar para sentarme en una parte de la pared que estaba incompleta o dañada. Los elementos habían desgastado los bloques de concreto, y algo de vegetación había logrado crecer en las grietas, lo que lo convertía en un asiento no del todo incómodo. Afuera, detrás del edificio, había un campo de césped sin cortar rodeado por una cerca de alambre. A medida que perdieron interés en la comida, los perros vagaron por ahí, persiguiéndose unos a otros o persuadiendo a otros a jugar, aplastando el césped tanto que podíamos verlos. La vista de su juego fue acompañada por una banda sonora de interminables ladridos y gruñidos.
Un perro blanco con cola cortada y manchas de color castaño en su cuerpo y sobre sus orejas se acercó a mí, sentándose para mirarme mientras tomaba mi primer bocado de mi envoltura.
Tragué saliva, y le dije al perro, “No. Esto es demasiado bueno para compartir, y probablemente no sea bueno para ti de todos modos.”
El perro ladeó la cabeza con curiosidad.
“Eres terriblemente bonita, sin embargo”, le dije.
Escuché un ruido de burla de la dirección de Perra. Me volví en su camino justo a tiempo para verla mirar hacia otro lado.
“¿Qué?”
“Nunca deberías tener un perro.”
Eso fue bastante duro, especialmente viniendo de ella. “¿En qué estás basando esto?”
“La mayoría de los dueños de perros son retrasados, y los más retrasados ​​son los que eligen un perro porque es lindo, o porque es bonito, sin saber nada sobre la raza, el temperamento, las necesidades del perro.”
Suspiré, “Vete a la mierda, Rache. Puedo decir que es un lindo perro sin decir que me lo llevaré a casa.”
“Lo que sea”, ella no quitó sus ojos de los perros en el campo de atrás.
“No, no me ignores. Quieres comenzar algo, bien. Pero si lo haces, debes escuchar lo que tengo que decir. Escucha lo que tengo que decir. Préstame atención, maldita sea.”
Ella se giró para mirarme. Ella no fruncía el ceño ni miraba con enojo, pero su mirada era tan desapasionada que me hizo sentir incómoda.
“Vamos, me conoces bastante bien. Todos los demás me describen como cuidadosa y cautelosa, aunque no estoy del todo segura de por qué. ¿De verdad crees que elegiría algo tan importante como un perro, una nueva adición a mi familia, sin investigar primero?”
Ella no respondió. En cambio, volvió su atención a los perros afuera.
“Claro”, dije. “No lo haría.”
No presioné las cosas más. Terminamos nuestras envolturas, desenterré una pieza del baklava envuelto en papel de aluminio de la bolsa, la dejé sobre el papel de mi envoltorio y enrollé la laminilla alrededor del resto para pasárselo a Perra. Cuando terminé de comer mi postre y lamer mis dedos, salté de mi asiento en la pared, encontré una pelota y comencé a tirarla para los perros.
“Toma”, me dijo Perra. Me volteé, y ella me entregó el bastón azul que sobresalía de la cremallera de la mochila. Era de plástico, moldeado para tener un mango con asideros en un extremo y una taza en el otro. Cuando un perro me trajo la pelota, presioné experimentalmente el extremo ahuecado hacia abajo y la bola se colocó en su sitio.
Cuando lo giré hacia adelante, la pelota salió volando, cinco veces más lejos que cuando usé mi mano. La mayoría de los perros salieron en estampida, corriendo para ser los primeros en agarrarlo o perseguir a los que estaban a la cabeza.
Fue agradable, disfrutar del sol, jugar con los perros, no tener responsabilidades ni presiones por el momento.
Me volví para mirar por encima de mi hombro. “¿Puedes hablarme sobre algunos de ellos? ¿Los perros?”
Perra frunció el ceño, pero no me rechazó. “Este es Sirius. Fue comprado como un cachorro para algún niño de doce años, luego creció demasiado grande y rebelde para quedarse en la casa. Fue encerrado afuera e ignorado, sus uñas crecieron demasiado y terminó con una infección en el pie. Decidieron que era más fácil dejarlo en un refugio que pagar por la atención médica. Como no estaba entrenado ni socializado, resultó demasiado salvaje y excitable para ser adoptado. Lo conseguí en la semana que iba a ser sacrificado.”
“Que gente de mierda”, miré a Sirius, que estaba durmiendo. “¿Cómo sabes la historia?”
“Conozco a algunas personas que se ofrecen como voluntarios en refugios, de cuando lo hacía yo. Me avisan si hay un perro que merece una segunda oportunidad. No muchos no la merecen.”
“Ah”
“Al que le estabas hablando hace unos minutos era Bullet. Ella es la más inteligente del grupo. Su raza anhela el ejercicio, están pensados para correr todo el día con los cazadores... excepto que ella fue utilizada como beta para calentar perros para uno de los grupos de peleas de perros de aquí y su hombro estaba destrozado bastante mal. Incluso con el hombro en el mejor estado que va a conseguir, le duele demasiado para que corra tanto como necesita.”
Vi a Bullet en la multitud. Efectivamente, ella se estaba quedando atrás del resto. Pensé que tal vez ella estaba favoreciendo una pierna.
“Si tu poder sana, ¿por qué no lo ayuda? ¿O el ojo y el oído de Angelica?”
Perra se encogió de hombros. “Lisa dijo que tiene algo que ver conmigo haciendo un ‘plano’. Es un balbuceo para mí. Todo lo que sé es que no ayuda a los problemas de salud más antiguos. Elimina la enfermedad y el cáncer, y los parásitos, y la mayoría del daño que sufren cuando son grandes. Eso es todo.”
“Creo que lo entiendo”, le dije. Miré a Bullet, que había dejado de correr y estaba sentada en el medio del campo, viendo a otros correr. “¿Todos ellos tienen historias como esa?”
“La mayoría.”
“Maldición”, sentí una punzada de simpatía por los animales.
La manada de perros regresó a mí, y un perro lanudo dejó caer la pelota a mis pies.
“Buen perro”, le dije. Tiré la pelota, con el objetivo de acercarla a Bullet, y la manada de perros salió corriendo otra vez, con más de unos pocos ladridos emocionados.
Perra y yo no estábamos conversando, pero ninguna de las dos era gente de conversación. Yo era demasiado torpe socialmente para mantener una pequeña charla por un período de tiempo prolongado, y Perra era... bueno, ella era Perra. Así que nos sentamos, pasaron los minutos entre cada intercambio de diálogo, y de alguna forma no me molestó. Me dejaba escoger y elegir de lo que estaba hablando con mucho cuidado.
“Es una lástima que los perros no puedan tener eventos detonantes”, reflexionó Perra en voz alta. “Si lo hicieran, algunas personas podrían pensarlo dos veces.”
Podría haber discutido los detalles, señalar que la mayoría de las personas no estaban al tanto de los pormenores de los eventos detonantes, podría haber argumentado que algunas cosas podrían empeorar si los perros pudieran obtener poderes. No se sintió necesario.
“Sí”, estuve de acuerdo.
Ese fue el alcance de ese diálogo. Disfrutamos de otro largo silencio y los perros compitieron entre sí para buscar la pelota.
El sonido de una botella que se rompió y gritos muy humanos perturbaron nuestra paz.
“Estos tipos otra vez”, gruñó Perra, moviendo la cabeza de Sirius de su regazo y saltando de su asiento sobre la pila de bloques de concreto. El labrador negro giró la cabeza para mirar mientras se dirigía al frente del edificio. Perra silbó por sus perros y Brutus, Judas y Angelica corrieron a su lado.
“¿Qué está pasando?” Llamé a ella, moviéndome para seguirla.
“Quédate adentro”, me dijo.
Hice lo que me pidió, pero eso no significaba que no tratara de acercarme, de tener una mejor idea de lo que estaba pasando. Me acerqué a una de las ventanas tapiadas en la parte delantera del edificio y eché un vistazo a través de un hueco en la madera contrachapada.
Perra tenía a sus perros de pie a su alrededor, y ella estaba parada frente a un grupo de aproximadamente siete personas. Variando desde los treinta a los doce años. No fue difícil descubrir con quién se identificaban. La mitad de los chicos eran rubios o teñidos de rubio, y los otros se habían afeitado la cabeza. La más joven era una niña de unos doce años que también se había llevado una cuchilla de afeitar al cuero cabelludo, dejando solo su flequillo y el pelo colgando alrededor de sus orejas y la parte posterior de su cuello. El detalle que confirmó mis sospechas de su afiliación fue el número ochenta y tres que vi grabado en una de las camisetas de los chicos en marcador permanente.
Los supremacistas blancos amaban los códigos en números. Si sospechabas si un número era uno de sus códigos, el número ocho era una buena pista, ya que aparecía mucho. Los ocho se refieren a la octava letra del alfabeto, H; Ochenta y ocho representaban HH o ‘Heil Hitler’, mientras que dieciocho apuntaban a Adolf Hitler de la misma manera. El ochenta y tres no era uno que hubiera visto antes, pero sabía que habría sido por HC... Heil algo. ¿Heil Cristo?
En cualquier caso, estos números habían sido una manera de mantener los sentimientos racistas por lo bajo, en torno a aquellos que no estaban afiliados, hasta que el predecesor de Kaiser formó el Imperio Ochenta y Ocho aquí en Brockton Bay. La movida había impulsado un ultimátum sobre los racistas más reservados en el área, forzándolos a unirse al grupo agresivo y activo en el ojo público o retirarse más hacia la clandestinidad. También había atraído a multitudes de supremacistas blancos más acérrimos de las regiones circundantes a Brockton Bay. Cuando las personas con poderes, incluido Kaiser, comenzaron a congregarse en el grupo, Brockton Bay se convirtió en un imán para ese tipo de cosas. Una de las colecciones más grandes de racistas al norte del cinturón de la Biblia.[1] Posiblemente sea la mayor congregación de supervillanos racistas.
El día en que el Imperio Ochenta y Ocho había obtenido su nombre no había sido un buen día para nuestra ciudad.
Un hombre, de unos treinta años, sostenía una caja de botellas de cerveza vacías. Sostuvo uno por el cuello, la arrojó al aire y la atrapó de nuevo, luego la azotó en dirección a Perra. Me estremecí más que ella cuando estalló explosivamente contra el frente de la puerta.
“Te dijimos que salieras de aquí”, le dijo con desdén.
“Yo estaba aquí primero.”
“No importa. Estamos reclamando este vecindario, y esos ladridos me están volviendo loco.”
“Lo dijiste antes. Prueba tapones para los oídos.”
Agarró otra botella y la arrojó con fuerza. Perra tuvo que inclinarse fuera del camino esta vez, para evitar que golpeara su hombro.
“No puedo hacer negocios usando tapones para los oídos, puta estúpida”, el hombre puso su mano en la cabeza de la niña parcialmente calva, que le hizo una mueca a Perra.
“Entonces no hagas negocios. No me importa.”
Cogió otra botella y luego se detuvo. Una lenta sonrisa cruzó su rostro mientras miraba a un adolescente que estaba justo al lado de la chica calva, “Una cosa sobre algo tan malditamente irritante como esos ladridos, es que nos hace hablar sobre cómo podemos lidiar con ellos. Tom, aquí, tenía mi sugerencia favorita. Dijo que podíamos empapar salchichas con anticongelante y arrojarlos al campo de allá. ¿Qué dices?”
Mierda. Miré por el interior del edificio buscando algo que pudiera usar como máscara, pero no había nada. ¿Por qué no traje mi disfraz? La situación estaba a un pelo de convertirse en un baño de sangre, y mi identidad civil era fácil de ver. Ni siquiera podía trabajar desde el interior del edificio, sin arriesgarme a que alguien hubiera oído hablar de mi poder o de cómo operaba, y que viniera detrás de mí.
Solo pude ver a Perra desde atrás, pero vi que volvía la cabeza para evaluar al grupo. Tal vez calculando cuánto tardarían sus perros en asesinarlos a todos.
“Si fueras a hacer eso”, dijo, “lo habrías hecho antes, y te mataría por ello. O tienes demasiado miedo para hacer algo al respecto, que deberías, o Kaiser te dijo que no me molestaras.”
Era la última actitud que hubiera esperado de ella. ¿Perra, ser sensata?
El hombre con las botellas se burló, “Nah. Verás, escuchamos ese aullido antes. Lo mismo hicieron algunos de nuestros vecinos. Kaiser nos dijo que nos portemos bien, pero como yo lo veo, si le decimos a Kaiser que comenzaste esta mierda, y pregunta por nuestra historia, va a escuchar que hubo aullidos antes de que hubiera peleas.”
“Sabes quién soy”, Perra los amenazó, “Conoces mis habilidades. ¿Realmente vas a joder conmigo, aquí? ¿Con mis perros alrededor? ¿De verdad?
Escuché, en vez de ver, el sonido de una pistola amartillando. El adolescente, al que identifiqué como Tom, levantó un arma en dirección a Perra.
“¿Sigues pensando que eres dura?” Se burló el hombre de Perra, “Las armas son el gran ecualizador, ¿sabes? Mi hijo aquí quiere un lugar en el Imperio, y para hacerlo, tiene que ganarse el privilegio. Estoy pensando que Asesinarte sería una buena forma de hacerlo.”
No esperé a escuchar el resto del diálogo. No había forma de que esto no fuera a terminar con violencia ahora. Me quité los zapatos, luego corrí con mis calcetines sobre el piso de concreto, manteniéndome lo más bajo que pude. Encontré el cuchillo que Perra había usado para abrir las bolsas de comida para perros, y luego lo metí en mi bolsillo trasero. Todavía no había nada que pudiera ver que funcionara como una máscara. Ni siquiera llevaba una sudadera o suficientes capas extra para usar una pieza de mi ropa como máscara. Hacía demasiado calor ese día.
Lo cual me dejó una opción muy desagradable.
Ejercí mi poder y me alegré de encontrar que el campo de hierba y el edificio medio construido tenían un buen suministro de bichos con los que trabajar. Los saltamontes migraron en mi dirección, y vacié un nido de avispas que se acurrucaba en la pared sobre el segundo piso sin terminar. Los jejenes que habían estado disfrutando de la gran cantidad de desechos de perros volaron en mi dirección, e innumerables hormigas y arañas formaron el resto del enjambre.
Todos juntos, fluyeron en mi dirección para reunirse en mi piel, trepando por mis piernas y mi torso, algunos girando hacia abajo para cubrir mis brazos. Como uno, cubrieron cada centímetro de mi cuerpo, incluso creando una masa sobre mi boca y gafas para oscurecer todo. No me hizo tantas cosquillas como pensé que podría, pero me estremecí.
Necesitaría una ducha después de esto. Diez duchas. Y pagaría por usar un gimnasio o piscina o algo así, así que no tuviera que soportar la ducha de porquería en el departamento mientras me limpiaba la piel. El noventa por ciento de mi razonamiento para diseñar un disfraz que cubriera todo mi cuerpo fue por esta misma razón, maldita sea.
¿Por qué no traje mi traje? ¿Por qué?
Me estremecí ante el rugido ensordecedor de un disparo. Esperé con la respiración contenida, hasta que escuché el murmullo de la conversación en la puerta otra vez, la voz de Perra. ¿Un disparo de advertencia?
Agarré mi teléfono celular del bolsillo y envié un mensaje de texto, seleccionando a Brian, Lisa y Alec como destinatarios:
Media docena de cabezas rapadas aquí. Al menos un arma. Necesito respaldo.
Mi teléfono vibró con una respuesta unos segundos más tarde. Brian:
n camino. estaba yendo a casa. tomará un minuto.
Sin respuesta inmediata de los otros dos. Mi teléfono mostraba la hora como la 1:38. Lo suficientemente cerca de la hora del almuerzo como para considerarlo una continuación del patrón. Iba a desarrollar un trastorno de ansiedad por esto. Le mandé un mensaje de texto con las instrucciones, informándole que busqué el edificio con la grúa.
Se habían juntado suficientes bichos para cubrirme, con muchos de sobra. Quería estar absolutamente segura de que estaba cubierta, así que los amontoné uno encima del otro, a varias capas de profundidad. Fue sofocante. Me forzaron a respirar por la nariz, y mi visión fue oscurecida por los insectos que se habían acumulado en mis gafas. Más que eso, hacía calor en medio del denso enjambre. Aun así, preferí soportar esto que arriesgarme a ser identificada.
Miré por la ventana tapiada más cercana por la que podía ver y vi que el grupo no se había movido. El hombre con las botellas dijo algo, pero no pude entenderlo. Ir a buscar el cuchillo y enviar los textos me había alejado del alcance del oído.
Volví corriendo a la puerta de entrada, manteniéndome medio agachada como antes, para asegurarme de que nadie me veía a través de los huecos en las tablas de las ventanas. Volví a ponerme los zapatos, me enderecé, respiré hondo y abrí la puerta.
“¡Jesús mierda!” Maldijo un cabeza rapada de veintitantos mientras me movía al costado de Perra. Tenía una vaga noción de cómo debía verme – una torre de insectos enjambrados con una vaga definición humana, dando la forma suelta de una cabeza, con vagas muescas en la ‘cara’ donde estaban mis ojos.
Incluso los ojos de Perra se ensancharon una fracción al verme.
“¿Qué carajo?” Ella murmuró.
Me quedé callada, manteniendo mi atención en el grupo.
El hombre botella me miró, luego habló en voz baja, “Tom, ¿verdad? ¿Harías los honores y te encargarías de este show de halloween?”
El adolescente giró la pistola en mi dirección, apuntando al nivel del pecho. Él sonrió, “Es un placer.”
La escena con Bakuda y sus secuaces no había sido muy diferente. La única diferencia era que Tom no dudó un segundo cuando se trataba de apretar el gatillo.
La fuerza bruta del disparo me dejó tambaleándome, y ni siquiera me había golpeado.
Me había agachado mientras salía hacia atrás, dejando a la mayoría de los bichos donde estaban sobre mí. Algunos se habían caído, pero la estructura general se había mantenido más o menos estable, y cada uno de los bichos se apretaban unos a otros y se extendían lo suficiente como para llenar el espacio vacío de la cabeza y el pecho.
Por lo que mis bichos habían experimentado, sabía que el disparo había pasado solo unos centímetros sobre mi cabeza, cerca del centro de donde estaba mi pecho. El enjambre donde me agaché era más denso, para sostener la estructura sobre ellos, así que no podía ver a través de ellos tan fácilmente. Solo podía esperar aguantando la respiración, con la esperanza de que los bichos me ofrecieran la cobertura suficiente para esconder mi yo real.
“¿Qué mierda?” Tom dijo. Moví los bichos frente a mis ojos para poder mirarlo parcialmente, y lo vi alejarse, con el arma aún levantada.
Había tomado prestado un truco de Grue, y pensé que tenía sentido tomar uno de Tattletale también.
Cuando hablé, siseé las palabras y, al mismo tiempo, hice que todos los bichos del enjambre hicieran ruido: zumbando, gorjeando y chirriando al ritmo de mis palabras, haciendo todo lo posible para parecer menos humana. “Las armas no van a funcionar cuando mi cuerpo está así.”
Poniendo mis manos en el suelo, trayendo la masa erguida de bichos conmigo, me arrastré hacia adelante un paso. Vi a casi todos en su grupo alejarse. Solo el hombre con las botellas permaneció donde estaba, y usó un brazo extendido para evitar que Tom también retrocediera.
Mi estratagema estaba funcionando. Como Tattletale había hecho con Glory Girl y Panacea, y de nuevo con Bakuda, podía hacerles creer que tenía poderes que no tenía realmente para confundir y despistar.
“¡Dispara, muchacho!” El hombre apretó con más fuerza el hombro de Tom.
El adolescente obedeció, disparando tres veces más contra el enjambre, apuntando demasiado alto para golpearme. Dos disparos más golpearon donde habría estado mi torso. El tercero pasó por mi falsa ‘cabeza.’
Tom, con los ojos muy abiertos de alarma, decidió cambiar de objetivo. Giró su brazo hacia mi derecha para apuntar su arma a Perra.
Me lancé hacia adelante, desenvainando el cuchillo y balanceándolo con un solo movimiento. Apuñalé a Tom en el muslo, mientras Perra evadía a un lado. A través de una combinación de mi ataque, que Tom tenga que ajustar su puntería y los movimientos de Perra, el tiro falló.
Cuando Tom cayó, colapsé el enjambre sobre él. Evitando tocarlo directamente, saqué el arma de su mano, recuperé mi cuchillo y apuñalé la punta del cuchillo en su palma para eliminar cualquier posibilidad de que él tomara represalias o agarrara su arma.
En un impulso, le pasé el cuchillo por la frente. Según Brian, los cortes en la frente rara vez eran graves, pero sangraban lo suficiente como para parecer graves. Era una técnica que los luchadores de lucha libre usaban con frecuencia, y una técnica que los boxeadores usaban para cegar a sus oponentes con sangre en los ojos.
Dejé algunos de mis bichos alrededor de Tom mientras me alejaba de él. Gritó frenéticamente y luchó por arrastrarse lejos.
Fue una estrategia más brutal de lo que me hubiera gustado, pero como yo lo veía, cualquier efecto que generara al herirlo así, con suerte evitaría que otros se unieran a la pelea, y llevaría a que menos personas se lastimaran a la larga. No me gustaban los seguidores de Kaiser, no tenía ningún respeto por ellos, pero no quería verlos destrozados por los perros de Perra.
“Este territorio es nuestro”, les gruñó Perra, mientras la gente retrocedía. Brutus, Judas y Angelica eran más grandes ahora, su piel se dividía con sangrientas espinas de hueso sobresaliendo de los huecos. “Fuera.”
“¡Kaiser escuchará sobre esto!”, Gritó el hombre de la botella.
“¡Fuera!” Gritó Perra.
Tom, todavía fuera de si por el dolor y miedo, saltó ante esa orden. Trató de ponerse de pie y falló, volviendo a caer al suelo con un grito desgarrador. Cuando extendió la mano, implorándole ayuda a sus amigos, la piel de sus manos y su rostro estaban casi completamente cubiertos de bichos y sangre. Hizo mucho para ayudar a asustar al resto para que se retiraran. La mayoría huyó.
El hombre botella avanzó cautelosamente hacia Tom. No me moví de donde estaba parada/ agachada mientras se inclinaba para ayudar a Tom a levantarse y cojear.
“Carajo”, murmuró Perra.
“Lo siento”, le dije, “espero no haber empeorado las cosas al intervenir.”
Ella sacudió su cabeza.
“Quiero decir, tal vez si no hubiera salido, no se hubiera puesto violento.”
“Él estaba juntando el valor para dispararme,” dijo. “Está bien.”
“¿Qué vas a hacer?”
“¿Qué?”
“Quiero decir, van a venir de nuevo. Quizás pronto. Dependiendo de lo que digan o con quién se quejen, podría haber personas con poderes la próxima vez.”
“Yo me encargaré.”
“Sé que este es tu espacio, creo que es perfecto, pero tal vez deberías considerar mudarte a algún lugar-”
Ella me dio una mirada dura. “¿Quieres ser golpeada hoy?”
Cerré mi boca
“Voy a entrar a recoger la mierda. Puedes ayudar, o puedes regresar. No me importa.”
Miré por encima del hombro en la dirección en que los skinheads se habían retirado.
“Te ayudaré,” decidí en voz alta. “Dije que lo haría, y es posible que necesites apoyo si deciden volver con refuerzos.” Además, le había enviado un mensaje a Brian para que viniera, y él necesitaría un resumen adecuado de lo que había sucedido.
Solo silbó dos veces para que sus perros la siguieran adentro, mirando hacia atrás para ver que aún la estaban siguiendo. Ella me miró, y no estaba del todo segura, pero pensé que tal vez no parecía tan enojada como solía estarlo.
[1] El cinturón de la Biblia o cinto Biblico (Bible Belt en inglés) es una franja al sur de Estados Unidos donde la gente es mucho mas religiosa y extremista.

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.07.31 17:13 master_x_2k Zumbido I

Brian era más rápido que la mayoría de los hombres de su tamaño. Dio un paso atrás para esquivar mi golpe, luego giró su cuerpo en lo que estaba aprendiendo iba a ser una patada. La cosa era que no sabía a dónde se dirigiría esa patada, y generalmente no se contenía con sus patadas de la forma que lo hacía con sus puñetazos. Sabiendo esto, siguiendo sus instrucciones de ser impredecible, me lancé hacia adelante y lo tacleé torpemente.
Su muslo me dio en el costado mientras movía su pierna, lo cual dolió, pero no tanto como habría dolido la patada. Aun así, logré derribarlo al suelo. Cualquier sensación de victoria que podría haber sentido fue efímera, porque caí con él, y él estaba más preparado para lo que venía después. Cuando golpeamos el suelo, él usó sus manos y su muslo aún levantado para llevarme a su derecha. Antes de poder orientarme, él se dio vuelta en mi dirección y se sentó a sobre mí.
Lancé un puñetazo a su costado, pero él me agarró la muñeca y giró mi brazo hasta que mi codo apuntó a mi ombligo. Agarré su camisa con la otra mano, con la esperanza de quitármelo de encima (ni de cerca), y también agarró esa muñeca. Ajustó su agarre en mi brazo derecho retorcido y sujetó mis brazos contra el suelo, extendidos sobre mi cabeza.
“Es un comienzo”, me sonrió.
Al darme cuenta de la posición en la que él me tenía, sintiendo la presión de sus muslos contra mis caderas, su peso descansando parcialmente en la parte inferior mi cuerpo, debo haber perdido algunas neuronas. Mi proceso de pensamiento se detuvo por completo. No ayudó que lo primero que mi mente interpretó con ‘comienzo’ era que esta posición nos llevara a algo más.
“Si seguimos así, podrías ser una buena luchadora”, elaboró. “Cuando estábamos en el suelo, aquí, y te empujé hacia un lado, deberías haber seguido el impulso. Obtener un poco de distancia. Si lo hacías rápido, podrías incluso haber estado de pie antes que yo, lo que sería una buena posición para atacar.”
“Mmm”, fue la respuesta más coherente que pude lograr.
“¿Vas a dejarla levantarse o estás disfrutando demasiado de esto?”, Lisa le preguntó, desde donde estaba sentada en el sofá. Ella tenía los brazos cruzados, su barbilla sobre un cojín. Tenía las manos cruzadas frente a su boca, escondiendo lo que sospeché que era una sonrisa divertida.
Brian sonrió mientras se ponía de pie, “Lo siento, Taylor. ¿Quieres intentar una ronda, Lise?”
“No estoy vestida para eso, es muy temprano en el día, y no le negaría a Taylor su diversión”, dijo, sin levantar la cabeza. Cuando le di una mirada irritada, ella me guiñó un ojo.
Brian y yo nos pusimos de pie y nos miramos, entonces ambos titubeamos, quedándome justo fuera de su alcance.
“Me sorprende que ustedes dos estén en buen estado para esto”, comentó Lisa, “¿No les duelen las piernas de estar a los brincos anoche? Tú especialmente, Taylor. Fuiste a correr esta mañana, ¿y ahora estás entrenando?”
“Si mis rodillas pudieran hablar, estarían gritando de agonía”, le respondí. Levanté mi mano mientras Brian se movía para atacar mientras yo estaba distraída, y él retrocedió de nuevo. “Pero mantenerme activa hace que mi mente no se preocupe.”
“¿Todo está bien?”, Me preguntó Brian. Me encogí de hombros, miré a Lisa.
“Taylor se fue a casa”, explicó Lisa, “Tuvo una discusión con su padre, regresó aquí. Podría quedarse un tiempo, ¿sí?”
“Sí”, le hice eco.
“Lo siento”, simpatizó Brian.
“Yo también”, dije. Me acerqué más, tratando de provocarlo para que se moviera, pero él no cayo con eso. “Amo a mi papá. Realmente nunca tuve esa fase que otros tuvieron, donde me sentiría avergonzada de estar cerca de él, donde no nos entendíamos. Pensé que éramos más cercanos que eso, hasta anoche.”
“¿Las cosas van a estar bien?”
“Realmente no lo sé”, respondí. Cambiando de tema, admití, “Está bien, estoy atascada. Estoy parada aquí, frente a ti, y no sé qué puedo hacer para que no terminar golpeada o arrojada al suelo. Si avanzo, hay un millón de cosas que podrías hacer para patear mi trasero. ¿Qué harías, en mis zapatos?”
“¿Honestamente? Hmm,” se relajó un poco, “Buena pregunta. Supongo que iría por la cosa más cercana que pueda usar como arma.”
“Aparte de eso. No hay nada que pueda agarrar que sirva para pelear sin lastimarte de verdad.”
“Creo que haría lo que estás haciendo, espera a que el otro tipo haga un movimiento.”
“Bueno. Entonces muévete.”
Él lo hizo. Dio un paso más cerca, fingió dar una patada, luego se agachó para intentar patearme los pies. Podía manejar eso al menos – Salté un poco para evitar su pie mientras se movía debajo de mí. Aun así, él estaba un paso por delante de mí, poniéndose en pie con la pierna extendida y usando su hombro para poner mi culo en el suelo. Tomé su consejo de antes, usando el impulso, rodando hacia atrás para crear cierta distancia, pero él tenía la ventaja de tener ambos pies en el suelo. Dio media vuelta y me siguió, movió su rodilla hacia adelante y se detuvo a unos centímetros de mi cara.
“Estás aprendiendo”, dijo.
“Muy lentamente.”
“Estás aprendiendo”, subrayó, “escuchas lo que digo, lo tienes en cuenta y casi nunca tengo que recordarte algo dos veces.”
Él me ofreció su mano, y cuando estiré la mano para tomarla, él se agarró a mi brazo. Agarré el suyo, y él me ayudó a levantarme.
“Vengo con café y desayuno”, dijo Alec, “que cierto líder del equipo fue demasiado perezoso para traer.”
“Oh, vete a la mierda, Alec”, respondió Brian, sin ningún veneno en su voz. Soltó mi brazo para tomar un café. “Te traigo algo nueve días de cada diez, de camino a aquí.”
“Ese es tu impuesto por la inconveniencia de que vivas fuera del departamento”, respondió Alec, avanzando hacia el sofá y dándonos a Lisa y a mí nuestros cafés. Lisa tomó la bolsa de papel y sacó unos muffins, entregándome uno. Me senté en el sofá junto a ella.
“Entonces”, se dirigió Brian al grupo, mientras todos caminábamos hacia los sofás. “Creo que es importante sacar algunas cosas del camino, ahora que sabemos para quién estamos trabajando, por qué y nuestras posibilidades para el futuro.”
Perra se instaló en el otro sofá con sus perros brincando a su alrededor mientras levantaba los pies a su lado. Eso dejó a Brian sentado en el espacio vacío entre Alec y yo. Me sentí dolorosamente consciente de dónde su pantorrilla y su brazo tocaban mi pierna y mi hombro. Había estado corriendo y luchando, probablemente estaba sudorosa. ¿Tenía olor? ¿Le daría asco eso? No pude evitar sentirme cohibida, pero me habría llamado más la atención si hacia algo al respecto. Traté de enfocarme en la discusión en su lugar.
“En primer lugar, no creo que debamos votar por mayoría sobre esto que propuso Coil. En lo que a mí respecta, esto es demasiado importante, cambia demasiado las cosas, para que sigamos adelante si alguien va a estar descontento o molesto. Llegamos a un consenso o no lo hacemos.”
No fui la única en asentir en silencioso acuerdo.
“Segundo, Alec, tengo que preguntar sobre lo que dijo Coil. Identidad pasada, tu padre. ¿Es esto algo que va a regresar y arruinarnos el día?”
Alec suspiró y se apoyó contra el brazo del sofá con un giro de sus ojos, “¿No hay posibilidad de que podamos ignorar eso?”
“No lo sé, ¿podemos?”
“Mi padre dirige su propio grupo en Montreal. Trabajé para él al principio.”
“¿Quién es él?” Presionó Brian.
“Nikos Vasil. Heartbreaker.”
Mis cejas se elevaron por eso.
Lisa silbó, “Después de que Coil soltara ese detalle, hice una lista mental de posibilidades. Lo tenía reducido a cuatro. Heartbreaker era uno, las piezas encajaban, pero era tan difícil de creer.”
“Él es grande”, dijo Brian.
“No”, Alec negó con la cabeza, “Da miedo. Él es de interés periodístico. Pero él no es gran cosa.”
Heartbreaker era lo que conseguías cuando alguien tenía un poder como el de Gallant, la capacidad de manipular emociones, y absolutamente ninguna compunción sobre usarlo egoístamente. A diferencia de Gallant, Heartbreaker no necesitaba dispararte con ninguna explosión de energía para afectarte. Solo necesitaba estar cerca de ti, y los efectos eran a largo plazo o permanentes.
A pesar de los intentos de Alec de minimizar quién y qué era su padre, era difícil ignorar el hecho de que había crecido escuchando lo que este tipo había hecho en las noticias de la noche, que había encontrado menciones de él en línea desde que comencé a navegar la web buscando cosas sobre capas cuando era niña. Heartbreaker encontró mujeres hermosas, las hizo amarlo, realmente amarlo, y formó un grupo similar a un culto con ellas sirviéndole todo lo que quería en bandeja, cometiendo crímenes para ganar su favor. Lo adoraban hasta el punto que estaban dispuestas a morir por él. Por conclusión natural, sus métodos significaban que tenía muchos hijos. Alec incluido.
“Maldición”, murmuré. Le pregunté a Alec, “¿Creciste con ese tipo?”
Él se encogió de hombros, “Era normal para mí.”
“Quiero decir, ¿cómo fue? Ni siquiera puedo hacerme una idea. ¿Las mujeres fueron amables contigo? ¿Qué- Cómo es que funciona eso?”
“Las víctimas de mi padre solo tenían ojos para él”, dijo Alec, “así que no, no fueron amables ni conmigo ni con mis hermanos y hermanas.”
Detalles” , Lisa dijo, “Vamos. Habla.”
“No soy una persona comunicativa.”
“Habla o te pateo el culo”, amenazó.
“Lo mismo digo”, agregué.
Frunció el ceño brevemente, luego cruzó un pie sobre el otro sobre la mesa de café, sentándose más profundo en el sofá con su café descansando sobre la hebilla de su cinturón. “Teníamos todo lo que podíamos pedir, en lo que respecta al dinero y otras cosas. Las víctimas de papá se ocupaban de las tareas del hogar, por lo que lo único que los niños tenían que hacer era cuidar de los bebés algunas veces. No tuve que ir a la escuela, pero algunos de mis hermanos y hermanas lo hicieron solo para no estorbar a mi padre.”
“¿Por qué?” Pregunté, “¿O es una pregunta tonta?”
“Eh. Es difícil de explicar. Él nos cultivó, como un proyecto eugenésico, se desviaba kilómetros de su camino para recuperarnos si un miembro de su ‘familia’ le era arrebatado. Montaba una maldita cruzada si era necesario. Pero cuando estábamos cerca, casi no nos prestaba atención a los niños. Cuando prestaba atención, era para disciplinarnos o ponernos a prueba. La disciplina por lo general significaba obtener una dosis de terror paralizante por no escucharlo, insultarlo o incluso mirarlo a los ojos, a veces. Las pruebas sucedieron en nuestros cumpleaños o si había tenido un mal día... intentaba generar un evento detonante. No se supone que sea tan difícil, dado que éramos capas de segunda generación, obviamente, pero él comenzó cuando teníamos unos ocho años.”
“¿Cuántos años tenías? ¿Cuándo se presentaron tus poderes?” Pregunté, con voz baja, sintiendo una intensa compasión no solo por las víctimas de Heartbreaker, sino también por los niños en esa situación.
Fueran cuales fueran mis sentimientos, Alec logró parecer aburrido con el tema. “Difícil de decir. Como no fui a la escuela, y nadie realmente tenía registros, perdí la cuenta de los años. Diez u once, tal vez. Yo era su cuarto hijo en mostrar poderes, y había dieciocho o más de nosotros cuando me fui. La mayoría de ellos eran bebés, sin embargo.”
Lo que lo hacía a él, no a Grue, el que tenía más experiencia y antigüedad.
Alec se encogió de hombros, “Así que sí. Trabajé para él durante tres o cuatro años. Hicimos trabajos, aprendí el oficio familiar. Me llamé Hijack[1] al principio. Él comenzó a presionarme. Creo que tal vez estaba teniendo problemas para afectarme de la misma manera que antes de que mis poderes se activaran, por lo que compensó eso dándome ordenes todo el tiempo. Presionó mis límites, me hizo hacer cosas que eran peligrosas, cosas que fueron difíciles para mi conciencia. Quería que me rompiera, que le suplicará que se detuviera, para tener el poder de hacer que yo hiciera lo que él quería.”
“¿Y?”
“Y él me ordenó matar a este pandillero común de un grupo que intentaba sacarnos de su territorio. Cuando terminé, él me dijo que lo había hecho mal, que tenía que volver a hacerlo con un cautivo que habíamos tomado, y sabía que no importaba lo que hiciera, él me haría seguir haciéndolo. Solo otra forma de presionar mis límites. Me había convencido a mí mismo de que no me importaban las personas a las que estaba lastimando o este tipo al que acababa de matar, y tal vez no. Quizás todavía no. No sé. Pero tenía tan poco sentido.”
Se encogió de hombros, “No vi una verdadera razón para quedarme. Me fui. Cambié mi nombre, conseguí una nueva identificación y también cambié mi nombre de villano.”
Había matado a alguien por orden de su padre, lo que lo convertía en el segundo asesino del grupo. Armsmaster debe haber desenterrado ese detalle y haber sacado las conclusiones correctas después de conectar a Alec con su alter ego anterior.
“¿Cuándo sucedió esto? ¿Este asesinato?” Pregunté en con voz baja, “¿Qué edad tenías cuando mataste a ese tipo?”
“Hmm. Me había ausentado unos dos años antes de que el jefe se pusiera en contacto conmigo, que fue más o menos en esta época el año pasado, así que tres años. Tendría doce o trece años.
¿Era eso perdonable? Le habían obligado a hacerlo, había estado en circunstancias jodidas sin una verdadera brújula moral para seguir, siendo un niño. Por la forma en que lo describía, sin embargo, no me sentó bien. Asesinato a sangre fría.
“Dijiste que perseguía a sus hijos si se iban”, dijo Brian, “¿Eso sucederá aquí? ¿Si se da cuenta de que eres uno de los suyos?”
“No sé. Tal vez. Apuesto a que enviaría a uno de mis hermanos o hermanas para hablar conmigo, y me pediría que volviera antes de que él hiciera algo más. Si eso sucediera, probablemente me iría antes de que venga en persona.”
“O podríamos apoyarte”, señaló Brian.
“O eso”, estuvo de acuerdo Alec, aparentemente ajeno a la muestra de camaradería. “¿Algo más? ¿Alguna pregunta más para su servidor?”
“Docenas más”, le dije, “pero creo que tenemos que hablar del otro gran tema del día.”
“Sí”, estuvo de acuerdo Brian. “Estoy menos que encantado de que no hayas mencionado esto, tengo mis preocupaciones sobre la posibilidad de que un tipo como él pueda ir tras de ti, tras nosotros, pero no hay nada que podamos hacer al respecto por el momento. Centrémonos en asuntos más urgentes.”
Lisa levanto los pies junto a ella en el sofá, “¿Pensamientos sobre el trato? ¿Antes de votar?”
“Tiene sentido para mí”, respondió Alec. “Es algo que pensé que acabaría haciendo eventualmente, controlar un territorio, ser el jefe de un área, dejar que los verdes lleguen sin grandes esfuerzos.”
“Podría ser un gran esfuerzo”, le dije, “Dependiendo de qué tan secreto se las arregle para mantener esto, y qué tan exitoso sea. Si esto sale mal, significa que estamos en contra de las capas que el Protectorado decida arrojarnos. Podríamos terminar con los equipos de Boston y Nueva York viniendo a resolver el problema, si se corre la voz de lo que estamos haciendo.”
“Llámame optimista”, dijo Alec. “No creo que se ponga tan mal.”
“Taylor me recordó lo que dije sobre el robo al banco y lo que terminó sucediendo.” Esto dicho por Brian. “Hemos tenido éxito porque, en general, elegimos nuestras batallas, nos lanzamos a la ofensiva y tomamos por sorpresa a nuestros enemigos. En situaciones donde no lo hemos hecho, y estoy pensando específicamente en nuestra lucha con Bakuda, realmente tuvimos problemas. Ahí fue cuando nos acercamos más a la muerte. Considera que seremos los que estén a la defensiva si mantenemos este territorio y enfrentamos a todos los que se acercan.”
“Podemos encontrarle una solución”, Lisa respondió: “Planes, recopilación de información, ataques preventivos. Tengo la información interna, y no hay nada que le impida a Taylor usar sus bichos para vigilar el vecindario. Además, Coil no dijo que no podíamos contratar a otros parahumanos, solo que cualquiera que quisiera trabajar en Brockton Bay tenía que doblar la rodilla ante él. Entonces, teóricamente podríamos reclutar otros parahumanos, si es que lo necesitáramos, aumentar nuestras fuerzas.”
“Mi problema”, elegí mis palabras con cuidado, “Es que suena demasiado bueno para ser verdad. ¿Qué pasa si no funciona? ¿Qué pasa si terminamos miserables, o si él nos traiciona, o si él no es tan bueno en esto como él cree que será? ¿Nos vamos? ¿Podremos hacerlo?”
“Me escapé de mi padre”, dijo Alec. “¿Sería tan difícil dejar a Coil?”
No tuve una buena respuesta para eso. “Supongo que no sabemos lo suficiente sobre él o los recursos que tiene a su disposición para decir.”
“Tengo mis reservas”, dijo Brian, “pero me da la impresión de que Coil va a seguir adelante con esto, independientemente de si estamos dentro o no. Prefiero estar en esto que estar sentado al margen, viendo cómo sucede.”
“Sí”, estuve de acuerdo, “Creo que en este momento, lo que podemos ganar al decir ‘sí’, y tener razón, supera con creces lo que podemos perder.”
“Entonces, ¿quién está a favor del trato?”, Lisa nos preguntó.
Levanté mi mano. Alec, Brian y Lisa se unieron a mí levantando la suya. Eso dejó a la única persona que no había participado en la conversación sobre el trato de Coil como el único voto negativo. Perra pareció despreocupada mientras frotaba el hombro de Brutus.
“¿Qué pasa?” Brian le preguntó.
“No me gusta. No confío en él”, no levantó los ojos de Brutus.
Me incliné hacia delante, “No digo que estés equivocada al no confiar en él, ¿pero por qué?”
Angelica, el terrier de un ojo y una oreja, la acarició con la nariz, y Perra la rascó detrás de la oreja. Perra explicó: “Habla demasiado. La única razón por la que la gente habla como él es si están ocultando algo.”
“No creo que esté tapando nada”, dijo Lisa, “mi poder probablemente me daría una pista si estuviera escondiendo algo.”
“Voy con mi instinto, y mi instinto me dice que no. Además, las cosas están bien tal como están.”
“Pero podrían ser mejores”, dijo Alec.
“Tu opinión, no la mía. ¿Hemos terminado aquí? Dijiste que no aceptaríamos el trato a menos que todos estuvieran de acuerdo con él, y yo no lo estoy.”
Brian frunció el ceño, “Espera. Supuse que discutiríamos esto, nos escucharíamos el uno al otro.”
“Nada de qué hablar”, Perra se puso de pie y silbó dos veces. Sus perros saltaron del sofá para seguirla. “Me voy a trabajar.”
“Vamos”, dijo Brian, “No-”
Lisa lo detuvo, “Esperemos, entonces. Dijo que teníamos una semana, que podemos permitirnos esperar uno o dos días. Perra, ve a hacer lo tuyo, quítalo del camino. Pero tal vez trata de estar más abierta a la negociación y la discusión cuando surja nuevamente.”
Las cejas de Perra se unieron en una mirada, no dirigida a nadie en particular. Volvió su atención a recoger las cosas que necesitaba: bolsas de plástico, algunas barras energéticas, correas y una mochila con una vara de plástico azul brillante que sobresalía de un hueco en la cremallera.
“Oye”, dije, “¿Puedo ir contigo?”
Me había dicho a mí misma que quería conectarme con estos tipos, y eso no iba a suceder si simplemente me relajaba y participaba solo cuando me invitaban. Tenía que hacer el esfuerzo. Dado a lo que estaba renunciando al estar aquí, pensé que me lo debía a mí misma.
Perra, sin embargo, no quedó impresionado. La mirada que me dio podría haber enviado a un pequeño animal huyendo por su vida.
“Vete a la mierda”, escupió las palabras.
“Oye. ¿Qué?” Estaba aturdida.
“Quieres venir y molestarme para que cambie de opinión. Bueno, vete a la mierda. No vas a entrar en mi espacio, metiéndote en mis asuntos, para obligarme a hacer o decir algo que no quiero hacer.”
Comencé a levantar las manos, en un gesto de apaciguamiento, pero me detuve. Perra tenía un estándar diferente para manejar situaciones sociales. Ella no entendía cosas como el tono, el énfasis, el sarcasmo, y el precedente la había llevado a asumir el sarcasmo y la agresión de cualquier declaración. Y no solo era con declaraciones, tenía la sospecha de que el gesto de levantar las manos podía verse como agresivo, o algo así como un animal que intenta hacerse ver más grande, intimidante.
Tuve que comunicarme con ella de una manera que dejaba el menor espacio para interpretaciones erróneas.
“Vas a encargarte de los perros rescatados, ¿verdad? ¿Eso es lo que haces cuando sales? ¿Tu ‘trabajo’?”
“No es asunto tuyo.”
“Coil dijo que estás sobrecargada. Te ofrezco un par de manos extra, para que puedas darle a los perros más de la atención que necesitan.”
“Pura mierda.”
“Basta”, Brian comenzó a levantarse, “Tienes que calmarte-”
Puse mi mano sobre su hombro y lo empujé hacia abajo. “Estoy bien. Rachel, voy a hacerte un trato.”
Sus ojos se entrecerraron.
“Pienso que mi último trato fue bastante justo, ¿Podrías escuchar este?”
“Bien.”
“Déjame acompañarte. Ayudaré donde pueda, quizás hablemos, pero no hablaremos de Coil, a menos que lo menciones. A cambio, si lo menciono, o si trato de manipularte de una forma u otra, puedes darme un golpe libre de consecuencias.”
“Un golpe sin consecuencias.”
“Un golpe, como quieras, donde quieras pegarme. Sé que Brian dijo algo acerca de que no haya repeticiones del día en que nos conocimos, nada de peleas dentro del grupo o lo que fuera, pero esto sería una excepción. Totalmente permitido.” Eché un vistazo a Brian, que solo me miró con preocupación y meneó la cabeza con fuerza.
“Nah”, Perra respondió, “Me molestarás de alguna otra manera.”
Impulsivamente, le dije: “Entonces, ¿qué tal esto? Si terminamos, volvemos aquí, y resulta que arruiné tu día, obtienes ese tiro libre.
Ella me miró por un momento. “Así que solo tengo que aguantarte por unas horas, ¿y luego puedo tirarte los dientes?”
“No”, dijo Brian, levantando la voz.
“Sí”, le dije, dándole a Brian una mirada penetrante. “Si menciono la reunión antes que tú, o si te molesto.”
Ella me miró, “Lo que sea. Si estás ansioso por ser golpeada, es tu funeral.” Ella se quitó la mochila y me la arrojó. La atrapé con ambos brazos. Más pesada de lo que parecía.
Mientras me apresuraba para ponerme las zapatillas, Alec me susurró: “Estás loca.”
Tal vez. Probablemente. Pero no podía pensar en una mejor manera de acercarme a Perra.
Esperaba que esto no fuera algo de lo que me arrepintiera.
[1] Hijack: Secuestrar o tomar el control de un vehículo o una señal.
submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.07.31 02:13 Daniel_Acvd00 DONES TESTIMONIO BASADO EN EXPERIENCIAS REALES

Mi padre murió en el 2012, su salud minada por la vejez hicieron que la muerte me lo arrebatara, amándolo mucho. Su pérdida me afectó tanto que sufrí depresiones y ataques de ansiedad al pensar en el. Mi mente y mi corazón estaban tan lastimados que comencé a enfermar y a pasar por momentos muy difíciles. Mi desesperación por tenerlo cerca de nuevo me llevaba a soñar con él en lugares extraños y donde lo veía como lo recordaba, joven, apuesto y muy fuerte, mientras que yo en mis sueños era una niña de nuevo. Sus ojos reflejaban paz cada que lo veía en mis sueños y eso me angustiaba. Una noche y después de quedarme dormida llorando su pérdida por enésima ocasión, lo soñé de nuevo, mi espíritu y mi mente deseaban eso: al menos verlo en sueños, aunque nunca lo escuchaba decir nada. Su rostro y sus ojos parecidos a los míos hablaban un lenguaje invisible que decía: “todo estará bien”. En esa ocasión él en mis sueños me hablaba y me tendía la mano para que me fuera con él, sus ojos que hasta ese momento eran alegres ahora reflejaban una tristeza y en mi mente lo escuchaba decir que se sentía solo y que deseaba que lo acompañara. Yo sin dudar estiré el brazo para tomar sus manos y antes de que eso sucediera algo me detuvo, debajo de mis pies pude sentir la presencia de mi esposo, que dormía por un lado mío. Lo veía ahí tendido en la cama y con un rostro de angustia, mientras que con su mano me tomaba de los tobillos para que no me fuera.
📷
Sentí que el espíritu de mi padre me tenia aprisionada del brazo, sentía la presión y la molestia de sus dedos al aferrarse a mí. Llegó un momento en que su rostro hizo una mueca de tristeza y me soltó dejándome caer sobre mi esposo, en ese momento desperté del sueño jalando aire con esfuerzo y vi que estaba encima de mi marido el cual dormía y estaba inquieto. Por esa noche ese sueño me inquietó y traté de dormir pensando en que significaba todo eso.
Por la mañana, lo primero que sentí fue un dolor en el brazo, sentía como la piel me ardía y al verme sufrí escalofríos al percatarme que tenía unas marcas de dedos en el, estaba marcado como si en realidad mi padre me hubiera tomado con mucha fuerza. Le conté a mi esposo lo que soñé y el aunque renuente me creyó. Intenté descifrar todo eso y me di a la tarea de buscar ayuda de alguien que pudiera interpretar lo que me sucedió y así llegué con una curandera amiga de una conocida, al verme y platicar con ella me aclaró muchas dudas y me dijo otras que solo yo sabía por lo que creí en esos dichos.
Mi padre había sido descendiente de gitanos provenientes de Italia que llegaron a México durante la guerra. Se establecieron aquí y mi bisabuelo en aquel entonces hizo alguna especie de pacto con algún tipo de ser obscuro, para obtener ciertos favores. Al morir le pasó “la maldición” y la “habilidad” de poder ver a los muertos y hablar con ellos a mi abuelo el cual recuerdo que siempre cargaba una pequeña bolsa que nadie más que el podía tocar, al preguntarle sobre el contenido el siempre me respondía en tono de burla y con el rostro serio que dentro estaban “los pelos del diablo” Luego este al morir “heredo” a mi papá sus dones.
Nunca entendí muy bien como era que funcionaba; pero el siempre se anticipaba a las cosas, sabía que iba a suceder malo o bueno. Veía la verdadera escancia de las personas y nunca erró en una opinión acerca de la gente. Cuando el muere, no le pasó los dones a su primogénito, ya que su familia era algo especial y se podía decir que mala en ciertos aspectos. De tal suerte que esas habilidades se las heredó a su hija más querida, Yo. Sin embargo nunca desarrollé habilidades ni dones, mi padre nunca quiso involucrarme. Sin embargo la curandera me reveló algo que hasta la fecha sigo meditando y buscando la razón.
Mi padre siempre se presentaba conmigo en mis sueños y estos eran bastante claros, eran como pensamientos o situaciones que en realidad había vivido con él. Y eran más frecuentes cuando estaba en una situación depresiva, o con problemas, el simplemente se presentaba y me mostraba el camino a seguir. Yo lo creía así por que en mis sueños siempre era niña o más joven y recuerdo que el decía que la mejor etapa de mi vida con él fue esa precisamente, por eso el me quería ver así. De tal suerte que la curandera trabajaba con ángeles para poder contactar a los espíritus y en esa ocasión le dije el nombre de mi papá y esta inicio el llamamiento a través del ángel que podía contactar. Después de decir su nombre, según mi padre se presentó en aquella habitación y comenzó a hablar con la curandera diciéndole cosas tan intimas y tan ocultas que el solo hecho de que me las haya mencionado hicieron que sintiera escalofríos y ganas de salir huyendo de ahí.
Mi padre le contó que siempre me estaba cuidando, que en los momentos depresivos y de situaciones feas en mi vida, venían seres obscuros para causarme más tormento y el sin descanso los alejaba de mi. De tal suerte que su familia, al ser gobernada por estos seres me causaba conflictos y lo irónico es que a pesar de eso yo no podía alejarme de ellos porque servía como protección al ser un vinculo con él y con su familia, a pesar de su negatividad el siempre aun después de muerto velaba por ellos. Yo sentí que tenía done; pero nunca los desarrollé y no tuve quien me enseñara ese camino. Luego de la visita del ángel me confirmó lo que sospechaba: que siempre me cuidaría y que nada podría dañarme. Pero que debía escoger un camino, el cual todavía no se.
En la actualidad vivo bien con los mismos problemas de todos. Hay veces en que puedo “ver” a mi padre en mis sueños y en lugares insospechados, como vigilándome. La familia de él me aborrece y sin embargo sigo frecuentándolos. Vivo con mi esposo y tres hijos y puedo sentir y ver que algo no anda bien en ciertas personas, incluso hay gente que dice que emano una energía muy inquietante. No lo sabría decir con exactitud y quizás nunca lo haga, ya que no deseó desarrollar ningún don.
submitted by Daniel_Acvd00 to u/Daniel_Acvd00 [link] [comments]


2018.07.24 04:47 UchihaSkywalker Sasuke Shinten. Capítulo I

Sasuke Shinten. Capítulo I
Nuevamente, todos los créditos de la traducción del Japonés al Inglés a Organic Dinosaur. Este es el capítulo I de la novela (PARTES 1-5). El prólogo está en otros post dividido en dos partes.
Traducción original del japones al inglés para: https://twitter.com/OrganicDinosaur
Link del capítulo en inglés: https://www.reddit.com/Naruto/comments/911cnq/translation_sasuke_shinden_chapter_1_section_1/
https://www.reddit.com/Naruto/comments/91oxq4/translation_sasuke_shinden_chapter_1_section_1/
https://www.reddit.com/comments/93meo3
https://www.reddit.com/comments/9ajf6b
https://www.reddit.com/comments/9coikb

Novela Sasuke: Prólogo (Parte 1)Prólogo (Parte 2) → Capítulo I

Pixiv Id 15629111
CAPÍTULO I
PARTE 1 (pág 38-48)
-¡¡KONOHAMARUSENSEIIIIIIII!! ¡¡¡Mejórate pronto 'ttebasaaaa!!
Boruto abre enérgicamente la puerta de la habitación del hospital. Su voz alegre y vigorosa se puede escuchar en todo el hospital. Por supuesto, Boruto irrumpe en la puerta primero. Él tiene buenas intenciones, pero se ha quedado completamente con las manos vacías. Sarada entra a continuación:
- ¡Boruto! ¡Estás siendo ruidoso y molesto! ¡Como esta es una habitación de hospital, debes estar tranquilo!
Ella está sosteniendo un ramo de sakura en su pecho. ¡Por último Mitsuki entra tranquilamente a la habitación.
Solo ha pasado un día desde que Konohamaru fue hospitalizado, pero ya se ha aburrido de él. Está feliz de ver a sus amados estudiantes, y la alegría de su visita se extiende inadvertidamente a través de su rostro. Él comienza a preguntarles sobre su misión. Intenta hablar con ellos de una manera compuesta como su shishou, para preservar su dignidad. Boruto responde que no había uno. Así que es por eso que decidieron hacer fila desde temprano por la mañana.
-Qué quieres decir con 'Hacer fila’? ¿Para qué?
-¡Para esto!
Mitsuki está sosteniendo una bolsa de papel en sus manos de donde saca un paquete cuadrado. El nombre de la tienda está escrito en el papel de regalo. Es algo de una confitería japonesa que ha sido muy popular últimamente. Es famoso por hacer estas exclusivas fresas daifuku. ¡Solo hacen 400 de ellos por día! El rumor es que si no te metes en línea incluso antes de que abra la tienda, no podrás comprar ninguno.
Sarada confirma deliciosamente que todos se pusieron en línea temprano para estos daifuku de fresa. Mientras ella habla, coloca las ramas de sakura en un jarrón de flores. Boruto toma la caja de Mitsuki. ¡Parece que no puede esperar más! Él arranca el papel de envolver y abre la tapa. Los daifuku de fresa están envueltos en papel japonés y cuidadosamente alineados en filas.
Konohamaru concluye que podrían haberse metido en la fila por sí mismos. Aunque su corazón está animado por su intención, parece un poco decepcionado.
Mitsuki quiere preparar un poco de té y le pregunta dónde puede obtener un suministro de agua caliente. Konohamaru interviene y dice que quiere hacerlo. Con la ayuda de Mitsuki, Konohamaru saca las muletas de su cama. Como ha estado postrado en cama, se ha sentido un poco inquieto y deprimido. No ha podido hacer mucho, entonces sale entusiasmado de la habitación.
Mientras tanto, Boruto toma algunas sillas que están cerca de la habitación del hospital y las organiza en círculo. Todos se sientan. Sarada está sorprendida y preocupada de que haya ninjas que puedan herir y hospitalizar gravemente a alguien como Konohamaru-sensei. Mitsuki asiente con total acuerdo con ella. Pero al menos ninguno de los otros pasajeros resultó herido, por lo que deberían estar contentos por eso.
Sarada enciende la TV. El intervalo de transmisión se está emitiendo actualmente un programa de noticias. Es solo un poco antes del mediodía. Hay una joven rubia en la pantalla; están apuntando el micrófono hacia ella, parece ser una especie de entrevista.
-¿Quién es ella?
Sarada inclina la cabeza hacia un lado.
-Ese es Himeno Lilly. Sarada, ¿tú no sabes nada de ella?
Dice Boruto con los ojos muy abiertos.
-Bueno, eso es porque no veo mucha televisión. Entonces, ¿quién es esa niña? ¿Una estrella de televisión?
-Ella es una idol. Ella es popular hoy en día, por lo que aparece en la televisión bastante, ya sabes.
Mientras Boruto conversa, toma tranquilamente el daifuku de fresa. Comienza a abrir el papel de envolver y Sarada y Mitsuki lo siguen, extendiendo sus manos para obtener uno. Sarada arranca el papel de envolver, y luego mira distraídamente la pantalla del televisor.
Lilly todavía está en la pantalla. Tiene unos bellos rasgos faciales, está usando un mini vestido con volantes y cintas cosidas en él y también un par de botas blancas, tiene el pelo rubio largo hasta los hombros que está diseñado en ondas sueltas. Su edad parece ser a mediados de la adolescencia, pero manera de hablar y su comportamiento parece ser inocente, como si fuera una niña más joven.
-Ella es una ídolo, eh .... No estoy nada interesada, pero en cuanto a esta chica ... ¿Me pregunto qué tipo de canciones canta?
Mientras pensaba las cosas distraídamente, Sarada comió un bocado del daifuku de fresa. Ella inmediatamente saltó como si hubiera recibido una descarga eléctrica.
- ¿¡Qué es esto!? ¡¡Es delicioso!!
-Tienes razón.
Mitsuki estaba de acuerdo con Sarada.
-Mmm! Es delicioso, pero me gusta la dulce sopa de frijoles rojos con mochi que mi madre me prepara aún más, ya sabes.
Incluso mientras decía algo tan imprudente, Boruto ya estaba extendiendo su mano para tomar su segundo daifuku de fresa.
-Wow, Este daifuku es tan ... increíblemente ... increíblemente ... increíble
Era tan delicioso que no tenía palabras para su vocabulario. Sarada estaba completamente envuelta en felicidad mientras masticaba y terminaba de comer la primera.
Piensan en esperar hasta que Konohamaru-sensei regrese antes de tener una segunda, pero esa reconsideración duró solo dos segundos. Entonces, cada uno de ellos, alegremente, busca otro. La música comienza a transmitirse desde el televisor. Parece que Lilly anunció su última canción.
La pantalla muestra el título de la canción: "Machuumaro Heart" [1], y Sarada comienza a sentir un leve dolor de cabeza. Luces de colores brillan sobre Lilly ... Ella se mueve de su cintura y gira alrededor.
-¡¡Qué diablos es esto!!
Los gritos de Sarada también resuenan en todo el ala del hospital. Boruto responde con fastidio:
-Sarada, estás siendo molesta’ttebasa. Esta es una habitación de hospital, ¿no deberías estar en silencio?
Nota:
[1] OD dice que ese título de la canción fue lo mejor que lo pudo traducir, en Japones era algo así: まちゅまろハート
PARTE 2
Sarada le pregunta a Boruto si al menos entiende algo de las letras en las canciones de Lilly. Ella sigue cantando cosas como "infierno y angeles" y "Pegajosos, malvaviscos pegajosos". Él tampoco sabe el significado detrás de esto, ¿verdad? Boruto responde que a él no le importan particularmente las letras de las canciones.
Toma otro bocado del daifuku de fresa y llena boca con él. Parece que ha mantenido su apetito incluso después de escuchar la canción. A Sarada tampoco parece importarle demasiado la letra, pero de alguna manera, no puede evitar sentirse perturbada por estas letras enigmáticas. Sarada, en tono de reproche, echa otro vistazo al televisor. La vista de la cámara muestra a Lilly cantando un segmento que dice "Machuumaro mofumofu mofufufufu" [2]. La idol continúa cantando con entusiasmo su canción.
Sarada, no pudiendo soportar escuchar más, cierra el puño y da un golple al contro remoto, apagando el televisor. Mitsuki luego comienza a tararear para sí mismo: "Mofumofu mofufufufu". Los chicos no parecen entender el tema en absoluto. Pero, de todos modos, todavía hay más daifuku de fresa, y son bastante deliciosos. Siguen comiéndoselos mientras conversan ociosamente.
Konohamaru luego regresa con muletas en un brazo y con una bandeja hábilmente equilibrada en el otro. Se ríe un poco y nota que parecían haber comido ya. Él pasa el té a cada uno de ellos. Boruto comienza a preguntarle a Konohamaru sobre el incidente mientras toma su té. ¿Quienes fueron las personas que atacaron a la raisha? ¿Cuál fue el sentido de las explosiones? ¿Y con qué tantos perpetradores? Konohamaru dice que aún no tienen información sobre por qué. Esos tipos vestidos de púrpura no dejaron muchas pistas atrás. Pero parece que tienen un número excesivo de agujeros en sus oídos.
-¿Agujeros? Quieres decir agujeros de pearcings, ¿verdad?
Mitsuki dudosamente preguntó de nuevo.
-Sí. Los cadáveres fueron sometidos a una autopsia por el equipo de tratamiento médico. Dijeron que todos, desde los lóbulos de sus orejas hasta el cartílago, parecían haber tenido unos cinco agujeros perforados abiertos
-¿No es eso un signo para denotar la unidad de su grupo? Similar a nuestro hitai-ate ...
Konohamaru dice que no puede estar seguro de eso. Pero por sus impresiones al luchar contra ellos, fueron que su fuerza de batalla no parece ser una amenaza... Además del líder, parecen ser de nivel Chuunin. Pero seguían siendo problemáticos a su manera. Sarada concluye correctamente que el punto era que los enemigos estaban completamente dispuestos a arriesgar sus vidas. Konohamaru asiente sombríamente con la cabeza en acuerdo. Si los enemigos fueran arrestados, podrían extraer información de ellos. Sin embargo, los enemigos eligieron morir en su lugar. Entonces, es algo increíblemente difícil de hacer si tu objetivo es capturarlos vivos. Es aún más difícil hacer eso, en lugar de simplemente matarlos.
A Boruto le preocupa la explosión destructiva de la raisha: ¿estaban tratando especialmente de usar bombas o ninjutsu? Bueno, si su objetivo era apuntar indiscriminadamente contra los aldeanos podrían tener contramedidas también. Eso potencialmente causaría mucho daño. Podrían estar apuntando a una zona o estación civil atestada. Podrían haber causado la explosión destructiva a plena luz del día. Pero por ahora, Konohamaru no conoce la situación actual con mucho detalle. Los cuatro se quedan callados en el hospital después de enterarse.
-De todos modos, ¿no deberíamos comer un poco de daifuku de fresa?"
-Konomahu habló brillantemente para sacudirse la atmósfera sombría.
Levantó la tapa de la caja de daifuku de fresa, pero su contenido estaba completamente vacío.
- ¿¡Eh!?
Sorprendido, Konohamaru miró el contenido de la caja repetidamente por cuatro veces. No importaba cuántas veces mirara, no había nada dentro.
-S-ustedes ... ¿Qué pasó con el daifuku de fresa?
Mientras su agitación se extendía en su voz, miró hacia las tres personas.
-Solo comí dos.
Mitsuki afirmó esto sin un momento de retraso.
-Yo solo comí tres.
-Solo comí cuatro de ellos’dattebasa
-Ahora todo ha sido explicado, ¿verdad? ¡Porque solo había nueve'kore!
Konohamaru estaba furioso, mirándolos con dagas en los ojos. Sarada trató de calmarlo mientras decía "Está bien, está bien ..." Se sentía culpable, pero en realidad eran tan sabrosas que no se arrepiente.
-Bueno, porque podemos ir y comprarlos de nuevo
-No... Si tienes ese tipo de tiempo libre, úsalo para entrenar ...
Aunque lo dijo con firmeza, los hombros de Konohamaru estaban completamente caídos. Con una sonrisa amarga, Mitsuki intentó mediar cambiando el tema de la conversación.
-Sensei, ¿qué tan pronto será dado de alta?
Konohamaru inadvertidamente y con tristeza, echa un vistazo al yeso que protege su tobillo derecho. Él dice que la lesión en sí misma no es para nada mala. Sin embargo, la bomba parecía haber causado una leve parálisis, parece como si hubiera acutado un veneno contra él. Hasta que terminen de contrarrestar eso, se requiere hospitalización. Tomará aproximadamente tres semanas. Sarada le pregunta en un tono preocupado:
- ¿Tres semanas?
Boruto pregunta qué pasará con la misión de su equipo. Konohamaru mira hacia la puerta con una sonrisa. Él les dice que habrá un sustituto que se responsabilizará de ellos mientras tanto. Mitsuki parece un poco curioso.
-Un sustituto, ¿eh?
No te preocupes Esta persona es excepcionalmente fuerte. Bueno, eso es decirlo de una manera humilde, supongo. Es tremendamente fuerte.
- ¿Hablas en serio? ¡Eso es exactamente lo que quería!
Boruto agarra sus dos manos fuertemente por la emoción. Sarada, molesta por la forma tan pomposa en que Konohamaru está actuando, pregunta:
-Entonces, ¿quién es esta persona? ¿Quién dijiste que es el sustituto?
-Soy yo.
Se escuchó el tono bajo de una voz genial. Solo al escuchar ese tono de voz, los tres instantáneamente adivinaron quién era esa persona. Volvieron la cabeza hacia la entrada. Sasuke estaba parado allí con su rostro habitual e inexpresivo.
- ¡No es cierto! [3]
- ¿¡Papá será nuestro sensei!?
Sarada reaccionó con mucha alegría. Ella se sorprendió mucho, pero luego recuperó la compostura. Ella continuó después de aclarar su garganta, tosiendo:
- Entonces papá será nuestro sensei.
Ella se corrigió a sí misma, hablando con una postura serena.
-Ah. Eso es porque me quedaré en la aldea por un tiempo.
- ¿¡En serio!? ¡Bien!
Con una rebosante sonrisa, Boruto levantó los brazos sobre su cabeza. Sus ojos se iluminaron y estaban brillando. No pudo contener su completa felicidad y una sonrisa estalló en su rostro. Justo al lado de él, Mitsuki también tenía una sonrisa en su rostro por estar lleno de emoción.
Notas:
[2] OD no da traducción de esto, si recuerdan, es algo que no supo bien qué era.
[3] Para los que no sepan, la expresión “No way!” es como de sorpesa. Es como cuando uno dice “No mmes!” o “No inventes” algo así jajajaja.
PARTE 3 (pags 49-58)
-¡Sasuke-occhan nos va a enseñar ninjutsu!
Boruto no puede contener su emoción. El lugar de entrenamiento designado se encuentra en un bosque que se extiende fuera de la aldea. Su forma de andar cambia inconscientemente a una alegre y radiante, mientras avanza hacia el punto de encuentro. El objetivo de Boruto es convertirse en un ninja como Sasuke que apoyará al Hokage. Y para Boruto, Sasuke es la encarnación de su sueño en sí mismo.
Boruto no puede evitar estar de muy buen humor debido a esta oportunidad. Ya había entrenado con Sasuke: aunque fue un corto período de tiempo, había aprendido muchas cosas. Pudo comenzar a reflexionar sobre su relación con su padre y ese tiempo que pasó entrenando con Sasuke fue como un tesoro para Boruto. Desde ese momento, ha asumido muchas más misiones y ha madurado, así que esta vez, ¡definitivamente demostrará sus poderes a Sasuke-occhan! Está ansioso y lleno de entusiasmo por su primer día de entrenamiento.
-Entonces, ¿un kunai puede emitir este tipo de poder?
-Por supuesto que papá es increíble ... Shannaro
Boruto, Mitsuki y Sarada se murmuran el uno al otro. En la superficie del acantilado alejado, ven humo saliendo de él. En un solo ataque, ¿¡un kunai puede hacer eso!? Cómo es eso posible…
Por supuesto, Sasuke no arrojó el kunai de una manera ordinaria. Había enganchado el kunai con la punta de su dedo y amoldado chakra en él. En un instante, pareció que se había emitido electricidad. No entendieron el mecanismo muy bien, pero en el siguiente momento, el kunai salió volando con una fuerza violenta. Finalmente, la superficie del acantilado distante fue destruida.
Sasuke permaneció tranquilo y sereno, y bajó su brazo. Luego se da vuelta para enfrentar a los tres. Él dice que probablemente todavía es demasiado pronto para que lo hagan.
-Eh, ¿por qué molestarse en mostrarnos?
Los tres están de acuerdo en una protesta silenciosa. Sasuke toma una bolsa de cuero de forma despreocupada y saca dos dados pequeños. Extiende su mano al resto de ellos.
-Este es el primer reto. Con ninjutsu, deben hacer que los ojos de estos dados muestren números idénticos. Sin embargo, no pueden tocar los dados con las manos.
Los tres intercambian miradas, pensando que necesitarán algún tipo de milagro para hacerlo*.*
- ¿Sin tocarlos?
Sasuke les dice que tienen permitido probar el método que quieran. Sasuke arroja los dados al aire uno tras otro. Saca un shuriken del bolsillo de su pecho y lo arroja ágilmente. El shuriken gira en el aire. Cuando los dos dados caen, el shuriken los roza en ángulo de a uno a la vez. Los dados volteados caen sobre un arbusto y el shuriken se curva como un boomerang en su mano.
Los tres van y se ponen en cuclillas y confirman que los dos dados muestran el número seis. Con los ojos muy abiertos Boruto murmura que es una hazaña increíble. Mitsuki también examina de cerca los dados. Sarada los mira a los dos, dándoles una mirada de orgullo. Boruto, aún entendiendo cómo lo hizo, piensa que Sasuke-occhan es increíble. Y así, el Equipo 7 se embarca en un entrenamiento simple: que coincida con los lados de los dados. Los colocan sobre troncos de árboles y piedras.
-Para empezar, cada uno debe considerar su propio fuerte y cuál sería el mejor para manipular los dados pequeños.
-Yo usaré shurikens, por supuesto.
Sarada ha decidido y primero intenta tirar los dados en el tocón. Ella lanza un shuriken ligero. La presión del viento por sí sola agita los dados un poco, pero no lo suficiente como para derribarlos o girarlos. Su objetivo es voltear los dados, así que lo intenta otra vez, apuntando más cerca. Y entonces el shuriken golpea los dados, rompiéndolos.
Sarada se percata de que los dados están hechos de cubos de azúcar y almíbar, por lo que son extremadamente ligeros. Tendrán que manipularlos con cuidado y no ser demasiado fuerte o demasiado suave para que los lados coincidan correctamente. Una ligera o suave brisa debería moverlos.
Mitsuki elige usar fuuton y genera una brisa. Parece estar funcionando bien, pero ha lanzado números diferentes y luego los ha volado.
- ¡Mi fuerte es el Rasengan’dattebasa!
Boruto comienza tratando de hacer un pequeño Rasengan en la palma de su mano. En un abrir y cerrar de ojos, la presión del viento comienza a soplar sobre los dados. Los cubitos de azúcar no se desmoronan ni salen volando. Con ese grado de poder, puede manipular ambos dados al mismo tiempo y lanzarlos sin golpearlos directamente, así que puede intentar hacer coincidir las caras de los dados durante un período de tiempo más largo sin romperlos. Parecía relativamente simple, pero requería un control de chakra fino y delicado. Él tampoco tiene éxito.
- ¡Ahh, los rompí de nuevo!
- ¡Maldición, lo tengo que conseguir’dattebasa!
Los tres están gritando mientras intentan poner tanto esfuerzo en su entrenamiento. Sasuke está de pie en un lugar más alejado, vigilándolos atentamente.
[4] Entonces a Sasuke le vino a la mente algo: sus recuerdos de cuando él todavía era un genin. Bajo la guía de Kakashi, él se la había pasado entrenando todo el tiempo de cada día con Naruto y Sakura.
El tiempo que pasó junto al Equipo 7 fue bastante corto y la razón por la que tenía para convertirse en un shinobi era diferente a la de los demás. A pesar de ese corto período de tiempo, esos recuerdos todavía estaban grabados profundamente dentro de Sasuke. No era propio de él reflexionar sobre su pasado con nostalgia como esa; Sasuke sonrió irónicamente cuando se dio cuenta de que lo estaba haciendo.
Al mismo tiempo, se dió cuenta de que la sociedad había cambiado junto con la era en que vivía. La era en la que la demanda normal era solamente ser un shinobi fuerte había terminado. Había llegado el fin de aquellos tiempos turbulentos, donde mucha sangre fue derramada en vano durante muchas batallas.
Algunas cosas fueron necesarias para preservar la paz. El mundo ya no se basaba en la fuerza militar, sino en un equilibrio de naciones extranjeras con sociedades estables. Lo que era necesario en la era actual no era solo la fuerza típica, sino más bien, eran necesarios shinobis que pudieran sobrellevar y adaptarse rápidamente al entorno y a todas las situaciones que los rodeaban.
Gracias al trabajo de Naruto, Konoha había cambiado. La era de conflictos había terminado y el comercio exterior estaba floreciendo. Parecía que cada país compartía sus avances y desarrollos. El País del Fuego se había modernizado notablemente y las vidas de los aldeanos no estaban en peligro; No han tenido nada por qué preocuparse en su vida cotidiana. Konoha fue glorificada en paz. Los aldeanos habían olvidado como era estar en una era de guerra.
Por el bien de la paz de la aldea, hubo un solo hombre que cargó en sus manos el peso de tener que lidiar con su propia familia. Cosas como esas habían sido olvidadas a través del tiempo, sin embargo, Sasuke llegó a pensar que eso estaba bien. Él recordaba a su hermano mayor y eso era suficiente.
Aquellos que nacieron en la era moderna y en la nueva generación no tenían necesidad de pasar por tal tristeza. Además, cuando miraba a Sarada, Mitsuki y a Boruto, sentía que podía entender los sentimientos de su hermano mayor, que se había sacrificado por el bien del pueblo.
Estaba mirando la perspectiva de los niños de la nueva generación mientras usaban las enseñanzas de Konoha para madurar. Estas eran cosas que su hermano mayor había querido proteger. Cada vez que sentía que esos sentimientos eran heredados por la aldea, Sasuke sentía que toda presión se liberaba de su corazón. Parecía que no haber hecho más que largas batallas no había sido en vano. Entrenamiento. El resultado de eso sería por proteger a la aldea y al país. Tal vez eso es lo más importante que había por hacer. [5]
Boruto saca a Sasuke de su ensimismamiento para pedirle que le enseñe el truco para dominar el desafío. Sasuke mira en dirección de la voz de Boruto. Él ve esos familiares ojos azules, mirándolo con admiración, sin ningún cuidado o preocupación en absoluto. Sasuke le pregunta a Boruto qué sucede. Boruto dice que probaron Rasengan, shuriken y varias otras formas, pero nada parece funcionar correctamente. Boruto le pide a Sasuke que les enseñe cómo lo hizo con el shuriken de antes.
Sasuke saca un shuriken para mostrarle, pero de repente no tiene palabras. Mientras inhala, parece que no puede describir la sensación, al menos no conscientemente. Parece difícil para Sasuke tratar de expresárselo a Boruto. Él responde torpemente, diciendo:
-Sostenlo así y lánzalo.
- ¡No entiendo eso'ttebasa!
Boruto patea con frustración. Mitsuki comienza a hacer preguntas más tangibles: ¿Cómo ajusta Sasuke el chakra? ¿Por el chasquido de la muñeca? ¿O con la yema del dedo? Sasuke mira la palma de su mano y piensa por un momento. El truco fue probablemente algo así, pero le es difícil expresarlo con palabras, él sólo lo sabe. ¿Cómo podría explicar cómo ajustarlo? Los tres esperan atentamente su respuesta.
-Establece tu objetivo y tíralo… así.
Incluso si Sasuke lo dice de esa manera, no puede comunicarlo correctamente en absoluto. Los tres juntos suspiran cuando escuchan su consejo. Sasuke hace una sonrisa irónica ante su situación.
-No me parece adecuado como sensei.
Como líder y maestro del equipo 7, Kakashi era bastante hábil con las palabras. Él era diferente a Sasuke, que generalmente se las arreglaba bien sin tener que decir mucho al respecto, pero Kakashi siempre tenía las palabras adecuadas sin no importar de qué se tratara. Era fácil de entender cuando se comunicaba con quien él entrenaba.
“Si me comparo con Kakashi, siento como si todavía tuviera un largo camino por recorrer cuando se trata de ser un shishou”. Sasuke se ridiculizó a sí mismo con sus pensamientos más íntimos.
*Notas:
[4] Aquí comienza una traducción completa y literal de la novela.
[5] Aquí termina la traducción literal de esa parte de la novela.

PARTE 4 (págs. 59-65)
A pesar de entrenar hasta la puesta del sol, Boruto fue incapaz de acomodar la cara de los dados. Aunque había logrado vencer a un formidable enemigo, Momoshiki, con su Rasengan, se sintió humillado por algo como esto: ser incapaz de hacer rodar los terrones de azúcar a su gusto. Incluso desde que regresó a casa, su mente solo pensaba en el entrenamiento de los cubos de azúcar.
Mientras se metía en la bañera, recordó el entrenamiento matinal, e intentó usar ambas manos. Gotas de agua cayeron, la superficie del agua se rompió con la palma de sus manos. Incluso con tan pequeñas gotas de agua, al colisionar con la superficie producirían una onda. Entonces, para no destruir los terrones de azúcar, no podía golpearlos con chakra. ¿Era eso imposible?
-¡No puedo ser tan débil mentalmente 'ttebasa!
Boruto negó con la cabeza; Se regañaba a sí mismo por desanimarse.
-Esta no será una situación en la que siga fallando. Eso es porque ¡soy la alumno de Sasuke-occhan!
Al recuperar el control de sus pensamientos, tendió ambas manos mojadas frente a sus ojos.
-Entonces para evitar destruir los terrones de azúcar, tengo que ser cuidadoso.
Trató de hacen un entrenamiento en su mente, pero impensadamente, amasó su chakra. La superficie del agua en la bañera comenzó a dar vueltas y vueltas en un remolino.
- ¿Boruto? No está bien amasar chakra en un lugar como este. El baño terminará completamente destruido.
Su madre, Hinata, asomó la cabeza para advertirle. Como Hinata era usuaria de Byakugan, pudo ver el flujo de chakra.
- ¡Por favor, no echéis un vistazo a la bañera ttebasa! ¡Mamá, por favor deja de usar el Byakugan en la casa también!
- Hehe. Fue porque noté la presencia de chakra. No fue intencionalmente, ¿está bien?
Una vez terminado su baño, vio que Himawari estaba viendo un programa musical por televisón. Quien cantaba y bailaba era Himeno Lilly. Estaba disfrutando de las coloridas luces.
Comiendo malvaviscos ♪ Tan pegajoso, pegajoso ♪
Los ojos de Himawari estaban completamente atentos a la TV. Junto[YJ1] a la voz de Lilly, tarareaba la melodía para sí misma.
- Himawari, ¿te gusta Himeno Lilly?
A la pregunta de Boruto, Himawari respondió gustosa:
- ¡Sí! Porque Lilly-chan es linda, y es buena cantando y bailando.
¿Es eso así?
Boruto volvió su mirada a la pantalla del televisor. Ahora había un primer plano de la cara de Lilly. Lo que le impactó no fue si ella era linda o no, pero él pensó que ella tenía un bonito color de ojos. Tenía unos ojos morados que eran brillantes y claros: se parecían por completo al color en el borde de un arco iris.
Ir, Ir, Ir, al Infierno y ángeles ♪
Ir, ir, ir a la luna violeta ♪
Fue entonces cuando estuvo de acuerdo con lo que Sarada había dicho al respecto de las canciones de Himeno Lilly: Las letras de sus canciones eran bastante extrañas.
Continuaron entrenando con los dados también al día siguiente.
- ¡Argh!
Sarada grita amargamente debido a su frustración y su grito resuena en todo el bosque. Los shuriken están pegados en el tocón al lado de los dados, cuyas caras muestran un tres y un cuatro.
Ella le dice a Boruto que lo hará bien pronto, pero él responde que él tomará el liderazgo. Él ve que Sarada parece abatida por su progreso y trata de actuar como un sabelotodo. Boruto lo intenta, pero de inmediato grita de forma desanimada. Los golpeó con fuerza con el flujo de aire de su chakra y ha dividido sus dados por la mitad. Mitsuki responde un poco, diciendo con una sonrisa que el que está más cerca de completar el desafío es él y usa el fuuton. Sasuke llama a los tres, que todavía están haciendo prueba y error repetidamente.
- Agregaré algo al menú en el entrenamiento de hoy
- Ehh. ¿Cómo?
- El arma de Lorentz [6]
Los tres se preguntan a qué se refiere. Inclinan sus cabezas y dan un vistazo detrás de Sasuke. Pueden ver el daño que se hizo en el acantilado que golpeó ayer con su kunai. Un lado parece haber sido destruido, debido a la avalancha que él había causado.
- Esta técnica empleará Raiton
Los tres asienten. Sasuke saca un kunai. Es el mismo que usó ayer: un kunai con un color ligeramente rojizo.
- Oye papá, ¿por qué ese kunai es un poco rojo?
- Es un kunai de cobre, conduce bien la electricidad
Sasuke se preparó para usar el kunai.
- Cuando los ataques emplean Raiton normal, causa daño al golpear al enemigo con un fuerte voltaje. Por ejemplo, Boruto, tu Shiden es así. Pero en la técnica que estoy a punto de mostrarles, el principio es diferente. Cuando una corriente eléctrica fuerte fluye, el kunai se disparará utilizando el campo magnético que se ha producido a su alrededor. Recientemente, el Equipo Científico de Arma Ninja descubrió este principio; provisionalmente lo han llamado Inducción Electromagnética.
Al escuchar a Sasuke nombrar al Equipo Científico de Armamento Ninja, Boruto giró descaradamente su rostro.
Sosteniendo el kunai, Sasuke se volvió hacia la superficie de una roca distante. Sin otra opción que depender de su único brazo, extendió su brazo con el kunai colgando del dedo medio de su palma abierta.
- Párate frente al objetivo y dispara en paralelo con las dos cargas eléctricas.
En la palma de Sasuke había dos líneas de cargas eléctricas, que emitían un sonido particular. Al emitir una corriente eléctrica, la técnica usaba Raiton como base.
- Y luego, para atravesar el espacio entre las dos corrientes eléctricas, arroja el kunai de cobre a través de ellas.
Sasuke arrojó ligeramente el kunai emitiendo un sonido. Luego, en el momento en que los lados izquierdo y derecho del kunai tocaban las dos corrientes eléctricas alineadas de forma paralela...
¡BOOM!
El kunai había acelerado con una fuerza tremenda: los árboles en el bosque habían sido cortados y la superficie de la roca estaba completamente destruida.
La aceleración incluso superó la velocidad del sonido. Ese poder estaba en una liga completamente diferente, lo había lanzado solamente con su mano desnuda. El Hokage, ¿podría lanzar un kunai que exceda esta velocidad? [7]
Los tres se quedaron boquiabiertos cuando Sasuke se giró.
- Para empezar, este ataque tiene su base en Raiton: utiliza un método donde lo dividirás en dos cuando intentes emitirlo. Se puede usar las manos derecha e izquierda para liberar cada una de las corrientes eléctricas.
Solo Sarada y Mitsuki responden enfáticamente con un "¡Sí!". Boruto, sin embargo, parece deprimido. Echa un vistazo a las nubes de polvo que se han formado en la superficie de la roca. Sasuke nota la actitud que ha tomado Boruto. Luego saca tres kunai de cobre del bolsillo de su pecho.
- Debido a que es fácil que el kunai de cobre se oxide, deben pulirse regularmente con vinagre. Su poder se degradará si se oxida. [8]
Mitsuki cree que es bastante interesante. Él dice que a un kunai normal hecho de hierro, hay que calentarlo con llama para evitar que se oxide: tendrá una capa con una película de óxido negro alrededor. Un kunai hecho de cobre es lo contrario, ya que tienes que pulirlo con vinagre para evitar la oxidación.
Sasuke se impresiona con el conocimiento de Mitsuki. Él dice que Konohamaru-sensei le enseñó esto. Sarada dice que ella también lo sabía. Boruto no se une a la conversación, se encuentra aburrido y se dedica a observar a las aves volar.
- ¿Qué pasa, Boruto?
Sasuke le pregunta a Boruto, quien está tratando de no recibir el kunai.
- Nada. Estaré allá por un poco más de tiempo practicando con los dados’ttebasa.
Boruto lo dijo de una manera algo distante, mientras se apresuraba a regresar al bosque.
**NOTAS:
[6] Bueno, primero les diré lo que dice OD sobre esto.
“A partir de ahora, me referiré a él como la 'Pistola de Lorentz', porque el kanji es absurdamente largo de escribir si se lee normalmente o si lo guardo como un nombre de jutsu. Significa literalmente 'Lanzamiento de Inducción Electromagnética', que es igualmente molesto escribir... jaja ~ También para los amantes de la física, pueden refrescarse en este tema, [La Fuerza de Lorentz].”
Después de esta florida anotación por parte de OD, les pondré la mía. Jajajajajajajaja la quiero mucho. Bueno, en inglés OD lo tradujo como “Lorentz Gun”, yo adapté pistola a “arma”, pero si creen que debo dejar pistola, háganmelo saber. Ahora, respecto al fundamento científico aquí les va: la inducción electromagnética ha sido estudiada por físicos como Faraday y Lenz; Lorentz fue un físico que postuló la ley de Lorentz. Lo que han leído en este capítulo, implica estas leyes, la inducción electromagnética estudiada por Faraday y la tercera ley de Newton.
El conductor es el cobre, chicos.
[7] Boom Sonico: Lean sobre él, Esto es muy interesante.
[8] El cobre es un metal que tiene una excelente conductividad. Al contacto con el oxígeno, los metales reaccionan formando óxidos. ¿Por qué mencionan al vinagre? Bueno, el vinagre es ácido acético. Los ácidos tienen la capacidad de romper los enlaces formados, disolviendo el óxido en él.

PARTE 5 (págs. 66-71)
Antes de darse cuenta, el cielo se había teñido de rojo. Sin embargo, Boruto todavía no podía igualar las caras de los dados ni una sola vez.
-¡La próxima vez, me aseguraré de que sea un éxito ‘ttebasa!
Boruto intenta disparar con ambas manos extendidas, sosteniendo los dados. Él moldea un poco de chakra. Ambos dados caen unas cuantas veces juntos, y luego se detienen. ¡Ambos tienen las tres caras hacia arriba!
-¡Lo hice!
Pero justo cuando Boruto iba a empezar a celebrar, los dados de repente giran una vez más. Lee uno.
Boruto grita de frustración, y se tira al suelo con ambas piernas estiradas frente a él. Se derrumba, sintiéndose decepcionado de sí mismo. Está muy molesto consigo mismo.
-Argh… ¡maldición!
En ese preciso momento, Mitsuki y Sarada probablemente todavía estaban practicando esa habilidad con el raiton. El electromagnético, como sea que se llame. Boruto se levanta energéticamente y agarra los dados. Los arroja con una mezcla de irritación y contundencia.
-Perdiste la paciencia, ¿eh?
Desde lo alto, oye una voz. Sorprendido, Boruto mira hacia arriba. ¡Es el mismo Sasuke!
Boruto intenta parecer duro con su tono de voz, pero luego, de repente, mira hacia otro lado. Boruto vislumbra el vasto cielo de la tarde sobre él y ve a un cuervo volando, como si estuviera planeando. Sasuke se sienta en un tocón de árbol y en lugar de mirar a Boruto, se queda observando fijamente al cielo.
-Boruto, ¿odias la ciencia?"
-¿Qué te hace pensar que…?
-Por una que otra razón.
El cielo se ha teñido completamente de naranja, como si se estuviera en llamas. Hay una brisa fresca que sopla que hace sentir un poco de frío. Aun así, es una tarde tranquila. La hierba se sacude con el viento. Sus sombras ondean ligeramente.
-Bueno, no es como odio en particular, pero ...
Boruto da la impresión de sentirse un poco culpable, aun así, poco a poco comienza a hablar.
-¿Cómo debo decirlo? Cosas como el óxido negro de larga duración, o cosas como el arma de Lorentz ... Se trata de la confianza en la ciencia. No parece ser una cuestión Ninja en absoluto. Lo que quiero decir, es que es un poco lamentable ".
-Así que así es como te sientes.
-Sí, quiero decir... por supuesto... no me gusta la ciencia 'ttebasa
Es por eso por lo que Boruto se mostró bastante desalentado cuando vio a Sasuke usar una técnica que tenía principios científicos como base.
La luz del atardecer se asoma a través de las nubes y envuelve sus sombras. Una suave brisa pasa mientras las nubes continúan flotando lentamente. Sasuke continúa hablando mientras observa cómo algunas aves regresan a su nido.
-Si entiendes la ciencia, serás aún más efectivo y capaz de usar ninjutsu. La ciencia y el ninjutsu no son contrarios entre sí: crecen y se derivan de las mismas cosas.
-Lo sé 'ttebasa.
Boruto baja la mirada hacie el suelo y frunce el ceño. Algunos pensamientos pasan por su mente, amargos recuerdos de los exámenes de Chuunin, cuando usó en secreto las herramientas científicas prohibidas para los ninjas. Por supuesto, su padre lo descubrió y fue descalificado como castigo. Pero además de esas razones, su corazón y su mente la rechaza por completo. Solo al escuchar acerca de la ciencia, esos recuerdos se refrescan en su mente.
-Boruto, eres un excelente ninja.
Sasuke dice suavemente.
-Has sido bendecido con una excelente educación; Además, tienes suficiente talento y fuerza de voluntad para vivir de la misma manera. Si el ninja que murió protegiendo la aldea te viera, creo que infaliblemente estaría orgullosos de ti.
-Ese no es el punto, ¿sabes?
Boruto, más alterado y miserable, replica a Sasuke:
-Nací en una era que ha estado completa y convenientemente llena de ciencia, así que no me subestimes. ¡Las próximas generaciones de ninjas también lo serán!, ¿Sabes?
-Eso no es lo que quise decir.
Dijo Sasuke con dureza.
-Paz y avances, estas son dos cosas con las que los shinobi que nacieron atrapados en tiempos turbulentos solo podían soñar. Durante mucho tiempo se las arreglaron diligente hasta que terminaron agotados.
Sasuke saca un kunai de su bolsillo del pecho. Es un kunai que ha sido protegido con óxido, tiene un color negro intenso que refleja la luz.
-Al recubrir el kunai con óxido, se le protege de la corrosión. Lancé un kunai desde el centro de dos corrientes eléctricas y un poder especial hizo que los kunai se aceleraran. Para adquirir ese conocimiento en sí, muchos de nuestros antecesores han observado varias cosas y las han analizado repetidamente. Y así, en cuanto a las herramientas científicas de ninja, así es como se acumula el conocimiento. Por supuesto, no fue apropiado utilizarlo para los exámenes de Chuunin, pero si lo usas inteligentemente en un combate real, probablemente se convertirá en un arma importante. No es un poder ordinario, sino uno que puede usarse para proteger a la aldea.
Las nubes siguieron su curso, y Sasuke y Boruto fueron envueltos por el atardecer una vez más. Boruto se quedó mirando fijamente el perfil de Sasuke. Por lo general, el cabello y la pupila de Sasuke eran de color negro, pero ahora, bajo el sol del atardecer, estaban teñidos de un color naranja.
-Gracias a las manos de muchas personas a través de mucho tiempo, hemos podido acumular una colección de conocimientos. En primera fila para esto, Boruto, está tu generación.
De repente, Sasuke miró en dirección de Boruto. Sus ojos se encontraron brevemente y Boruto rápidamente aparta sus ojos. Al ver su reacción, Sasuke suaviza su expresión facial.
-Ya que odias la ciencia, probablemente te cansaste de mi historia.
-Tengo que admitir, Sasuke-Occhan, que estoy sorprendido. ¡Hablas tan bien!
-No tan bien como lo hace tu padre.
Boruto lanzó una mirada a la parte superior de los arbustos, donde había tirado los dados hace un tiempo. Debido a que los cubos de azúcar se habían roto, ya había una fila de hormigas a su alrededor.
Quería estar a la altura de las expectativas de Sasuke. Ese sentimiento era dolorosamente fuerte. Esa fue la razón por la que estaba tan irritado consigo mismo: por no querer acostumbrarse a que le gustara la ciencia, sin importar qué.
-El sol se pondrá pronto. Volvamos al pueblo.
Sasuke se levantó y comenzó a caminar hacia el acantilado donde practicaban Sarada y Mitsuki. Boruto caminó silenciosamente detrás de él. El cielo ya había empezado a oscurecerse.

submitted by UchihaSkywalker to u/UchihaSkywalker [link] [comments]


2018.07.05 20:09 master_x_2k Enredo VII

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo VII

Saltar de azotea en azotea no era tan impresionante ni tan eficiente como en la televisión y en las películas. Incluso si eran los perros quienes se encargaban del trabajo, no eran las criaturas más gráciles, no estaban hechas para montar, y no teníamos ninguna silla de montar. También estaba la clara cuestión de que había edificios de alturas tremendamente variadas, similar a cómo el vecindario de Brian lucía viejos edificios de estilo victoriano en medio de apartamentos y condominios. Cuando Judas saltó desde el lado de un edificio de seis pisos, clavó sus garras en el costado de un edificio vecino para frenar su descenso, luego saltó el resto del camino hasta el asfalto de un callejón, estaba genuinamente preocupada de que los aterrizajes dislocarían mi cadera.
En resumen, estaba agradecida de estar de vuelta en tierra firme.
“¡Necesito una mano!”, Gritó Perra, un momento después de que Brutus tocara tierra. Tenía a Tattletale tendida sobre su regazo y los hombros de Brutus, y parecía que Tattletale se caía, a pesar de los mejores esfuerzos de Perra por aferrarse a ella.
Con reticencia, dejé ir a Grue mientras él se bajaba de Judas y se apresuraba a ayudar. Silenciosamente lamenté haber incluido los paneles de armadura en mi pecho y mi estómago, que habían sido una sólida barrera entre mi cuerpo y su espalda mientras me aferraba a él en nuestro retiro de la Galería Forsberg.
Cualquiera que fueran penas, no era ajena al asunto en cuestión. Salté de la espalda de Judas y me apresuré a ayudar con Tattletale, solo un paso detrás de Grue. Resultó más fácil deslizarla hacia la acera que devolverla a la espalda de Brutus. Grue hizo el trabajo pesado, mientras yo me enfocaba en evitar que su cabeza y sus brazos golpearan el suelo o quedaran atrapados debajo de ella. Mientras me agachaba para ayudarla a bajar al suelo, ya podía sentir la rigidez de los músculos de mis muslos, espalda y estómago. Me alegré de haber hecho mi ejercicio matutino antes, porque de ninguna manera iba a poder ir a ningún lado mañana.
Eché un vistazo alrededor de nosotros. Los coches pasaban a toda velocidad por las calles, pero no había muchos peatones, y ninguno parecía habernos visto hasta ahora. Mis sospechas eran que la mayoría de las personas en el centro de la ciudad que estaban fuera se encontrarían cerca de Lord Street, celebrando el final del toque de queda. La gente estaría demostrando su alivio por el final de la situación del ABB, recuperando el tiempo que habían pasado encerrados en sus casas durante las seis noches de toque de queda.
“¿Alguien ve capas siguiendo?” Preguntó Grue.
“No vi a nadie, pero realmente no estaba mirando. Ese es usualmente el trabajo de Tattletale”, respondió Regent.
“No puede darnos ninguna información como está”, señaló Grue.
“Espera”, le dije. Cogí de nuevo mi compartimiento de herramientas y saqué el monedero. Quité los pañuelos de papel que había envuelto dentro para evitar que el cambio traqueteara y encontré uno de los tres pequeños paquetes blancos en el fondo de la bolsa. Abrí el paquete de un tirón y lo sostuve debajo de la nariz de Tattletale.
“¿Sales aromáticas?”, Preguntó Grue.
Asenti. “Preguntaste si alguien tenía después de que derribáramos a Über y Leet. Hice una nota mental de tenerlas para la próxima vez.”
“Apuesto a que la mitad de nosotros lo hicimos”, Regent respondió, “Lo extraño es que de hecho las conseguiste, torpe.”
“¿Qué hay de extraño en eso?” Pregunté, un poco a la defensiva.
Se distrajo de responder cuando Tattletale se movió, girando la cabeza para alejar su nariz de las sales aromáticas. Los moví de nuevo debajo de su nariz.
Ella se despertó, murmurando, “Está bien, detente.”
“Bienvenida de regreso”, le dijo Grue.
“¿Cómo te sientes?”, Le pregunté.
“Mi estómago se siente como si alguien lo hubiera pasado por una licuadora, y mi brazo me duele muchísimo, pero soy más fuerte de lo que parezco”, dijo. No un segundo después, ella gimió y exhaló un suspiro, “Pero voy a necesitar ayuda para pararme.”
Grue y yo la ayudamos. Ella estaba sufriendo, y se movía a un ritmo glacial. Se hizo más difícil por el hecho de que aparentemente no quería que ninguno de nosotros tocara su brazo derecho.
“¿Qué me perdí?”, Preguntó, como para distraerse del hecho de que se estaba moviendo como una anciana.
“Para no hacer mucho cuento, te noquearon de un cachetazo, todo quedó en manos de Perra y Skitter, e igual nos escapamos”, Regent se encogió de hombros.
Tattletale se congeló en seco. Como Grue y yo todavía estábamos poniéndola de pie lentamente, me vi obligada a cambiar mi agarre para asegurarme de que no se cayera.
Mierda”, se las arregló para encajar más invectiva en esa sola palabra que algunas de las personas del trabajo de mi padre podrían manejar en diez, y algunos de esos tipos eran marineros. Tattletale volvió la cabeza, “Eso no es-”
“No es cierto”, habló Armsmaster, haciendo eco de sus palabras mientras doblaba el final del callejón.
Se veía peor por el desgaste. La mitad inferior de su rostro tenía verdugones, no muchos, sino algunos. Había ordenado a los avispones que picaran para que no estuvieran enrollando sus abdómenes, lo que significaba que no estaban exprimiendo los sacos de veneno e inyectando veneno con cada aguijón. Solo inyecté suficiente veneno para que doliera un poco, para distraer. Sin embargo, después de haber hecho mi retirada, sabía que algunos se habrían quedado con él, y algunos lo habrían picado después de que estuviera fuera de alcance y ya no pudiera controlar a los avispones. Sin embargo, los verdugones no eran la parte mala. Sino que lo que me llamó la atención fueron los seis delgados chorros de sangre que corrían por la mitad inferior de su rostro. Las mordidas de avispón no eran necesariamente capaces de penetrar la piel, por mucho que pudieran doler, pero había muchos de ellos, y si unos pocos mordían en el mismo lugar, o si alcanzaban el borde de un párpado o una fosa nasal… Tal vez. Noté su Alabarda en su mano derecha.
Cuando miré nuestra ruta de escape restante, Dauntless estaba en el otro extremo del callejón. La estrella en ascenso de Brockton Bay. Hubiera sido fácil pensar que era un artesano, pero aparentemente no lo era. Su poder le permitía, de acuerdo con los detalles que había filtrado cuando apareció en la televisión y en las revistas, imbuir su equipo con un poco de poder todos los días. La cosa era que cada poder que repartía tenía efectos permanentes. Todos los días, era un poco más fuerte que el día anterior. Un poco más versátil. Se esperaba que eventualmente superara incluso a Alexandria, Legend y Eidolon, el "triunvirato" del Protectorado, los machos alfa. Eso convertía a este héroe local de Brockton Bay en alguien muy importante.
No prestaba atención a esas cosas, no me interesaba el culto a los héroes. Siempre me habían parecido interesantes las capas, había seguido las noticias no chismosas sobre ellas, pero con la excepción de una fase alrededor de la época en que tenía nueve años donde tuve una camiseta de Alexandria y mi mamá me ayudó encontrar fotos de ella en línea, nunca me había fanatizado con ningún héroe en particular.
Dauntless cargaba algo de su emblemático equipamiento. Tenía su Arclance, una lanza que sostenía en una mano que parecía hecha de rayo blanco. Su escudo, fijado a su antebrazo izquierdo, era un disco de metal del tamaño de un plato, rodeado de anillos del mismo tipo de energía que componían la lanza. Completando su conjunto actual de artículos potenciados estaban sus botas. Sus pies parecían envueltos en la energía blanca y crepitante. Si los rumores podían creerse, él también estaba trabajando en potenciar su armadura, pero no pude ver ninguna pista de esa energía en el traje. Era blanca y dorada, y su casco dorado era de estilo griego o espartano, con hendiduras para los ojos, una banda de metal cubriendo su nariz y una hendidura que le bajaba por la mitad inferior de la cara. Una banda de metal coronaba la parte superior, como un mohawk.
Pude ver el rostro fruncido de Armsmaster cuando volvió su atención hacia mí.
“Lancé tu Alabarda fuera de la Galería”, hablé antes de que pudiera. “¿Dauntless la recupero para ti?”
Él no dijo una respuesta de inmediato. Como una demostración, arrojó su Alabarda al aire. Desapareció en una tormenta de brillantes líneas azules cuando alcanzó el punto alto de su ascenso, simultáneamente materializándose de nuevo en su mano. ¿No había visto a Kid Win traer su cañón al sitio del robo al banco de la misma manera? ¿Una pieza de tecnología prestada?
“No voy a poner tantos huevos en una canasta sin suficientes resguardos”, me dijo Armsmaster. Su voz repleta con ira reprimida.
Sin bichos. Maldita sea, no tenía bichos de nuevo. Había vaciado mi armadura de bichos cuando ataqué a Armsmaster, y los dejé a ellos y al resto del enjambre en la Galería cuando escapamos.
Ríndanse”, entonó.
“Pensando en ello”, habló Tattletale.
“Decide rápido” gruñó Armsmaster.
“¿Por qué se detuvieron aquí, chicos?" Murmuló Tattletale, “Estamos a media cuadra del estacionamiento donde escondimos nuestro vehículo.”
“Quería asegurarme de que no nos perseguía nadie antes de que volviéramos”, respondió Grue, “Menos mal que lo hice.”
“Claro”, la voz de Regent estaba cargada de sarcasmo, “porque esto es mucho mejor a que ellos nos encontraran mientras encendemos la camioneta.”
“Chicos”, interrumpí, susurrando sin apartar los ojos de Armsmaster, “Respuestas. Soluciones.”
“Vayamos al estacionamiento”, nos dijo Tattletale.
“Nuestra situación allí no será mejor”, respondió Grue.
Vayamos al estacionamiento”, siseó ella entre dientes, mientras Armstroms daba un paso adelante.
El callejón era lo suficientemente ancho para que dos perros se pararan hombro con hombro, y vi a Perra dirigiendo a dos de los animales para que se interpusieran entre nosotros Armsmaster antes de que Grue cubriera todo excepto a Armsmaster y los perros en la oscuridad.
La oscuridad no duró más de tres segundos. Hubo tiempo suficiente para que Grue colocara su brazo contra mi clavícula y me empujara contra la pared, y luego eliminó la oscuridad que nos rodeaba. Había un olor a ozono ardiente. ¿Había usado Dauntless su lanza?
Inmediatamente quedó claro que Dauntless no tenía mucha oscuridad a su alrededor. Levantaba el brazo de su escudo, y se había convertido en un campo de fuerza con forma de burbuja, que se extendía en un radio de tres metros a su alrededor, tocando ambas paredes a cada lado de nosotros. El campo de fuerza estaba sirviendo para bloquear la oscuridad, y aunque no estaba segura, sospeché que el campo en realidad estaba comiendo a través de la oscuridad que lo tocaba. Estaba produciendo un sonido crepitante y chisporroteante que ahogaba el tráfico en las carreteras que nos rodeaban.
Dauntless avanzó un paso, y el campo de fuerza se movió una distancia correspondiente más cerca de nosotros.
Después de un segundo corto avance de Dauntless, Grue tuvo que retroceder un paso para evitar tocar el campo de crepitante energía blanca. Un paso que cerró la distancia entre nosotros y Armsmaster.
“Armsmaster te odia”, dijo Tattletale a Dauntless, alzando la voz para que la oyera por encima del crujido que el campo de fuerza estaba generando, “Odia que tú seas la próxima estrella, el tipo que lo va a superar. Que tienes el camino fácil para ser un gran nombre en el Protectorado, y él es el que tiene que pasar las noches despierto, modificando su equipo, compilando simulaciones, pensando en nuevas ideas, entrenando en el gimnasio durante horas y horas seguidas. Cada segundo de trabajo que realiza, siente más resentimiento por ti. ¿Por qué crees que eras el único miembro del equipo que mandó para patrullar la ciudad y cuidar a los Custodios, en lugar de que vinieras a la fiesta?
Dauntless negó con la cabeza. Luego levantó la mano de su lanza y tocó con un dedo el costado de su casco.
“Audífonos”, suspiró Tattletale, “Armsmaster le dijo que se pusiera audífonos, por lo que Daughtless no puede oír a nadie más que a él. Eso es brillante e increíblemente deprimente.”
Dauntless avanzó dos pasos, rápidamente, y todos nosotros, a excepción de Perra y Angelica, estábamos en una posición en la que teníamos que darnos prisa en dar un paso atrás. Regent fue demasiado lento, y su mano tocó la burbuja. Un breve arco de energía viajó desde el campo hasta la mano de Regent mientras la retiró.
“¡Mierda! ¡Ow!” Regent se quedó sin aliento. “¡Suficiente de esta mierda!”
Levantó su otra mano, y Dauntless tropezó. Regent luego agitó su mano hacia un lado, y Dauntless cayó. Cuando Dauntless usó ambas manos para aliviar su caída, el campo de fuerza cayó.
“¡Muevanse!” Gritó Grue, descartando su oscuridad. Perra silbó dos veces, con fuerza, y los dos perros que luchaban con Armsmaster se apresuraron a seguirnos.
Dauntless levantó su lanza para impedirnos el paso. Grue, dirigiendo nuestra retirada, saltó sobre el crepitante rayo de luz y bajó los dos pies sobre el casco de Dauntless cuando aterrizó. El héroe no se recuperó antes de que lo rebasáramos.
Estábamos libres del callejón. Dos de los perros pasaron junto a nosotros, metiéndose contra el tráfico para que pudiéramos cruzar la calle. Los autos pisaron los frenos cuando nos movimos.
Acabábamos de cruzar el umbral del estacionamiento cuando Dauntless abrió fuego, golpeando a Brutus no menos de tres veces con pinchazos de su Arclance, y luego dirigiendo su atención a Angelica. El arma podía extenderse tanto como lo necesitara, alargándose más rápido de lo que el ojo podía seguir. Chispas blancas volaron cuando se estrelló contra los animales, pero el efecto fue a lo sumo menor. El Arclance era algo entre un sólido y una energía, combinando los rasgos de ambos. Podía golpear bastante fuerte, con una carga eléctrica de remate, pero sospechaba que usarlo con los perros no era muy diferente de usar un Taser de mano contra un elefante adulto. Eran demasiado grandes, demasiado duros.
Al descubrir que no estaba teniendo mucho efecto sobre los animales, Dauntless apuntó hacia nosotros.
Regent interfirió con la puntería de Dauntless, y el Arclance desgarró las ventanas del edificio sobre el estacionamiento, trayendo una lluvia de fragmentos de vidrio sobre nosotros mientras cruzábamos la puerta y entramos al garaje.
Armsmaster salió del callejón y nos vio. Con la intención de cerrar la distancia, él envió su garfio para atrapar la barra de metal de ‘no pases si estás por encima de esta altura’ sobre la puerta del estacionamiento. En el momento en que las garras del gancho se cerraron alrededor de la barra, Armsmaster comenzó recoger la cadena para impulsarse, sus botas de metal patinando sobre la carretera.
Perra silbó, fuerte, y señaló la barra. Judas se abalanzó hacia ella, atrapando la barra y el garfio en sus mandíbulas. La cadena que sostenía la barra se rompió cuando Judas tiró, y el deslizado de Armsmaster fue interrumpido cuando Judas tiró de la cadena que se extendía entre ellos.
Armsmaster cambió de posición y empezó a correr, logrando mantener sus pies estables a medida que su trayectoria cambiaba. Extendió el brazo que sostenía el báculo, y vi un chorro de sangre volar de la boca de Judas, el perro se echó hacia atrás en reacción. Judas soltó la barra y el gancho y retrocedió varios pasos, gruñendo. Cuando el gancho se retiró, vi que no estaba en su forma de gancho, sino en su forma normal de alabarda, con hoja, punta de lanza y una cantidad considerable de sangre.
Armsmaster mantuvo su ímpetu, terminó de recoger la cadena, y luego envió la bola de nuevo, su arma volviendo a cambiar a un mayal. Derribo a Judas, luego llevó el mayal en un amplio barrido para mantener a raya a los otros dos perros. Dauntless continuó acercandose, deteniéndose justo detrás y al lado de Armsmaster.
“Mi programa de mapeo dice que hay tres formas de salir de este garaje”, nos informó Armsmaster, “Las puertas de las otras dos salidas están cerradas, y les garantizo que no tendrán tiempo de abrir la cerradura o romper la puerta antes de que los alcance. No más trucos, no más...”
Se detuvo a mitad de la frase, movió la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro. “Que-”
Y luego desapareció.
Un pilar de concreto pintado de color amarillo, del tipo que se usaba para evitar que los autos se estacionen frente a las puertas de las escaleras, o para proteger la máquina expendedora de boletos de cualquier colisión, apareció en su lugar. Golpeó el suelo con fuerza, luego cayó de costado. Al mismo tiempo, escuchamos una serie de fuertes colisiones detrás de nosotros.
Un gigante de acero con manos enormes y un caño en su espalda que arrojaba volumenes de humo negro y gris tenía una mano cerrada alrededor de Armsmaster. Repetidamente, metódicamente, golpeó a Armsmaster contra el capó de un automóvil.
Ballistic, con su construcción de jugador de fútbol y su armadura corporal angular, salió de las sombras entre los autos hacia la izquierda de Dauntless, justo al lado de la entrada. Una niña que reconocí pero que aún no había visto en persona surgió de la derecha. Llevaba maquillaje de payaso y una gorra de bufón, con un traje azul celeste y ceñido completo con faldones. Las campanas tintinearon por las puntas de su gorra, sus faldones, sus guantes y sus botas. Circus. Su traje, maquillaje y combinación de colores eran diferentes cada vez que salía, pero el tema siempre era más o menos el mismo.
Dauntless se movió para retirarse, pero Sundancer lo interceptó, dando un paso alrededor del frente del edificio y colocando su sol en miniatura en el centro de la entrada para bloquear la salida.
No tenía suficientes bichos para contribuir, y además tenía muy poca idea de lo que estaba sucediendo, así que me quedé quieta y observé mientras el resto de la escena se desarrollaba con sorprendente velocidad.
Armsmaster luchó para salir de la mano de metal gigante, pero se encontró lidiando no solo con la máquina, sino con una criatura de la laguna negra, repleta de armadura de crustáceos y tentáculos de pulpo en lugar de brazos y cara. Logró alejarlos por unos breves instantes, hasta que lanzó su arma hacia la criatura pulpo y terminó con el parachoques de un coche en el lugar de la Alabarda. Él no tenía agarre en el parachoques cuando se materializó, por lo que se le resbaló y lo dejó caer. Antes de que pudiera recuperarse de su sorpresa o su falta de un arma, se encontró atrapado en la mano mecánica. El gigante impulsado por vapor reanudó su metódico golpeteo de Armsmaster contra el ahora maltratado coche, con el hombre cangrejo-pulpo parado cerca pacientemente.
Circus arrojó un puñado de cuchillos a Dauntless, solo para que fueran desviados cuando se encapsuló en su burbuja de campo de fuerza. Sin embargo, en el momento en que se levantó la burbuja, vi que Ballistic se agachaba para tocar el automóvil estacionado a su lado. No se vio que se moviera cuando utilizó su poder en él. Más bien, en un abrir y cerrar de ojos, se había ido de donde estaba, y abruptamente se encontraba prácticamente envuelto alrededor de la mitad superior del campo de fuerza. Comenzó a rodar hacia un lado antes de que el campo de fuerza cediera, y luego cayó al suelo a escasos metros de Dauntless.
Circus no había dejado de moverse. Cuando el auto tocó el suelo, sus pies encontraron posiciones en el chasis, e inmediatamente estaba en el aire, saltando hacia Dauntless. Ella trajo sus manos hacia atrás, y en algún momento en que no pude ver sus manos, tomó con dos manos un mazo grande y pintado de colores, con serpentinas de colores volando detrás cuando lo bajo contra Dauntless.
Circus era una de esas capas que tenía un montón de poderes muy pequeños. Los que yo conocía eran una piroquinesis menor, la capacidad de guardar elementos en el aire, recuperar esos elementos con la misma facilidad, y una coordinación y un equilibrio enormemente mejorados, para redondear. Ella era una de los villanos solitarios más exitosos en Brockton Bay, una ladrona común y de guante blanco, lo suficientemente rápida y versátil como para ganar o escabullirse si se cruzaba con un héroe. Si recordaba bien, le habían ofrecido un puesto en los Undersiders y se había negado rotundamente.
Lo que planteó la pregunta de qué estaba haciendo ella aquí, con los Viajeros.
Dauntless paró el mazo de Circus con su Arclance, y el mazo se había ido en el siguiente segundo, como si nunca hubiera existido. Sin embargo, en algún momento mientras tanto, ella había logrado poner una antorcha encendida en una mano. Se la llevó a la boca y sopló un gran cono de fuego en dirección a Dauntless.
Retrocedió tambaleándose del torrente de llamas, levantó su escudo y lo ensanchó en una burbuja de campo de fuerza otra vez. Menos de un segundo después de que se levantó el escudo, Ballistic envió otro automóvil que lo atropelló con suficiente fuerza que el automóvil rebotó en el techo, otra vez contra el suelo y al otro lado del estacionamiento. El escudo falló, dejando de existir entre parpadeos, y Dauntless se tambaleó.
Circus aprovechó la oportunidad para acercarse, antorcha guardada, maza en mano. Lo que siguió fue un derribo brutal, ya que Circus blandió el mazo dos veces, haciéndolo desaparecer en lugar de empujarlo hacia atrás para el próximo golpe, lo que hizo que el asalto fuera mucho más implacable. Ella se agachó para evitar su Arclance, luego giró en un apretado círculo mientras se desplazaba a su alrededor. Mientras giraba su cuerpo, el mazo apareció una vez más. Continuó con el giro con el arma en la mano, empujándolo con fuerza contra el centro del pecho blindado de Dauntless.
Dauntless cayó, y el conflicto terminó bruscamente, en silencio, salvo por el crujido del sol en miniatura de Sundancer y una única bocina que sonaba afuera.
Los dos gigantes, la máquina y la extraña criatura marina, se acercaron a nosotros, con Trickster quedándose atrás. Pude ver la cara del hombre máquina, un caucásico de mejillas pesadas marcadas por el acné y cabello largo recogido en una cola de caballo grasienta, la mitad superior de su cara cubierta con una máscara de metal y gafas, y ahora podía ubicarlo. Era Trainwreck, un villano bastante matón que no se había hecho mucha fama. No podría decir si era un traje o realmente su cuerpo. Por lo que sabía, era una especie de cyborg impulsado por el carbón, o un individuo desafortunado que había sido transformado por sus poderes de la misma manera que Newter y Gregor.
Y, por supuesto, eso dejaba al que no encajaba, la criatura marina, que solo podía ser Génesis, de los Viajeros.
Trainwreck arrojó al derrotado y ensangrentado Armsmaster al suelo, junto a Dauntless. Se tomó un segundo para examinar la Aalabarda, que sostenía en su otra mano, y luego la rompió en sus manos y apretó los restos en su puño de metal. Arrojó la chatarra resultante sobre los héroes inconscientes.
Miré a través del grupo reunido. Los Viajeros y dos villanos que, hasta donde yo sabía, nunca habían estado en un equipo. Nadie estaba diciendo nada.
Una voz suave y segura de sí misma rompió el silencio. “Asumí, Tattletale, que cuando pediste reunirte conmigo al finalizar tu tarea, no estarías trayendo los héroes contigo.”
Un soldado en kevlar y un pasamontaña negro sostenía la puerta de la escalera abierta para Coil. Vestido con el mismo leotardo negro con la imagen de una serpiente blanca dispuesta a través de él, Coil se unió a nosotros, caminando lentamente, con las manos entrelazadas detrás de su espalda, observando la escena con una mirada evaluadora. Dos soldados lo seguían, con armas en sus manos.
Coil. Sentí que mi pulso se aceleraba.
Tattletale hizo una mueca de dolor. “Lo siento.”
Coil miró alrededor un poco más, luego pareció tomar una decisión, “No. No creo que haya nada por lo que disculparse.”
Hizo una pausa, y todo lo que pude pensar era que eso es todo. Tengo lo que necesito.
Coil habló, más como si estuviera pensando para sí mismo que ninguno de nosotros: “Me estaba sintiendo teatral. El plan era que los Viajeros, Circus y Trainwreck salieran de las sombras mientras yo hacía una entrada impresionante. Es una lástima que no funcionó, pero supongo que tuvo un beneficio táctico.”
“Eso creo”, Tattletale sonrió abiertamente.
“Bueno, parece que tuviste éxito esta noche. Bueno. ¿Ya no hay perseguidores?”
“No.”
“¿Servicios de emergencia? ¿Otros héroes?”
“Todos al menos a dos minutos y medio, creo.”
“Entonces nos vamos a ir. Undersiders, Trickster, tengo un vehículo preparado, y me gustaría que me acompañen. Creo que tenemos mucho que discutir.”

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.22 00:49 master_x_2k Interludio V

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Interludio V

"¿Esto es lo que querías?", El adolescente con barba en su mentón y la capucha arriba, le entregó la bolsa de papel.
Manos anchas con las uñas arruinadas y podridas de color marrón recorrieron el contenido. “Lo es. Aquí.” La voz era ligeramente acentuada, las palabras y los sonidos eran muy cuidadosos, como si no se sintiera cómodo con el inglés.
El joven extendió la mano y sus ojos se agrandaron cuando un manojo de billetes se presionó en sus manos.
“Esto es... más de lo que pensé que sería.”
“¿Te estás quejando?”
El joven negó con la cabeza.
Gregor el Caracol se metió las manos en los bolsillos, como para esconder las uñas y los bultos que le salpicaban el dorso de las manos como costras. Cada uno de las protuberancias duras, que podrían haber sido conchas o escamas, ninguna más grande que un dólar de plata, tenía una prominente forma de espiral. Por mucho que pudiera meterse las manos en los bolsillos, no podía ocultar su rostro. No tenía cabello en la cabeza, ni siquiera cejas o pestañas, y las protuberancias duras le cubrían la cara como un caso terminal de acné. Lo más extraño y desconcertante de todo era el hecho de que su piel pálida era lo suficientemente translúcida como para poder ver las sombras de su esqueleto, sus dientes y la lengua en su boca.
“Como puedes ver”, dijo Gregor, sin ninguna afectación, “sería difícil para mí entrar a una tienda y hacer simples compras. No me gusta depender de mis amigos para esto. Me hace sentir en deuda con ellos, y eso no es bueno para las amistades. Si estás interesado en repetir este tipo de transacción, estando de guardia para hacer diligencias por mí durante un tiempo, podría arreglarse.”
“¿En serio?” El chico se frotó la barbilla, “¿Por cuánto tiempo?”
“Hasta que llamé y no puedas o no quieras hacer mi mandado. Si esto sucediera más de una vez, o si la razón no fuera buena, encontraría a otra persona, como lo hice con la última persona.”
“¿No lo lastimaste ni nada?”
“No. No lo hice. Decidió que prefería pasar la noche con su novia. No lo he llamado nuevamente.”
“¿Esto no será nada ilegal?”
“No. Sin drogas, sin prostitutas, sin armas.”
“Entonces me llamas, salgo corriendo y te consigo alimentos, o ropa, o comida para llevar, o champú, o lo que sea, y me pagas tres-”
“Eso es cuatro. Y no tengo pelo, así que no necesitarías preocuparte por el champú.”
“Claro. Lo siento. Entonces, ¿cuatrocientos dólares cada vez? ¿Cuál es el truco?”
“Sin trucos. Tengo dinero, me gusta que las cosas sean convenientes. Solo una pequeña posibilidad de problemas. Mi primer asistente, ella renunció porque estaba preocupada de que mis enemigos la usen para llegar a mí. No negaré que esto es posible.”
“¿Tienes enemigos?”
“Sí. Pero todavía no ha habido un caso en que alguno de mis asistentes tuvo problemas con ellos.”
“¿Alguno de ellos se metió en problemas?”
“El último asistente, el chico con la novia. Pensó que podría conseguir más dinero, porque podría ir a la policía y contarles lo que sabía de mí. Tuvo la suerte de intentar esto cuando estaba de buen humor. Yo lo disuadí. Trabajó para mí durante dos meses después de eso sin ninguna queja. No fuimos amistosos, fue puro negocio. Recomendaría, amablemente, que no intentes lo mismo.”
“Oye. Vive y deja vivir, ¿verdad?”
“Ese es un buen dicho.”
“Bueno. Quiero ir a la universidad este otoño, y esto suena muchísimo mejor que trabajar por el salario mínimo de durante cincuenta horas a la semana. Aquí, mi número de teléfono celular”, él entregó su teléfono.
Gregor el Caracol se tomó un segundo para poner el número en su propio teléfono. “Lo tengo. Llamaré.”
Fueron cada uno por su camino.
Gregor caminó por las calles laterales del centro de Brockton Bay con la capucha de su sudadera proyectando su rostro en la sombra. Cualquiera que se cruzara en su camino y mirara debajo de su capucha se apresuró a mirar hacia otro lado. Avergonzado, asustado. Aquellos que lo vieron desde lejos lo consideraban también como monstruoso, pero de una manera diferente. Para ellos, él era simplemente uno de los obesos mórbidos. Un hombre en de entre veinte largos o pocos treinta, casi tres veces el peso que debería tener para su altura de metro setenta y ocho. Su peso, lo sabía, era una de las cosas raras en este mundo moderno que alguien podría usar para burlarse de él abiertamente.
Le había llevado años llegar a aceptar esto. El ser uno de los monstruos.
Cuando llegó a su destino, el palpitante latido de la música llegó a sus oídos. El club estaba a dos cuadras de Lord Street, y había una línea que se extendía por el costado del edificio. Letras amarillas que brillaban intensamente en una letra casi intencionalmente simple deletreaban 'Palanquin'.
Se saltó la línea y se dirigió directamente hacia la puerta de entrada. Un fornido portero hispano con una barba que trazaba los bordes de su mandíbula desabrochó la cerca de la cadena para dejarlo pasar.
“¿Qué demonios?”, Se quejó una de las chicas que estaba al frente de la fila. “Estuvimos esperando cuarenta y cinco minutos, ¿Y dejaste entrar a ese gordo de mierda?”
“Fuera de la fila”, dijo el portero, su voz aburrida.
“¿Qué carajo? ¿Por qué?”
“Acabas de insultar al hermano del dueño, idiota”, le dijo el portero, “Fuera de la fila. Tú y tus amigos están vetados.”
Gregor sonrió y negó con la cabeza. La línea que el portero había usado era basura, por supuesto, él no era el hermano del propietario. Pero fue agradable ver a uno de los imbéciles recibiendo lo que merecían.
Había trabajado como gorila para clubes que buscaban a alguien más exótico y llamativo, cuando se estaba poniendo de pie por primera vez, por lo que sabía que la línea que veías por la puerta rara vez indicaba cuántas personas había en el interior. Un club vacío podría tener una fila de personas esperando para entrar, para dar la imagen correcta. A pesar de que era martes por la noche, Palanquin no tenía necesidad de tales engaños. Estaba lleno de gente. Gregor navegó con cuidado entre la multitud de bailarines y personas que sostenían tragos, hasta que llegó a una escalera custodiada por un portero. Al igual que con la puerta de entrada, su entrada a la escalera era automática, incuestionable.
El balcón del piso de arriba no estaba lleno de gente, y los que estaban presentes, una docena más o menos, estaban casi deshuesados ​​en su letargo. Sobre todo chicas, yacían boca abajo en los sofás y en las cabinas de todo el balcón que daba a la pista de baile. Solo tres personas estaban más o menos alerta cuando Gregor se acercó.
“¡Gregor, mi muchacho!” Newter sonrió de oreja a oreja. Gregor captó el más breve destello de disgusto en la cara de una de las chicas que estaban sentadas con Newter, mientras lo miraba. Ella era una rubia con lápiz labial azul y reflejos rosados ​​en su cabello. Si Gregor hubiera estado trabajando como portero, habría revisado su identificación, la habría comprobado dos veces, y aunque pareciera real, la habría echado de todas maneras por ser demasiado joven. Ella no podría haber tenido más de dieciséis años.
Aún así, eso era más o menos la edad de Newter, y no podía culpar al chico por estar interesado en alguien de su edad.
La otra chica, de cabello oscuro, tenía un aspecto europeo en sus facciones. Ella no mostró tal disgusto. Cuando ella le sonrió, no había señales de que la expresión fuera forzada. Eso fue raro e interesante.
“Traje tu cena”, dijo Gregor.
“¡Buen hombre! ¡Trae una silla!”
“Los otros también querrán su comida.”
“Levanta una silla, vamos. Aquí tengo dos chicas deslumbrantes, y no me creen cuando les estoy hablando de algunos de los trabajos más geniales que hemos realizado. Necesito respaldo aquí, hermano.”
“Yo no creo que sea una buena idea hablar de estas cosas”, dijo Gregor. Él permaneció de pie.Newter tomó la bolsa y agarró un sándwich de adentro. “Todo bien. Faultline se unió a la conversación hace un rato, por lo que obviamente no le parece un problema. No van a hablar, ¿verdad, Laura? ¿Mary?”
Cada chica negó con la cabeza cuando Newter les preguntó por su nombre. Eso le permitió a Gregor etiquetar a la chica de cabello oscuro como Laura y la chica con el lápiz labial azul como Mary.
“Si Faultline dijo que estaba bien”, dijo Gregor. Cogió la bolsa de Newter y encontró su propio sándwich. “Laura y Mary, lo siento, los otros sándwiches que tengo aquí están reservados. Podría ofrecerles algo del mío, si quisieran.”
“Está bien, no tengo hambre”, respondió Laura, “Me gusta tu acento. ¿Es noruego?”
Gregor terminó su primer bocado, tragó saliva y negó con la cabeza, “No estoy seguro. Pero he hablado con un experto y él dice que el otro idioma que hablo es islandés.”
“¿No lo sabes?”
“No”, respondió Gregor.
Su respuesta brusca solo detuvo la conversación por un momento antes de que Newter lo pusiera en marcha de nuevo, “De acuerdo, hermano, diles a estas chicas contra quién nos enfrentamos el mes pasado.”
“¿El trabajo de la caja de juguetes?”, Preguntó Gregor, “¿con el mercado negro de Artesanos? No habia nadie-”
“El otro. El trabajo en Filadelfia.”
“Ah. Chevalier y Myrddin.”
Newter juntó sus manos, meciéndose en su asiento, “¡Te lo dije!”
“Y los vencieron”, dijo la chica de cabello oscuro, incrédula.
“¡No perdimos!” Gritó Newter.
“Estuvo muy cerca”, Gregor agregó sus propios dos centavos. “Chevalier es el líder del Protectorado en Filadelfia. Myrddin lidera el Protectorado de Chicago. Estas son personas que el mundo entero reconoce. Obtuvieron puestos protegiendo ciudades grandes en Estados Unidos porque son fuertes, porque son inteligentes y talentosos. Cumplimos el trabajo, como siempre hacemos, y nos marchamos.”
Newter se echó a reír, “Paguen.”
Ni Laura ni Mary parecían molestas cuando metieron la mano en el bolsillo y el bolso, respectivamente, y sacaron algunos billetes.
“¿Cuál fue la apuesta?” Preguntó Gregor.
“Les dije que no tenían que pagar si mentía.”
“¿Y si no estuvieras mintiendo? ¿Pagan más?”
“Ninguna penalización. Obtuve compañía y conversación por un tiempo”, sonrió Newter. Extendió la mano hacia la parte posterior de la cabina, agarró una bolsa que estaba allí y sacó un par de cucharas de plástico y una botella de agua. Con un gotero de agua que sacó de su bolsillo, extrajo agua de la botella y colocó unas gotas en cada cuchara. El último paso fue sumergir la punta de la lengua en cada gota de agua.
“Lámanlo”, les dijo a las chicas.
“¿Eso es todo?”, Le preguntó Laura.
“Es suficiente. Más, y es posible que vuelen por un tiempo inconvenientemente largo. Eso justo allí”, señaló Newter a la cuchara con la punta de la cola, “Es un poco menos de una hora de viaje psicodélico. Sin resaca, sin efectos secundarios, no es adictivo, y no se puede sufrir una sobredosis. Créeme, he intentado hacer que alguien tenga una sobredosis antes, en una situación de combate, y no pude lograrlo.”
Mary fue la primera en tomar la cuchara y meterla en su boca. Momentos después, sus ojos se abrieron de par en par y ella cayó inerte sobre el respaldo de la cabina.
“Oye”, dijo Laura, volviéndose hacia Gregor. Metió la mano en el bolsillo, encontró un recibo y un bolígrafo, y garabateó en la parte posterior en blanco del papel. Ella se lo entregó. “Mi número. Si quieres hablar, o, ya sabes, algo más.”
Ella le guiñó un ojo y luego se metió la cuchara en la boca.
Gregor parpadeó en una leve confusión mientras su cabeza cayó hacia atrás.
“Parece que has causado una buena impresión, Gregster”, se rió entre dientes.
“Tal vez”, dijo Gregor. Puso la mitad de su sándwich que quedaba en la bolsa de papel, luego hizo una bola con la envoltura. Después de un momento de vacilación, arrugó el recibo con el número de Laura en la bola. Lo lanzó a un cubo de basura a medio camino a través de la habitación.
“¡Oye! ¿Qué diablos?”
“No creo que yo le gustara porque soy yo”, dijo Gregor, “creo que le gustaba porque soy un monstruo."
“Creo que te estás saboteando, hombre. Esta buena. Mírala.”
Gregor lo hizo. Ella era atractiva. Él suspiró.
“Newter, ¿sabes lo que es un devoto?”
Newter negó con la cabeza.
“Es un término del argot para alguien que se siente atraído por personas con discapacidades debido a la discapacidad. Creo que se trata de poder, atracción por alguien porque de alguna manera son débiles. Creo que es probable que esta Laura me considere débil por la forma en que me veo, la forma en que puedo tener problemas día a día, y esto es atractivo para ella de una manera similar a la que un lisiado o un ciego seria para un devoto. Esto no me atrae.”
“De ninguna manera. Tal vez le gustes por la persona que está debajo.”
“No me vio lo suficiente como para saber quién podría ser esa persona”, respondió Gregor.
“Creo que te estás menospreciando. Yo aprovecharía esa oportunidad.”
“Eres una persona más fuerte que yo de muchas maneras, Newter. Debería llevarle la cena a los demás”, Gregor se dio vuelta para irse.
“Oye, haz una señal a Pierce para que envíe a otra chica o dos, ¿quieres?”
Gregor hizo lo que le pidió, llamando la atención del portero al pie de las escaleras. El portero, a su vez, llamó la atención de un grupo de chicas en la pista de baile.
Mientras las chicas se abrían paso, Gregor se volvió hacia Newter, “¿Estás feliz?”
“Oh hombre. No vas a entrar en una fase filosófica de nuevo, ¿verdad?”
“Te ahorraré eso. ¿Lo estás?”
“Tipo. Mírame. Tengo dinero para gastar, tengo a las chicas más calientes de la ciudad pidiendo probarme. ¡Literalmente queriendo probarme! ¿Qué piensas?”
“¿Estás feliz, entonces?”
“La época de mi vida, hermano.” Newter abrió sus brazos para saludar a un trío de chicas cuando llegaron a la cima de las escaleras.
“Me alegra.” Gregor se giró y entró al pasillo en la parte posterior del balcón. Cuando la puerta se cerró tras él, el sonido de la música detrás de él se atenuó.
Su siguiente parada fue la primera puerta a su izquierda. Él golpeó.
“Adelante.”
La habitación tenía una cama a cada lado, en las esquinas opuestas. Un lado de la habitación estaba atestado de carteles, fotos, una estantería repleta de libros, una computadora Apple con dos estantes para CD que se alzaban sobre ella y dos sistemas de altavoces. La música de los altavoces de la computadora apenas logró ahogar la música del club de abajo. La chica que estaba recostada en la cama tenía una densa capa de pecas en la cara y las manos, y cabello castaño rizado. Las revistas estaban amontonadas a su alrededor en la cama, amenazando con derrumbarse al menor movimiento.
El otro lado de la habitación era espartano. Nada adornaba las paredes, no había libros, ni computadora o parafernalia de computadora. Había una cama, una mesita de noche y una cómoda. El único toque de personalidad era una colorida colcha y una funda de almohada. Gregor sabía que había sido un regalo de Faultline. La propietaria no habría salido a buscarla ella misma. La residente de ese lado de la habitación estaba sentada en la esquina, mirando a la pared. Ella era rubia, el tipo de cabello rubio platinado que raramente duraba pasando la pubertad. Su suéter púrpura era un poco demasiado grande para ella, cayendo sobre sus manos, y sus jeans claros estaban claramente destinados a ser más cómodos que a la moda.
“Traje tu cena, Emily.”
“Gracias”, le respondió la chica pecosa. Cogió el sándwich que le lanzó y comenzó a pelar el paquete.
“¿Está bien?”, Le preguntó, haciendo un gesto a la chica de la esquina.
“No es uno de sus mejores días.”
El asintió.
“Elle”, habló, suavemente, “¿Puedo acercarme?”
Habían aprendido por las malas, que cuanto más distante estaba la niña, más fuerte era su poder. Esto la hacía particularmente peligrosa cuando estaba tan perdida que no podía reconocerlo. Una cruel ironía, observó Gregor, que prácticamente no tenía ningún poder cuando era más ella misma. Era un problema al que esperaban encontrar una respuesta, algún día.
La chica en la esquina se volvió para mirarlo a los ojos. Lo tomó por consentimiento, se le acercó y le puso un sándwich en las manos.
“Come”, la instruyó.
Ella lo hizo, casi mecánica en sus movimientos.
Después de que Faultline lo enlistó a él y a Newter, un trabajo los había llevado a un asilo de alta seguridad. Habían estado allí para interrogar a alguien sobre los Dragonslayers, un grupo de villanos que utilizaba tecnología de Artesano robada del Artesano más poderoso y de mayor perfil del mundo para el hurto y el trabajo mercenario. Su invasión del asilo no había ido tan bien como podría haberlo hecho, y había llevado a un cierre de alta tecnología de la instalación. No solo extendió su misión por varias horas, sino que también generó problemas con uno de los residentes, una parahumana que aparentemente tenía que ser movida regularmente, para que su influencia sobre su entorno no se extendiera más allá de los límites de su celda, convirtiéndola en una un problema serio para el personal, otros residentes y espectadores involuntarios.
Al final, después de tratar con el escuadrón enviado del Protectorado de Boston y obtener la información que necesitaban sobre los Dragonslayers, habían reclutado a la chica.
Miró y esperó lo suficiente para asegurarse de que estaba en camino de terminar su sándwich, luego se dio vuelta para irse. Emily le dio un pequeño saludo con la mano en señal de despedida, y él asintió una vez en reconocimiento.
Su última parada fue la oficina al final del pasillo del segundo piso. Miró por la ventana, luego se dejó entrar tan silenciosamente como pudo.
Faultline, propietaria de Palanquin y varias otras empresas de cobertura en Brockton Bay, estaba sentada en un gran escritorio de roble. Frente a ella, en medio de los libros de contabilidad, cuadernos y libros de texto de la universidad, había algo similar a un xilófono, una serie de varillas alineadas una al lado de la otra, atadas firmemente a una tabla.
Faultline estaba en su ropa profesional; una camisa de vestir blanca con las mangas arremangadas y pantalones negros metidos en brillantes botas de montar negras con dedos de acero. Su ondulado cabello negro estaba recogido en una cola de caballo. No llevaba máscara: los empleados de Palanquin que se aventuraban tan lejos como esta oficina estaban demasiado bien pagados para traicionarla. Sus rasgos eran tal vez demasiado agudos como para llamarlos convencionalmente atractivos, pero Gregor sabía que ella era ciertamente más atractiva que Newter o él mismo.
Mientras Gregor observaba, ella cerró los ojos, luego deslizó su mano por los extremos superiores de las varillas. La energía roja y azul crepitaba, y piezas de madera, metal, piedra y plástico en forma de moneda caían al escritorio. Otras varillas, varias de las cuales eran de madera verde, quedaron intactas.
“Carajo”, murmuró. Barrió los trozos de varios materiales en forma de moneda en un cubo de basura que estaba al lado de su escritorio. Echando un vistazo hacia donde estaba Gregor justo al lado de la puerta, levantó una ceja.
“No deseaba interrumpirte.”
“No te preocupes por eso. Tal vez distraerme ayudará.”
“Si estás segura.” Se acercó al escritorio, dejando la bolsa de papel sobre ella, “Eran las siete en punto, nadie había comido todavía. Nos conseguí unos sandwiches.”
“Gracias. ¿Cómo está Elle?”
“Spitfire dijo que estaba teniendo un mal día, pero que ha comido ahora. Quizás mañana será mejor.”
Faultline suspiró, “Esperemos. Es muy fácil volverse unido a esa chica, ¿sabe a qué me refiero?”
“Sí.”
“¡Carajo!”, Maldijo, mientras pasaba la mano por las varillas y, una vez más, la madera verde se negaba a cortarse.
“¿Qué estás haciendo?”
“Hemos hablado sobre el efecto Manton.”
“La regla que impide que algunos poderes afecten a los seres vivos. Has estado tratando de eliminar esas restricciones de ti misma.”
“Sin suerte. Es cuestión de tiempo antes de que tengamos un trabajo, las cosas se pongan feas, y sea demasiado débil, debido a esta limitación arbitraria.”
“Me resulta difícil creer que cualquiera que haya derrumbado un edificio sobre alguien pueda llamarse a sí mismo débil.”
“Eso fue más suerte que cualquier otra cosa", suspiró, mientras ajustaba las posiciones de las varillas.
“Si tú lo dices.”
“No es que no haya precedente para esto. Sabemos a ciencia cierta que algunas capas que alguna vez fueron retenidas por el efecto Manton han descubierto una forma de evitarlo o superarlo. Narwhal es el caso más obvio.”
“Sí.”
“Hay una rama teórica que dice que el efecto Manton es un bloqueo psicológico. Que, debido a nuestra empatía por los seres vivos, detenemos nuestros poderes en un nivel instintivo. O, tal vez, nos retenemos contra otros seres vivos porque hay una limitación impuesta inconscientemente que nos impide herirnos con nuestros propios poderes, y es demasiado general, abarcando a otros seres vivos en lugar de solo a nosotros mismos.”
“Ya veo.”
“Así que estoy tratando de engañar a mi cerebro. Con esta configuración, paso de material inorgánico a material orgánico muerto a tejidos vivos. Madera verde, en este caso. O lo mezclo para que vaya de uno a otro sin ningún patrón. Si puedo engañar a mi cerebro para que cometa un error, anticipando el material equivocado, tal vez pueda atravesar ese bloqueo mental. Hacerlo una vez, y sería más fácil para futuros intentos. Esa es la teoría, de todos modos.”
Ella lo intentó de nuevo. “¡Mierda!”
“No parece estar funcionando.”
“No me digas. Hazme un favor. Reorganiza estos. No me dejes verlos.”
Se acercó al escritorio, desató las varillas, las barajó y luego las ató en su lugar mientras ella estaba sentada allí con los ojos cerrados.
“Adelante”, le dijo.
Lo intentó de nuevo, con los ojos cerrados. Cuando ella los abrió, ella maldijo varias veces seguidas.
Gregor dio un paso alrededor del escritorio, la agarró por el cuello con su mano izquierda, y la sacó de la silla. La empujó al suelo y se subió encima de ella para que él estuviera a montando sobre ella, sus rodillas presionando sus brazos hacia abajo. Su agarre se apretó incrementalmente.
Los ojos de Faultline se agrandaron y su rostro comenzó a cambiar de color mientras luchaba. Le puso las rodillas en la espalda, pero uno podría haber tenido más éxito golpeando un lecho de agua. El efecto fue el mismo. Debajo de su piel, que era más dura de lo que uno podría imaginar, su esqueleto, músculos y órganos flotaban en un mar de fluidos viscosos. Su esqueleto, había aprendido, era más parecido al de un tiburón que un humano. Era un cartílago flexible que se doblaba donde el hueso se rompería y cicatrizaba más rápido que el hueso. Había sido atropellado por un automóvil y se puso de pie poco después. Sus patadas no tendrían mucho efecto.
“Lo siento”, le dijo.
Su lucha gradualmente se debilito. Tardó un tiempo antes de que empezara a flaquear.
Esperó un segundo más, luego la soltó. Ella comenzó a toser mientras vertía aire en sus pulmones.
Esperó pacientemente a que se recuperara. Cuando ella parecía tener más o menos el control de su propia respiración, habló: “Hace meses, estábamos hablando sobre este tema, el efecto Manton. Tu mencionaste cómo podría ser posible que alguien como nosotros tenga un segundo evento detonante. Un cambio radical o mejora en sus poderes como resultado de un momento de vida o muerte. Tal podría explicar cómo romper la regla de Manton.”
Ella asintió, tosiendo de nuevo.
“No habría funcionado si te hubiera advertido de antemano. Lo siento.”
Ella negó con la cabeza, tosió una vez, y luego le respondió con voz ronca: “No funcionó de todos modos.”
“Lo siento.”
“¿Y si hubiera funcionado, gran lunático? ¿Qué esperabas que te hiciera? ¿Corta tu mano? ¿Matarte?”
“Pensé que tal vez mi mano o mi brazo, en el peor caso. No creo que me mates, incluso en un momento como ese. Has hecho mucho por mí. Incluso si resultara imposible volver a conectarlo, no diría que es una mano muy atractiva”, examinó la mano que acababa de utilizar para estrangular a Faultline, “Perderla, por algo en lo que has estado trabajando durante mucho tiempo no es algo lamentable.”
“Idiota”, se puso de pie, tosiendo de nuevo, “¿Cómo diablos se supone que me vaya a enojar contigo cuando dices algo así?”
Él permaneció en silencio.
“Bueno, o eso no va a funcionar, o necesito algo que me acerque aún más a la muerte... en cuyo caso lo estoy tachando de la lista de todos modos.” Ella movió su silla y se sentó en su escritorio, empujando el aparato con las barras en la basura. “Me gusta estar viva demasiado para bailar en ese filo de la navaja.”
“Sí”, su voz era tranquila.
“Gracias, por cierto, por intentar eso”, le dijo, mientras vaciaba la bolsa de un sándwich y medio. Le devolvió el medio sándwich de Gregor a la bolsa y dejó la suya a un lado, sin abrir. “Creo que fuera fácil.”
Él sacudió la cabeza.
“Así que, estoy devolviendo el favor, entonces. Siéntate.”
Él acercó una silla y se sentó al otro lado del escritorio.
“Hace un año, accediste a darme una parte de tus ganancias en nuestro pequeño grupo, si las usaba para responder algunas preguntas que teníamos.”
“Recuerdo.”
“Hablaré con los demás sobre esto, pronto, pero ya que tú fuiste el que más pagó, pensé que era correcto que primero lo compartiera contigo.” Abrió un cajón y sacó un archivo. Ella lo empujó sobre el escritorio. “Esto es lo que he encontrado, hasta ahora.”
Él abrió el archivo. La primera página era una imagen, de alta resolución, de una 'u' estilizada, o una 'c' girada noventa grados en el sentido contrario a las agujas del reloj. Tocó su brazo, donde un tatuaje idéntico a la imagen lo marcaba.
“Sea quien sea”, explicó Faultline, “Ya sea una o varias personas, es muy, muy bueno para cubrir sus huellas.”
Pasó las páginas. El siguiente conjunto de páginas eran imágenes, informes de la escena del crimen, archivos oficiales y artículos de noticias sobre varios parahumanos, cada conjunto de páginas relacionadas con uno específico. El primero era un hombre monstruo con un caparazón parecido al de un escarabajo cubriendo su cuerpo. Gregor mismo era el segundo.
“Tú y Newter, como ya sabes, no están solos. De manera constante, los parahumanos han aparecido en toda América del Norte. Amnesia retrógrada, todos marcado por el mismo tatuaje que se encuentra en varias partes de su cuerpo. Cada uno fue abandonado en un lugar apartado en un área urbana. Callejones, zanjas, tejados, debajo de puentes.”
“Sí”. Gregor pasó más páginas. Cada conjunto de páginas tenía más personas como él.
“Aquí está la cosa, sin embargo. Al principio, la mayoría eran extraños en apariencia. Hasta cuatro de cada cinco parahumanos monstruosos, si puedes disculpar el término, siguen el patrón, y ese número podría aumentar si tuviera la oportunidad de examinar o conseguir una entrevista decente con los demás. El tatuaje, la amnesia, sus primeros recuerdos es despertar en algún lugar de una ciudad extraña.”
“¿Al principio, dijiste?”, Preguntó Gregor, “¿Esto cambió?”
“Pasa a la pestaña roja.”
Encontró la pestaña roja que sobresalía y se volvió hacia esa página. Una imagen de alta calidad de una atractiva chica pelirroja.
“Ella apareció en Las Vegas. Todo el negocio de los casinos ha mordido el polvo, casi, desde que los parahumanos que pueden jugar con las probabilidades o hacer trampa comenzaron a aparecer. Pero aún hay juegos clandestinos. Ella participó en algunos, y le pusieron una recompensa a su cabeza en cuestión de días. Se está llamando a sí misma Shamrock, y yo apostaría buen dinero en el hecho de que tiene poderes que le permiten manipular probabilidades.”
“Ya veo. ¿Por qué estamos hablando de ella?”
“Siguiente página.”
Pasó la página. “Ah”
Era una imagen granulada de una cámara de vigilancia. Shamrock estaba en medio de cambiarse de ropa en lo que parecía un estacionamiento subterráneo, y, aunque parcialmente oscurecido por la correa de su sostén, el tatuaje era visible en su omoplato. Una 'u' estilizada.”
“Esa es la pieza del rompecabezas número uno. Dadas las fechas, y eres libre de mirarlas en tu propio tiempo, pasando por los primeros avistamientos, las personas que aparecen con estos tatuajes son cada vez menos monstruosas con cada año que pasa. No siempre, pero es una tendencia. Entonces, boom, encontramos a Shamrock. No hay características extrañas de que hablar.”
Dio vuelta unas páginas.
“Pieza número dos. Me temo que es uno de esos casos en que las cosas se han cubierto demasiado bien para que podamos verificarlas, pero te diré lo que escuché. Tallahassee, Florida, hace solo tres meses, circuló un rumor sobre alguien que se hacía llamar Dealer.”
“¿Qué estaba traficando?”
“Poderes.”
“Poderes”, se hizo eco de Gregor.
“Pagale una cantidad en el vecindario de treinta y cinco mil dólares, el vendedor te da algo para beber, y te unes a las filas de los héroes y villanos en la comunidad de capas. Poderes en una botella.”
“Ya veo. ¿Cómo se relaciona esto?”
“Porque una persona que afirma ser cliente hizo una publicación en un blog sobre su transacción. Está cerca del final de ese archivo. En su publicación, describió que Dealer tenía un maletín de metal lleno de frascos. Grabado en el interior de la tapa...”
“El mismo símbolo que el tatuaje”, adivinó Gregor.
Faultline asintió, “Y eso es lo que sabemos.”
“Ya veo. ¿Podemos rastrear a este individuo con el blog?”
“Él está muerto. Asesinado por dos capas sin nombre menos de un día después de que hizo la publicación.”
“Ah.”
“Lo que creo es que alguien ha descubierto cómo las personas obtienen poderes, y han hecho un negocio de ello. Pero los primeros intentos no fueron tan bien. Podría ser que, si la química es mala, las personas que beben esas cosas se vuelven como tú, como Newter, como Sybill y Scarab.”
“Entonces esta persona o personas. Crees que están experimentando. Han estado perfeccionando su trabajo y los cambios físicos se han reducido.”
“Y este Dealer era su vendedor, o más probablemente, alguien que se robó parte de su trabajo e intentó sacar provecho de él. Las personas con las que hizo negocios no se hicieron los tatuajes.”
La silla de Gregor gimió dolorosamente mientras se inclinaba hacia atrás.
“¿Qué sigue?”
“Nadie ha visto u oído hablar de este Dealer desde que el blogger fue asesinado. El Dealer está muerto o está manteniendo un bajo perfil. Entonces seguimos nuestra otra pista. Tengo investigadores privados buscando a Shamrock. Estoy pensando en concluir nuestro contrato con Coil aquí, entonces, si tenemos la suerte de que nuestros detectives la encuentren antes que los cazarrecompensas, le hacemos una visita. O puede decirnos algo, o podemos ofrecerle un puesto en el equipo.”
“O ambos”, dijo.
“En un mundo ideal”, Faultline sonrió.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.22 00:47 master_x_2k Colmena X

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Colmena X

“911 de Brockton Bay, ¿cuál es su emergencia?”
“Múltiples heridos”, le dije, mirando hacia la señal de la calle más cercana, “Almacén en Whitemore y Sunset. Envíen policías y capas también. Estos tipos son miembros del ABB.”
Hubo una breve pausa: “¿Eso es Whitemore y Sunset?”
“Whitemore y Sunset, sí. Escucha, el líder del ABB, un parahumano llamado Lung, está incapacitado en la escena, pero eso no será así por mucho tiempo. Está drogado y cegado, pero las drogas estarán fuera de su sistema antes de que pase demasiado tiempo.”
“¿Eres una capa?”, Preguntó, “¿Puedo obtener tu identificación?”
“Repito”, la ignoré, “Está drogado y cegado, pero solo la ceguera será un factor cuando los primeros en responder lleguen a la escena. Adviértales que tengan cuidado. También puedes decirles que un segundo parahumano que se hacía llamar Oni Lee estaba presente pero huyó después de resultar herido. Él todavía puede estar en el área.”
“Entiendo. El Protectorado será informado antes de que lleguen a la escena. Tengo ambulancias, policías y equipos de ERP en camino. ¿Puedo obtener su identificación?”
Colgué.
“No puedo creer que le hayas arrancado sus ojos”, dijo Sundancer. Estábamos caminando rápidamente hacia donde habíamos dejado Labyrinth.
“Él sanará”, le señalé, “eventualmente.”
“Cegaste a alguien que estaba incapaz de defenderse. Eso está un poco jodido.”
No podía decir mucho sobre eso. Jodido o no, había sido necesario. No podría haber lidiado con ello si hubiera sabido que lo habíamos dejado allí y él hubiera vuelto al ruedo como de costumbre para el final del día. Lo había detenido, lo mejor que pude.
Está bien, está bien, estaba dispuesta a admitir que tal vez los medios eran un poco turbios. Había peleado junto a algunas personas de mierda, lo había mutilado. Al dejar ir a Fenja, Menja y Kaiser, de cierta forma había aprobado lo que le habían hecho a los hombres de Lung. Pero al final, era lo que quería hacer cuando quería ser un superhéroe. Había derrotado a una persona horrible.
Solo esperaba que los héroes pudieran limpiar el desorden y poner a Lung tras las rejas para siempre esta vez.
“Oye Perra”, le dije, “¿por qué regresaste?” No podía expresarlo mejor sin ofenderla, pero quería saber por qué volvería cuando se suponía que iba a tomar Newter y al soldado de Coil a un doctor.
Perra estaba sentada con una pierna a cada lado sobre Brutus. Ella pareció entender lo que quise decir, “El otro soldado dijo que era un médico entrenado. Me dijo que podía manejarlo, así que volví para luchar.”
“Ah”, dije. “Lo entiendo.”
Al ver que nos acercamos al resto de nuestro grupo, vi que Perra no había mentido. Newter estaba vendado y despierto, mientras que el otro soldado estaba acostado, inconsciente. Tal vez noqueado por el dolor.
“Lo lograste”, sonrió Newter.
“Apenas”, admití, “¿Estás bien?”
“Soy más duro de lo que parezco”, respondió, “Beneficio de mi, um, biología única.”
“Genial”, le respondí, sintiéndome tonta por no tener una mejor respuesta, pero no se me ocurrió nada que decir que no sonara como si lo estuviera intentando demasiado o, peor, sonara sarcástica.
“Este tipo dice que ustedes probablemente salvaron mi vida”, Newter señaló con el pulgar hacia el hombre de Coil que estaba despierto.
“Honestamente, me cuesta para creer que estás despierto y hablando en este momento”, respondió el médico.
“De todos modos, gracias”, dijo Newter, moviendo los ojos de mí a Sundancer a Perra y viceversa.
“No hay problema”, le respondí, sintiéndome tonta por no tener una respuesta mejor o más adecuada. Avergonzada, busqué una razón para cambiar el tema. “Mira, deberíamos salir de aquí en los próximos minutos. Capas, policías y ambulancias están en camino de lidiar con las repercusiones.”
“Está bien”, dijo Newter, “pero tengo que preguntar... ¿un pequeño ejército de cucarachas los trajo esos?”
Estaba sonriendo mientras señalaba un lugar cerca de donde estaba echado. Una pila de bolsas de papel estaba organizada en una pila.
“Me olvidé de que hice eso”, admití, “no se sentía bien dejar el dinero del ABB si terminábamos retirándonos, así que hice que mis bichos lo sacaran de ahí. Todos podrían tomar una bolsa.”
“¿Podemos tomarlo?” Newter preguntó, “¿Segura?”
Me encogí de hombros en respuesta. El dinero no me importaba mucho. “Considéralo un bonus, un agradecimiento por ayudar. Esta, em, no exactamente dividido en partes iguales, así que no lo tomen como un insulto si alguno de ellos termina siendo una bolsa llena de billetes de un dólar.”
“No tengo quejas”, dijo Newter. Extendió la mano y la usó para rodear y recoger una bolsa. El tipo de Coil lo ayudó a ponerse de pie, y uno podía verlo estremecerse y jadear por el esfuerzo. Se tambaleó un poco, luego puso una mano sobre el hombro de Labyrinth para estabilizarse. Sundancer agarró una bolsa, y el médico / observador de Coil agarró dos.
Labyrinth no se estiro a por una, así que me acerqué, agarré una y se la tendí. Ella no respondió.
“Lo cuidare por ella”, ofreció Newter.
“¿Ella se encuentra bien?”
“Ella esta... bastante normal. Para ella, en todo caso.”
Reclamó la bolsa, dejando tres para Perra y para mí, pero nadie se quejaba ni señalaba eso.
“¿Ustedes necesitan un aventón?”, Pregunté.
Newter negó con la cabeza, luego señaló a una boca de alcantarilla en el camino, “Volveremos a uno de nuestros escondites por allí. Territorio familiar para mí.”
“¿Es esa una buena idea, con tu lesión? Quiero decir, declarando lo obvio, pero va a ser bastante asqueroso allí abajo.”
Él sonrió, “No se puede infectar. Mi biología es tóxica para las bacterias y los parásitos, creo. Nunca he estado enfermo, que pueda recordar.”
Por supuesto. Ahora me sentía tonta por hacer que Sundancer usara el alcohol para esterilizarlo, y por hacer un esfuerzo adicional con las toallas sanitarias, para asegurarme que lo que estaba usando estuviera limpio.
“¿Y ustedes chicos?” Le pregunté al tipo de Coil, “¿Aventón?”
“Tenemos uno, pero gracias.” El médico se agachó, ató las muñecas de su compañero, y luego se colocó el lazo de brazos sobre su cabeza, por lo que efectivamente estaba llevando a su amigo a cuestas. Tomó otro segundo para acomodar sus armas, luego se dirigió a través del mismo callejón que Kaiser, Fenja y Menja habían atravesado antes de que comenzara la pelea.
Sundancer iba por el camino opuesto, entonces ella dijo un breve adiós y se fue. Newter y Labyrinth estaban caminando en la misma dirección que Perra y yo, así que caminamos juntos.Labyrinth caminaba como si estuviera aturdida, con Newter llevándola de la mano como si fuera una niña. Era interesante, no solo por ver ese tipo de interacción entre ellos, sino también que sus guantes parecían de tela, y que probablemente estaba arriesgándose a drogarla... a menos que fuera inmune. ¿Una consecuencia de su habilidad? Me sorprendió mirando, sonrió y se encogió de hombros.
“¿Autista?” Supuse.
Él negó con la cabeza, “No, aunque pensamos eso, al principio. Parece que era una niña normal hasta que aparecieron sus poderes. Desde entonces, ha estado en su pequeño mundo, más o menos. Un poco peor en este momento, creo, después de verme herido.”
“¿Eso sucede?”, Le pregunté, haciendo un gesto hacia mi cabeza, incapaz de encontrar una forma inofensiva y simple de expresarlo.
Se encogió de hombros, “A veces conseguir poderes te jode el cuerpo”, hizo un gesto para sí mismo usando su cola, que todavía sostenía las bolsas de papel, “A veces te jode la cabeza. Mala suerte, pero lidias con las cartas que te reparten.”
“Oh”, respondí. No estaba segura de cómo responder. Un horror frío y silencioso se apoderó de mí. Mis poderes tenían algo que ver con mi cerebro. Podía recordar lo loca que me había sentido justo después de que aparecieran mis poderes, ese torrente de imágenes de pesadilla, señales y detalles de mis bichos. Todavía tengo malos sueños al respecto. ¿Qué tan cerca había estado de ser así permanentemente?
Él sonrió, “Esta bien. Ella nos quiere mucho y también estamos apegados a ella. Ella tiene sus momentos lúcidos, cuando nos hace saber que está de acuerdo con el status quo. Claro, ella tiene días malos cuando está muerta para el mundo, pero todos nuestros poderes tienen inconvenientes, ¿sí?”
“Sí”, le hice eco, aunque no podía pensar en un inconveniente para mi poder que siquiera se acercara a eso.
“Creo que estamos bien donde estamos. ¿Eh, L? ¿Estás feliz desde que te sacamos de ese lugar?”
Labyrinth como que se sacudió su aturdimiento y lo miró.
“Sí”, sonrió Newter, “Puedes notarlo porque las cosas que hace con su poder son más bonitas, estos días.” Hizo un gesto hacia la tapa de la alcantarilla, “Aquí es donde nos separamos.”
Labyrinth miró hacia abajo, hacia donde señalaba. Un momento después, una tracería de líneas plateadas se extendió alrededor de la tapa de alcantarilla, extendiéndose y bifurcando como venas. Cuando las líneas se encontraron y seccionaron partes de la carretera, esos pedazos de camino se levantaron y voltearon, revelando una textura de mármol blanco en sus partes inferiores. Cuando estuvo suficientemente rodeada por la extensión de mármol blanco agrietado, la boca de alcantarilla se dio vuelta, revelando una superficie inferior plateada, y luego se abrió sobre una bisagra invisible. Una escalera de caracol de más mármol o marfil conducía a las profundidades. Las paredes blancas tenían un tenue resplandor.
“Genial, ¿eh?”, Respondió Newter. Cuando bajó a la escalera, era sólido bajo su pie. Levantó las bolsas de papel mientras decía, “Gracias chicos.”
“Claro”, respondí. “Hasta luego.”
La boca de acceso se cerró detrás de ellos, y casi de inmediato, el blanco alrededor de la boca de alcantarilla comenzó a desvanecerse.
Levanté la vista hacia Perra, donde estaba sentada con Brutus tuerto. Angelica y un Judas todavía polvoriento estaban justo detrás de ella. Ella me ofreció una mano a la espalda de Brutus.
Había muchos inconvenientes por tener una máscara o casco que no cubría toda mi cabeza. Si me hubiera sentado y dedicado las horas extra para terminar mi máscara y expandir las secciones blindadas, tal vez no habría tenido esa conmoción cerebral que me estaba causando tanto dolor de culo.
Lo bueno, sin embargo, fue que me pareció increíble tener el viento soplando en mi cabello mientras cabalgábamos por las calles vacías. El alivio perfecto de esa loca subida de adrenalina que había surgido al enfrentarme a Oni Lee y Lung unos minutos después. Cerré los ojos y dejé que la tensión fluyera de mí.
Cabalgamos así durante unos minutos. Perra tomó giros y se movió sin rumbo fijo mientras se dirigía al este, hacia el agua y las playas. Tal vez estaba tomando medidas evasivas en caso de que nos siguieran, tal vez solo quería montar. Realmente no me importaba.
Estaba un poco desorientada cuando finalmente nos detuvimos. Brutus recorrió la arena mientras bajaba a la playa. Perra saltó hacia abajo, y yo seguí su ejemplo.
Aún era temprano en la tarde, así que la playa estaba desierta, y no era el tipo de playa que de todos modos tenía mucho uso turístico. Una pared de concreto separaba la playa de la carretera que se elevaba sobre nosotros, y un enorme agujero con los restos oxidados de lo que una vez había sido una reja marcaba la salida de los varios desagües debajo de los Muelles. Basura, hojas podridas y una o dos agujas se habían filtrado a la arena debajo del desagüe.
“Ve a casa”, ordenó Perra a los perros. Uno por uno, se metieron en el desagüe. Supuse que dejarían que la transformación amainara antes de que regresaran solos al departamento.
Entonces Perra se quitó la máscara. Ella me dio una mirada burlona.
“¿Qué?”
“¿Te vas a cambiar? No puedes caminar de regreso así.”
“No tengo una muda de ropa conmigo. O escondida en algún lugar.”
“Bien. Eso es jodidamente estúpido”, me respondió.
“No estaba pensando en el futuro cuando decidí irme. Demándame”, la desafié.
“¿Qué estás usando debajo de eso?”
“Top sin mangas y pantalones cortos elásticos.”
Ella miró a su alrededor. “No hace tanto frío.”
Suspiré y desaté mi armadura lo suficiente para desabrochar mi traje en la parte posterior. Lo saqué, mucho más fácil que poniéndolo, y lo envolví para que todas las partes identificables de la máscara y la armadura estuvieran ocultas por la tela. La arena estaba húmeda y fría bajo mis pies descalzos.
Cuando Perra se estiro hacia mi cara, me sobresalté. Puso una mano en el costado de mi cara, y por solo una fracción de segundo, pensé que algo increíblemente incómodo estaba a punto de suceder.
Luego ella me giró la cabeza lo suficiente como para que fuera casi horizontal.
“Te ves como si alguien hubiera intentado colgarte.”
“¿Qué?” Pregunté.
Tocó un lado de mi cuello, pero no fue posible ver esa parte de mí misma sin un espejo. Me di cuenta de lo que estaba hablando, después de un momento de reflexión. Levanté el lateral de mi camiseta sin mangas, y efectivamente, había un hematoma rojo-negro en mi estómago y cintura. Subiendo por mi parte superior un poco más, encontré otro en mis costillas. Sabía que habría otro cerca de mi axila, y uno cercando mi cuello.
Tenía una puta huella de mano gigante en mi cuerpo, cortesía de Lung.
Solté un largo gemido, tocando mi cuello donde me sentía tierna. “De ninguna manera puedo esconder esto de mi padre.”
Mi buen humor se desvaneció cuando empezamos a caminar hacia el departamento. Se hizo aún más desagradable porque estaba ligera de ropa y descalza, y el suelo estaba frío bajo mis pies.
Me estremecí y abracé los brazos a mi cuerpo lo mejor que pude mientras aún mantenía mi traje echo un bollo y las bolsas de papel llenas de dinero en la mano.
Algo cálido se asentó sobre mis hombros. Miré a Perra mientras terminaba de cubrirme con su chaqueta. Cuando ella se echó hacia atrás, frunció las cejas, mirándome furiosamente, agarré las bolsas y mi bulto de traje para poder pasar los brazos por las mangas y apretar los botones. Era una chaqueta de lona con un cuello de piel, pero era del tamaño incorrecto para mí y era pesada. Los bolsillos, encontré, mientras trataba de meter las manos allí, estaban llenos de cosas. Un lío de bolsas de plástico, barras de chocolate, barras de proteína, una caja de jugo, bocados que se unieron, lo que supuse eran golosinas para perros o comida para perros. No eran exactamente suministros de capa. En general, fue casi incómodo.
Pero era cálido.
“Gracias”, le dije, sorprendida por el gesto.
“Necesitabas algo para cubrir tu cuello”, parecía molesta, “La gente lo miraba.”
“No importa. Gracias.” Ofrecí una sonrisa.
“Ya dijiste eso,” pasó de parecer molesta a parecer enfadada, “Es mía, puedo quitartela.”
“Por supuesto”, dije. Entonces para estar segura, ofrecí, “¿Quieres?”
Ella no respondió, dejándome absolutamente desconcertada. ¿Por qué fue que cuando le agradecía a alguien como mi papá por darme un regalo, me pareció que sonaba sarcástico o patético, sin importar cuánto intentara decirlo, pero la maldita vez que estaba el noventa y cinco por ciento segura de que sonaba tan sincera como lo sentía, fue con Perra? ¿y ella no lo creyó?
Preocupada de que cualquier cosa que dijera fuera tomada de mala manera, me quedé callada, como me encontraba haciéndolo cada vez más a menudo con ella. No fue un viaje corto, y mis pies aún sentían el calor que se escapaba de ellos mientras daba cada paso en la acera, pero el centro de mi cuerpo estaba tibio, y eso fue suficiente para mantenerme en pie. Así, volvimos al departamento.
Abrió la puerta y nos dejó entrar. Llamé a gritos a Brian y a Lisa, pero no hubo voces que saludaran en respuesta. Los otros no habían vuelto todavía, lo que tenía sentido, ya que Grue tendría que recoger a Tattletale y Regent antes de que regresaran, y no había sonado como si el equipo de Tattletale estuviera a punto de concluir cuando llamé. Perra abrió el camino hacia el departamento, y en el momento en que estuve allí, me quité la chaqueta y sin decir palabra se la entregué. Ella todavía estaba mirándome.
¿Qué podría hacer? ¿Qué podría decir? Parecía que todo lo que hiciera la hacía enojar, enviaba la señal equivocada.
Regresé a mi habitación en el departamento y busqué en las bolsas de compras que todavía tenía allí, buscando un par de jeans sueltos y una camisa de manga larga para ponerme sobre mi top. Sin calcetines limpios, por desgracia, pero había algunas cobijas sobre la cama. Tomé algunas y las arrastré detrás de mí hacia la sala de estar, donde Perra estaba mirando televisión. Ella me miró mal, pero no se quejó, mientras yo me abrigaba en las cobijas en el otro sofá.
Ella tenía el control remoto, y yo estaba dispuesta a dejar que lo tuviera. Navegó incansablemente, se conformó con una película de acción durante cinco minutos, luego comenzó a navegar de nuevo cuando comenzaron los anuncios, y no regresó a ella.
No era demasiado interesante para mirar, pero no me importó. Me recuesto, pensando en los acontecimientos del día, las conversaciones, los detalles de información.
Casi me adormezco, cuando mi tren de pensamiento perezoso tropezó con algo que temía olvidar si me dejaba dormirme por completo. Me obligué a abrir los ojos y sentarme un poco.
“¿Perra?” Me arriesgué a llamar su atención, esperando que se hubiera calmado un poco. Ella me miró.
“Um. Cuando estábamos hablando, hace un momento, te di las gracias. ¿Te pareció sarcástico o qué?”
“¿Te estás metiendo conmigo otra vez?”
“No.” levanté mis manos para detenerla, “No es lo que estaba tratando de hacer. Sólo me pregunto.”
“Mantén tus dudas para ti misma”, espetó ella. Cuando volvió su atención a la televisión, su salto de canales se elevó un escalón.
“Te pagaré para que me respondas”, lo intenté.
Ella me miró.
“Ese dinero tomamos. Puedes quedarte con todo eso.”
Sus ojos se estrecharon, “Se supone que debemos dividir nuestras ganancias en cinco partes.”
“Nos lo ganamos, ¿verdad? ¿Nosotras dos? No les contaré a los demás si no lo haces. Y digo que puedes tenerlo todo. No estoy segura de cuánto es, pero sería tuyo.”
“¿Es esto un truco?”
“No hay truco. Solo responde mi pregunta. Incluso puedes decirme que me pierda después, iré a mi habitación y tomaré una siesta o algo así.”
Se inclinó hacia atrás y puso la mano con el control remoto en su regazo, mirándome. Lo tomé por consentimiento.
“Entonces, lo que estaba preguntando antes, cuando te dije gracias, ¿pensaste que era sarcástico, creíste que era genuino? ¿qué?”
“No sé.”
“Quieres decir que no sabías, o no puedes recordar, o-“
“Dije no sé.”
“Bien”, suspiré, “Lo que sea. El dinero es tuyo.”
“¿Así de fácil?”
Me encogí de hombros.
“Dijiste que te perderías si lo pedía”, señaló.
Asentí con la cabeza, recogí las mantas y me retiré a mi habitación.
Aunque no dormí la siesta. En cambio, miré hacia arriba a las vigas de hierro que enmarcaban el techo, sumidas en mis pensamientos, pensando en la conversación con Newter sobre Labyrinth.
Todavía estaba repasando mis pensamientos cuando el resto de la pandilla regresó.
Me aventuré a salir de la habitación, aún envuelta en una manta, para saludarlos. Brian me dio una sonrisa ganadora mientras se quitaba el casco, y recibí un poco de atención por tener la lesión más notable de la tarde.
Cuando Alec, Brian y Perra comenzaron a hablar sobre sus aventuras individuales, Lisa me llevó a un lado. Terminamos caminando hacia la cocina. Lisa puso una tetera mientras me preguntaba: “¿Estás bien?”
“No estoy herida, por feo que parezca, y creo que me siento mejor sobre lo de la escuela.”
“Pero estás distraída por algo.”
“Estaba hablando con Newter. Sabes que Labyrinth está fuera de sí, por su poder, ¿verdad?”
“¿Quieres saber si hay algo malo contigo, de lo que no sepas?”
“No”, negué con la cabeza, “Espera, ¿lo hay?”
“Nah. ¿Entonces que hay de nuevo?”
“Perra.”
“Ahhh.”
“He estado pensando, pero no quiero construir una teoría en mi cabeza, hacer una suposición y avergonzarme.”
“Dime lo que estás pensando, y te diré si estás equivocada.”
“Ella es muy buena para leer el lenguaje corporal, ¿verdad? Podía leer a Brian incluso cuando estaba borroso por su oscuridad con una máscara puesta. Es, ¿qué, algún tipo de poder menor de ella?”
“Algo de su habilidad natural. Algo de eso es, sí, que su poder ajustó su forma de pensar. Para que pueda comunicarse mejor con sus perros.”
“Claro”, eché un vistazo por el pasillo hacia donde los otros estaban hablando. O más bien, donde Brian y Alec estaban hablando y Perra estaba parada allí. “Esa es la cosa. Lo que estoy pensando es... ¿tal vez cuando su poder le dio la capacidad de entender a los perros, sobrescribió algo más? ¿Jodió su habilidad para tratar con la gente?”
Lisa se volvió y sacó algunas tazas del armario. Ella me dio una media sonrisa de disculpa. “Sí. Algo como eso.”
“Entonces, ¿qué? ¿No puede leer expresiones o tono?”
“¿Todas las pistas que le damos a los demás como parte de una conversación regular? Ella no las entiende, probablemente no podría aprenderlas con un año de verdadero esfuerzo. No es solo que ella no lo entienda... las interacciones más básicas están arruinadas por la psicología canina que está integrada en su cabeza. Le sonríes y le preguntas cómo está, lo primero que piensa es que le estás enseñando los dientes con ira, y tiene que recordarse a sí misma que no. Pero incluso después de eso, probablemente se esté preguntando si estabas siendo sarcástica, o condescendiente, o amable, o lo que sea. Ella sabe que no le estás gritando por tu tono de voz, pero no siempre alzamos la voz cuando estamos enojados, ¿sabes?”
“Sí.”
“Y recurre a lo único que entiende, el comportamiento canino, porque funciona a un nivel. Los desafíos de dominación, contacto visual, jerarquías de manada y establecer territorio, todo ajustado y adaptado a su vida humana.”
“Entonces ella no es realmente una sociópata.”
“No, no tanto.”
“¿Por qué no dijiste nada?” Me di cuenta tardíamente, que sonaba acusatoria. Tal vez tenía razón en hacerlo.
“Porque ella se iría si se entera, y por razones que yo no sé, el jefe quiere que ella se quede con nosotros. Pasó toda su vida aceptando el hecho de que tuvo una infancia de mierda, y la convirtió en una persona perturbada. Sus perros son lo único normal y adecuado para ella. ¿Si descubre que la razón por la que está tan trastornada es la misma cosa que la hace tan cercana a sus perros?”
Ella dejó que el pensamiento se flotara en el aire.
“Lo entiendo”, respondí.
“Así que no hay nada más que decir, por favor, a menos que sea absolutamente necesario y estés completamente cien por ciento segura de que ella no va a escuchar.”
“¿Los demás lo saben?”
“No creo que cambie mucho, y no confío en que esos dos mantengan el secreto. Brian es... No quiero decir demasiado honesto. Pero él es transparente, y Perra puede leerlo. Alec lo olvidaría y lo dejaría escapar como parte de una broma. Él no entiende la gravedad de las cosas, a veces.”
“Bueno.”
Sirvió una taza y la revolvió, luego me dio una taza de Ovaltine. Ella colocó las otras tazas en una bandeja y las llevó a la sala de estar. Me quedé donde estaba, para pensar.
Me acordé de un libro de no ficción que leí donde un niño llegaba a la secundaria antes de que sus maestros se dieran cuenta de que era analfabeto. Lo hizo siendo el payaso de la clase, haciendo escenas. ¿Era igual Perra? La violencia y la hostilidad pueden ser una tapadera para distraer su propia inhabilidad de interactuar, al menos parcialmente. Sin embargo, supuse que era bastante genuino. Había tenido una infancia horrible, había vivido en las calles y había luchado con uñas y dientes para sobrevivir y evitar el arresto.
¿Pero al final del día? ¿Tan incómoda como me sentí en las interacciones del día a día? Ella estaba cien veces peor.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.12 20:34 master_x_2k Interludio IV

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Interludio IV

Un silbido. Las orejas de Brutus se animan. Ya salta de la cama cuando llega el segundo silbido, justo después del primero. Dos silbidos como ese significa venir. ¡El Ama solo pide que los perros lleguen a las escaleras delanteras si es hora de paseito!
¡Los paseitos son la cosa favorita de Brutus!
Otros perros chocan con Brutus con prisa por llegar a el Ama. Gire a la esquina demasiado rápido, las garras se rascan en el piso para agarrar. Caer un poco. Judas duda, huele, pero Angelica está ahora delante de Brutus. Chica mala. Brutus gruñe un poco a Angelica, retrocede, se deja caer. Brutus es el mejor perro. Angelica debería saber eso. Brutus llega primero a Ama, como debería ser.
Brutus es el mejor perro, pero el Ama es alfa. Líder de esta manada. No es el líder de su manada de personas, pero está bien. Ella se inclina y araña todo el cuello y los hombros de Brutus, profundo, áspero. Los rasguños perfectos porque cavan a través del grueso pelaje de Brutus. La cola se mueve tan fuerte que las patas traseras se resbalan en el suelo. Súbete y levanta el vientre para que el Ama pueda rascarlo. Ella lo hace y es éxtasis.
Ama está herida y adolorida. Brutus lo sabe. Cuando se inclina, se mueve más lentamente, hace pequeños sonidos mientras hace movimientos más grandes como inclinarse y ponerse de pie. Huele a sangre seca, a estrés y a sudor de una forma que generalmente no lo hace.
“Angelica, Judas, quédate”, dice el Ama, “No me llevo a ustedes dos.” Brutus no entiende, pero el Ama suena como disculpándose. Como cuando ella estaba subiendo las escaleras y accidentalmente le dio una patada a Brutus en el mentón porque él la estaba siguiendo muy de cerca detrás de ella. Ella los raspa a cada uno por turno. Rasguños no entusiastas. Están contentos de ser rascados, pero no vienen en paseito. La cola de Brutus deja de moverse. ¿Brutus no va al paseito?
Ama toma la correa. “Brutus, buen chico. ¿Paseito?” Cola está moviéndose como loco otra vez. El Ama le dice a Brutus que se siente, Brutus se sienta. Es bueno chico. El Ama pone bolsas de plástico en el bolsillo trasero, se pone la mochila. Mochila inusual el Ama no suele traer mochila para paseitos. ¿Recado?
“Vamos a hacer un recado, ¿está bien, chico?”, Habla el Ama. La cola de Brutus se mueve. ¡Brutus tenía razón! Recados siempre interesantes. Brutus ansiosamente da unos pasos hacia adelante antes de recordar ser un buen chico. A el Ama no le gusta cuando Brutus tira de la correa. Se pone los zapatos, saca las llaves que hacen tintinear, se pone las cosas que a veces come que Brutus no puede porque Brutus es un perro. Las cosas del envoltorio arrugado van en el bolsillo izquierdo. Ella toma golosinas para los perros para poner en el bolsillo derecho, se detiene. Le da golosinas a Judas y Angelica. ¿Golosina para Brutus?
“Golosina más tarde”, dice el Ama. 'Más tarde' son palabras familiares, pero no está claro. Brutus siente una desilusión aplastante cuando las golosinas entran en el bolsillo derecho del Ama. Salta un poco para recordarle a el Ama que olvidó dar una golosina. Ama hace un ruido de chisteo enojado y Brutus lo siente ahora. Cola abajo, orejas hacia abajo.
“Perra, espera,” habla el hombre sin olor. El hombre sin olor pone nervioso a Brutus porque es grande pero no huele. Pero él es el alfa del Ama así que el Ama se detiene y escucha.
“¿Vas a salir?”, Pregunta el hombre sin olor.
“Trabajo”, dice el Ama.
El hombre sin olor espera algo, luego habla de nuevo, “¿Estás bien?”
“De puta madre.” Brutus sabe que el Ama solo dice palabra así cuando está enojada.
“Me cuesta creerlo, para ser sincero. Estabas en una situación bastante difícil cuando te encontré con los secuaces de Über y Leet, y esos tipos del ABB.”
“Estoy bien ahora”, le dice el Ama. Ella parece enojada. Brutus da un paso adelante, listo para gruñir y agregar su propia voz a la de ella, pero Ama tira de la correa un poco y Brutus se queda callado.
“Cuando te encontré, uno de ellos te tenía atada al techo por las muñecas y te estaba utilizando como saco de boxeo.”
El Ama rompe el contacto visual. Brutus sabe que esto es una señal de que el Ama ve al hombre sin aroma como su alfa. Cuando ella habla, todavía parece enojada, “La cagué. Estaba aburrida, inquieta, imaginé que caminaría con Angelica y vería si podía encontrarme con ustedes donde estaba el dinero. Alguien me reconoció y me siguió. Fui estúpida, recibí mi merecido por ello. Estoy bien ahora, tenemos el dinero, todo está bien.”
El hombre sin olor suspira. Suena un poco enojado cuando dice: “No es... no, olvidalo. No sirve entrar en eso. Pero, ¿y si alguien te reconoce mientras lo paseas?”
“Lucharé más rápido, más duro. ¿O me vas a decir que ya no puedo pasear a mis perros?” De repente, el Ama está tensa. Brutus puede verlo en sus piernas, oírlo en su voz, sentirlo en su agarre de la correa.
“No haría eso”, responde el hombre sin olor, su voz tranquila, ligeramente tensa “Y no escucharías, incluso si lo hiciera. Sólo sé cuidadosa.”
“¿Puedo irme?”
“Ve. Disfruten su paseo ambos.”
Y la tensión deja a el Ama. Un pequeño silbido y Brutus sabe que seguir. Bajar las escaleras y salir por la puerta hacia el mundo exterior. ¡Tantos olores! ¡Tantos sonidos! ¡Tan emocionante!
Pero no puedo emocionarme demasiado. Brutus es un buen chico. No tira de la correa como Angelica todavía lo hace. Ama siempre le hace chisteos enojados a Angelica en paseitos.
El Ama camina más despacio. Favoreciendo una pierna. Brutus está ansioso por los paseitos, pero no tira de la correa, incluso si el ama camina más despacio.
¡Tantos olores! Estar en territorio propio es bueno, pero estar en paseitos huele a todo el mundo. Siempre cosas nuevas, siempre cosas nuevas para oler sobre cosas viejas. Huele este pis y conoce casi todo sobre el perro que orinó. Perra. Tal vez en celo pronto. Vive con niños pis huele a estrés y come demasiada hierba y duerme demasiado y es un perro gordo.
Oler esa caca para saber sobre el perro que ha cagado. Perro hambriento. El dueño de un perro hambriento probablemente también tenga hambre. Muchos de eso aquí. No así en la antigua casa de Brutus. No hay personas ni perros que tengan hambre. Pero Brutus recuerda haber sido infeliz. Ama siempre estaba ignorando a Brutus. Deja a Brutus solo en el sótano todo el día hasta que Brutus para al hombre malo que entró en la ventana del sótano. Está bien ahora. Brutus está feliz ahora con un nueva Ama.
Huele ese pis. Pis humano. No tan interesante. Ama silba para recordarle a Brutus que no se mueva. No más olfatear por ahora.
“Brutus, siéntate, quédate”, órdena Ama. Brutus se sienta y se queda mientras el Ama se para junto a él. Es bueno chico. Es rascado por el Ama. Pequeña hembra humana está caminando hacia Brutus. Más pequeña que Brutus. Da palmadas a Brutus, pica con el dedo. Un golpe en el ojo. Las orejas de Brutus abajo, cabeza abajo, cola entre las piernas. No son buenos rascados. Pequeña humana ríe. Pica de nuevo a un costado de Brutus.
Brutus mira a el Ama. Suplica. Ama no dice nada, por lo que Brutus se queda mientras es picado. Pequeña humana agarrando el pelaje de Brutus en el costado y tirando demasiado fuerte. Como Angelica, cuando Angelica era nueva en la manada de el ama, mordía y tiraba y hacía sangrar a Brutus. Mala memoria. Gruñido comienza en la garganta de Brutus.
“No, Brutus, basta”, ordena el Ama. Brutus baja la cabeza. No más gruñidos. Aún siendo empujado. Aún siendo tironeado.
Una gran mujer humana que huele como el pequeño humano llega. Está caminando rápido. La mujer grande se detiene y se ríe de Brutus y de su pequeño humano.
“¿No son lindos?” Otra risa.
El Ama no se ríe
“Bueno, los niños serán niños.”
El Ama habla, su voz nivelada, pero su lenguaje corporal está enojado, “Cuida a tu puta niña.” Brutus sabe que cuida es orden para que Brutus este atento, se quede y ladre si alguien viene ... pero el ama está hablando con una mujer grande y no ordena a Brutus . Otra palabra que Brutus sabe es puta, lo que significa que el ama está enojada, pero Brutus no es a quien ella le está diciendo que está siendo puta, así que está bien.
Brutus piensa que tal vez está bien gruñir ahora porque Ama dijo puta, así que gruñe. Huele a la pequeña humana y a la hembra grande. Ama no dice que no, así que estaba bien que Brutus gruñera.
Gran hembra se ríe pero la risa suena diferente a la anterior, chillona. Agita su mano. Se inclina para recoger al pequeño humano.
“Brutus, guardia”, ordena el Ama. Brutus mira rápidamente a el ama y el ama señala a el pequeño humano, por lo que Brutus se mueve entre la pequeña humana y la hembra grande, y gruñe a la hembra grande. La hembra grande se aleja. Brutus huele mucho miedo ahora. Huele a sudor y estrés y escucha pequeños ruidos de preocupación y miedo tanto de la hembra grande como del pequeño humano.
La hembra grande se hace a un lado y Brutus se mueve para mantenerse entre ella y el pequeño humano. Se vuelve a agachar y Brutus gruñe, muerde el aire cerca de sus dedos. Es bueno chico.
La gran hembra le dice al Ama: “Por favor. Ella solo estaba haciendo lo que hacen los niños. Ella piensa que todos los perros son tiernos.” Su voz es sumisa, sonando como más preocupación y miedo.
“Brutus, boca.” Brutus mira hacia donde está señalando Ama y Ama apunta a pequeño humano. Brutus obedece agarrando el brazo del pequeño humano y sosteniéndolo en su boca. Es buen chico. Pequeño humano aúlla e intenta alejarse, pero Brutus cierra la boca un poco cada vez y pequeño humano pronto comprende que ese brazo se queda en la boca de Brutus.
Entonces el Ama le dice a la mujer grande: “Es un perro abusado, ¿sabes? Antes de poseerlo, fue maltratado. Hasta que lastimó a alguien tan gravemente que se necesitó una amputación. Lo rescaté antes de que lo pusieran a dormir. Y tu solo dejas que tu hija camine hacia él y empiece a arañarlo. ¿Entiendes lo que pudo haber pasado? ¿Que podría haber matado o mutilado a tu puta niña retrasada?
Brutus solo sabe su propio nombre y palabra matar. Otras palabras no significan nada para Brutus. Matar es ordenar atacar y no detenerse hasta que esa cosa ya no se mueva. El Ama solo le da a Brutus, Judas y Angelica la orden de matar con ardillas y mapaches y una vez un caballo. La hembra grande está de rodillas ahora y el olor al miedo es todo lo que Brutus puede oler en este momento. Es bueno ser más bajo que el Ama y mostrar sumisión. La mujer grande está diciendo cosas pero Brutus no puede entender porque ella está hablando y no se detiene.
“Brutus, suelta. Ven”, dice el ama y Brutus suelta y camina al lado de el ama. Pequeño humano todavía aullando.
Entonces el Ama le dice a la mujer grande lo mismo que antes: “Mire a tu puta hija.” Los paseitos comienzan de nuevo. Ser rascado. Ama dice que Brutus es un buen chico y Brutus es feliz. Moviendo la cola.
Son largos paseitos antes de que Brutus y el Ama se detengan en un lugar que huele a sangre y miedo de perros y rabia y orín y caca de perro. El Ama llama a la puerta. El hombre que abre la puerta huele a sangre.
El Ama y el hombre hablan por un tiempo, y Brutus espera porque Brutus es un buen chico. No prestar atención a lo que dicen por los olores. Malos olores. Sonidos de perros que ladran y ladran desde el interior de la puerta. Entonces el Ama dice "Quédate" y el hombre comienza a tocar a Brutus. Toca como toques veterinarios, no como el rascado de Ama. Sintiendo cada parte de Brutus, con los dedos metidos en la piel para masajear, revisa. Manos en las partes privadas de Brutus. Dice cosas que suenan negativas, sacude la cabeza. Ama habla un poco más. El hombre se levanta y estrecha su mano.
El ama lleva a Brutus al lugar que huele a sangre, a miedo de perros y a ira de perros. Ruidoso. Mucha gente sentada en la oscuridad. Huele a excitación y sudor. La mayoría de las luces están en el medio de la habitación donde el olor a sangre es más fuerte.
El hombre de la puerta le dice al Ama: “Ponlo a la puerta.” El ama pone a Brutus en algo parecido a una perrera que huele a rabia y miedo.
El hombre habla en voz alta y toda la gente en la sala aúlla y hace más ruido. El hombre dice el nombre de Brutus. Él dice matar, que es una palabra que Brutus conoce. Pero el olor a sangre es tan fuerte aquí que Brutus no puede prestar atención a mucho más. Tanta sangre de tantos perros Tantos olores.
Luego, la jaula está abierta y Brutus no tiene a dónde ir excepto el centro de la habitación. No puedo ir a el ama porque las cajas están en el camino y hay otro perro aquí más grande que Brutus que huele a ira y su propia sangre y otra sangre y muerte de perros.
Entonces Brutus lo siente. Ama está fortaleciendo a Brutus y duele, pero está muy mal. Dolor bueno como cuando Brutus está rígido y se estira, las articulaciones crujen y explotan y Brutus se siente mejor por eso. Solo que esta estirada no se detiene y Brutus sigue apareciendo y crujiendo y Brutus se siente mejor y Brutus se hace más grande. El Ama por lo general tarda más tiempo en hacer que Brutus sea tan fuerte, pero Brutus está solo en la habitación con el perro que huele a sangre y muerte y el Ama debe saber que Brutus necesita ser más fuerte.
Pronto Brutus es más grande que el Ama y tan grande como un coche y Brutus es fuerte. El perro malo que huele a sangre y muerte está encogido.
Entonces el Ama silba dos veces, lo cual es orden de venir y Brutus está confundido porque no hay forma de venir. Maestro silba de nuevo y llama al nombre de Brutus y Brutus se lanza por cajas que están en el camino. Las cajas se rompen y Brutus puede llegar al Ama como un buen chico.
“¡Brutus, guardia!”, Dice el ama, y Brutus va hacia donde señala el Ama, y esa es la puerta hacia donde van todas las personas que huelen a miedo. Para llegar a la puerta y protegerla, Brutus usa las patas para apartar a la gente y agarra el brazo de una persona y la arroja a un lado como a Brutus le gusta arrojar sus juguetes favoritos y la persona hace un aullido chillón.
Entonces Brutus está protegiendo la puerta y la gente está corriendo en otra dirección. Recuerda a Brutus a ardillas y cómo corren las ardillas. Pero las personas no son tan rápidas o inteligentes como las ardillas y no juegan de manera injusta corriendo por los árboles.
“¡Brutus! ¡Ataque!” Ama grita y Brutus obedece como un buen chico. Brutus usa patas, dientes y tamaño para saltar a la multitud de personas que corren como ardillas y hacer que dejen de correr. Brutus sabe que es malo sacudir a las personas como Brutus sacude juguetes o sacude ardillas. Sin sacudir. No masticar. Muerdo el brazo y la pierna solamente. Sin morder cabezas. Usar las patas está bien, pero las garras no, lo que es difícil así que Brutus principalmente muerde y golpea a la gente con la cabeza y el cuerpo para golpearlos y hacer que se detengan. A veces usa cola que es nueva y divertida. Brutus no tiene cola cuando es pequeño.
Mucha gente. Cada vez que Brutus piensa que todas las personas han dejado de moverse, alguien corre nuevamente. Toma mucho tiempo. La lengua de Brutus se deja salir, jadeando. La cola se tambalea y las cajas se rompen y el ama hace un ruido de chisteo como si Brutus hizo algo malo. No más menear la cola.
Las personas que yacen en el piso gimiendo. Huele a sangre y miedo. Ya nadie corre como una ardilla.
Ama grita: “¡No más!” Y es palabra para las personas y no para Brutus. Ambas son palabras que Brutus conoce. No significa malo y es para cosas que Brutus no debería hacer. Más es lo que dice el Ama al dar golosinas o arrojar bolas o llenar cuencos con comida. Brutus no entiende porque una palabra es mala y la otra es buena. Pero el Ama es alfa y el Ana lo sabe, así que está bien.
Ama toma las llaves del gimiente y levanta la jaula con un perro enojado dentro que huele a sangre. El Ama saca la jaula afuera y la coloca en auto y le dice a Brutus que proteja los autos. Algunas personas dejan el lugar, pero Brutus no permite que nadie se acerque a los autos. Es buen chico. El Ama entra y obtiene más jaulas con perros enojados y los coloca a todos en el auto. Entonces el Ama lo hace de nuevo. El maestro toma la mochila y usa cuerdas de la mochila para unir las jaulas y atar las jaulas al auto.
Entonces el Ama entra por mucho tiempo y no sale. La gente se ha ido, por lo que Brutus ya no necesita vigilar. Brutus va al Ama adentro.
El Ama está arrodillada junto a las jaulas y los perros en su interior huelen a sangre y caca. Pero los perros no están enojados, no se están moviendo. Brutus acaricia al Ama con la nariz y se acuesta al lado de el ama y el ama abraza el cuello de Brutus. El Ama abraza a Brutus por mucho tiempo. Brutus sabe que es mucho tiempo porque Brutus deja de ser grande y se vuelve más pequeño que el Ama.
Los autos que hacen sonidos aulladores comienzan a llegar desde muy lejos y Brutus hace pequeños ladridos como el Ama le enseñó. El Ama se levanta y toma a Brutus en el auto, se mete en otra puerta y el auto comienza a moverse.
El Ama abre y come algo arrugado del bolsillo. El Ama le da a Brutus una golosina y luego baja la ventana para que Brutus pueda asomar la cabeza al viento y la cola de Brutus se tambalea porque Brutus sabe que es un buen chico.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.12 20:29 master_x_2k Caparazón XI

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Caparazón XI

“Hey Taylor, despierta.” La voz de una chica.
“¿Taylor?” Una voz más profunda, más adulta, “Vamos, chica. Lo has hecho realmente bien.”
Me sentí cálida, confusa. Como despertarse en una cama caliente en un día frío, todas las cobijas en el lugar correcto, sintiéndome totalmente descansada, sabiendo que no tiene que levantarme de inmediato. O como tener seis años, haberse metido en la cama con mamá y papá en algún momento de la noche y despertarse entre ellos.
“Creo que ella está volviendo gradualmente. Dale un momento,” Alguien más viejo. Un anciano, tal vez. Desconocido.
“Estaba preocupado de que ella no se despertara”, dijo la voz masculina más profunda.
“Podría haberte dicho que no estaba en coma”, respondió la chica.
“De la misma manera en que estás absolutamente, cien por ciento segura, que ella no tiene una lesión cerebral grave”, preguntó el anciano. “Porque los narcóticos pueden camuflar los síntomas, y si esperamos demasiado para actuar... bueno.”
“Nada más allá de lo que te describí”, dijo la chica, un poco irritada, “a menos que tu equipo esté defectuoso. Necesito información correcta para trabajar o recibo información falsa.”
“Te aseguro que mi equipo puede ser limitado, pero está en perfecto estado de funcionamiento.”
Traté de abrir los ojos, encontré todo demasiado brillante. Brumoso, como si lo estuviera mirando desde el agua, pero mis ojos estaban secos como papel de lija. Algo oscuro se movió sobre mi visión, hizo parpadear mis ojos. Algo más me hizo cosquillas en la mejilla. Traté de levantar mi mano hacia mi cara para alejarlos, pero mis brazos estaban a mis lados, enterrados bajo sábanas y no tenía la fuerza para moverlos.
“Oye dormilona”, la voz más profunda una vez más. Sentí una gran mano descansar en mi frente, se movió para cepillar mi cabello hacia atrás, me recordó a mi mamá y mi papá de nuevo. Ser una niña, ser atendida.
El viejo y la chica todavía discutían. Su tono era impaciente: “-una conmoción cerebral, pérdida de sangre severa, hematomas, externos e internos, más lo que sea que jodió con su sistema nervioso, ¿entiendes? No tengo ninguna razón para mentirte.”
“Todo lo que te estoy diciendo es que, si hay algo más y surgen complicaciones, es tu responsabilidad, porque estoy tomando tu palabra en esto. Preferiría que la chica no muriera o que no terminara con daño cerebral, por supuesto, pero si lo hace, no me sentiré culpable, y yo...”
“Si algo sucede porque me equivoqué, y no es porque me hayas dado la información o las herramientas equivocadas para trabajar, me haré cargo. Se lo diré a él, y tu reputación no se verá afectada. Lo prometo.”
El anciano refunfuñó y murmuró algo, pero no dijo nada más.
Traté de abrir mis ojos otra vez. Reconocí la cara. Brian. Lisa se unió a él junto a la cama.
“Hola,” dijo, con un tono que simpatizaba, “Te dieron una paliza, ¿eh?”
“Eso supongo”, respondí, excepto que no estaba segura de haber dicho el "eso" en voz alta. Podría haber estado volviendo a dormir, pero otro cosquilleo en mi cara me hizo arrugar la nariz. “Que es-?”
“Eso, cariño, es la única razón por la que hemos estado tratando de despertarte. Has estado usando tu poder mientras duermes, y cada bicho en el vecindario se ha estado juntando aquí para treparse sobre ti. No todos a la vez, no todos juntos, pero se están acumulando y alguien se va a dar cuenta.”
Brian miró hacia el otro lado de la habitación, “Tenemos las ventanas y puertas selladas con cinta adhesiva y papel film, y todavía están entrando. No te puedo llevar a ningún lado, y el buen doctor aquí necesita que nos desalojemos en caso de que llegue un paciente real.”
“Lo que necesito es un ambiente de trabajo estéril”, gruñó el anciano, “Uno que no está plagado de cucarachas y-”
“Lo estamos manejando”, le espetó Lisa. Luego, con voz más suave, dijo: “Taylor, no te vayas a dormir.”
Me sorprendí al darme cuenta de que me estaba quedando dormida. Gracioso.
“Sé que los analgésicos son agradables. Te dimos muchos, ya que realmente estabas sufriendo. Pero necesitamos que los envíes lejos. Los bichos.”
Oh. Recordaba vagamente haberle dicho a mis bichos que vinieran a mí no mucho antes de desmayarme. Supongo que nunca les dije que pararan. Supongo que desmayarme me lo había impedido. Les envié una instrucción y luego le dije: “Ya está hecho” Algo llamó mi atención. “Hmm. Interesante música.”
“¿Música?” Lisa se veía momentáneamente muy preocupada. Ella miró a Brian.
“Afuera. En frente de la puerta. Un iPod, tal vez. Hay un chico, escuchando música. Tal vez él no tiene los auriculares puestos o los audífonos en los oídos. O no están enchufados al iPod. Suena como orquesta o pop. ¿Es latino? ¿O inglés? ¿Ambos? Eso último sonaba japonés. O chino ¿Es racista que no puedo notar la diferencia?”
“Estás balbuceando, Taylor”, dijo Brian, no cruelmente.
Lisa desapareció brevemente de mi campo de visión, “Pero tiene razón. Hay un tipo en los escalones de enfrente, escuchando música. ¿Como supiste?”
“Polilla en la puerta. Estaba tan ocupada escuchando, que me olvidé de hacerla irse. Lo siento. Yo... Yo...”
“Shh. Relájate. Está bien. Solo aleja los bichos y podrás volver a dormir. Estamos manejando todo, ¿está bien?”
Estaba bien. Me quedé dormida.

Fui sacudida fuera de un sueño.
“¡Cuidado!”
“Estoy siendo cuidadoso. Deja de ser tan nerviosa. Solo cierra la puerta del auto.”
“No estoy nerviosa. Casi la dejaste caer hace unos segundos. Te lo juro, si la dejas caer sobre su cabeza...”
“No lo haré”, las palabras eran una vibración contra un lado de mi cuerpo tanto como un ruido en mis oídos. Estaba caliente en ese lado de mi cuerpo, también. Olía bien. Como cuero y crema de afeitar.
Empecé a decir algo, luego me detuve. Demasiado esfuerzo.
La voz de una chica sonó no muy lejos de mi oído. “Hola, Taylor. ¿Haciendo un poco de sonido? ¿Estás despertando?”
Sacudí mi cabeza y presioné mi mejilla más fuerte contra el cálido cuerpo.
Ella rió.
Un golpeteo. El ritmo clásico de siete golpes.[1] La puerta se abrió un momento después.“Dios, Taylor. ¿Está-?”
La chica - Lisa, reconocí ahora - respondió, “Está bien, solo duerme. Como dije en el teléfono-”
“Lamento interrumpir, solo... Lo siento, se me olvidó completamente tu nombre, pero ¿puedo ayudarte a llevarla adentro?”
“En realidad, estoy bien, y creo que sería más probable que se me caiga si tratamos de adaptarnos a transportarla entre dos personas. El nombre es Brian.”
“Brian, está bien. Gracias. Si pudieras traerla aquí. Después de que llamaras, no sabía qué hacer conmigo. Preparé el sofá cama, por si no podíamos llevarla arriba, o si había una silla de ruedas. Estaba pensando lo peor...”
“El sofá es fantástico”, dijo Lisa, “Definitivamente no está en el peor estado en el que podría estar, o incluso cerca de ello. Va a dormir mucho, y necesitarás controlarla cada media hora para asegurarse de que esté bien, durante las próximas doce horas. Además, ella podría querer ver la televisión entre las siestas, así que este parece ser el lugar perfecto para estar.”
“Okay. Bien.”
Estaba tendida planchada, y de inmediato perdí la calidez y cercanía que había tenido momentos antes. Luego alguien puso las fundas calentadas por la secadora y una frazada pesada a mi alrededor y decidí que podía superarlo.
“¿Vendrían a la cocina? Nuestra casa es pequeña y me temo que no hay ningún lugar para sentarse en nuestra sala de estar con el sofá hecho cama. En la cocina, estaremos más tranquilos.”
“Pero todavía podremos ver si ella se despierta”, Lisa respondió: “Tiene sentido.”
“¿Puedo traerles algo? ¿Te, Cafe?”
“Café, por favor”, Brian respondió: “Larga noche.”
“¿Estaría bien si le pidiera té, cuando ya está ocupado con el café, Sr. Hebert?”
“Después de todo lo que han hecho, preparar té es lo mínimo que puedo hacer. Pero, por favor, llámame Danny.”
Si habia estado cómoda en una neblina inducida por morfina antes, estaba muy, muy despierta en el momento en que escuché el nombre y me di cuenta de que estas voces y nombres que reconocí no tenían nada que hacer con estando juntas.
Papá, Lisa y Brian. En mi mesa de la cocina. Mantuve mis ojos medio cerrados y me aferré a cada palabra.
“¿Ella está bien?”
“Como dije por teléfono, ella está bien”, dijo Lisa, “conmoción cerebral, moretones, pérdida de sangre. Nueve puntos de sutura.”
“¿Debo llevarla a un médico?”
“Usted puede. Pero mi padre es médico, y él la revisó en su clínica. Tiró de las cuerdas para hacerle una tomografía computarizada, una resonancia magnética. Quería estar absolutamente seguro de que no había daño cerebral antes de darle analgésicos más fuertes. Aquí. Tengo la botella en uno de estos bolsillos. Ahí. Es codeina. Probablemente tendrá algunos dolores de cabeza importantes, y gimió en sueños sobre dolor en sus extremidades. Dale una pastilla cuatro veces al día, pero solo si siente que la necesita. Si ella está bien tal como está, simplemente bájele la dosis de a poco. Dos al día, o media pastilla cuatro veces al día”
“¿Cuánto cuesta?”
“¿La codeína? Cuatro pastillas...”
“La tomografía computarizada, la resonancia, prescripción. Si me das un segundo para agarrar mi billetera, te daré-”
Pude imaginar a Lisa cogiéndole la mano, deteniéndolo. “Ella es una amiga, Danny. Mi papá nunca pensaría en hacerte pagar.”
Tan surrealista. Escuchar palabras como el nombre de mi padre o la palabra 'papá' de boca de Lisa.
“Yo... no tengo palabras. Gracias.”
“Está bien. De Verdad. Me siento culpable-”
Nos sentimos culpables”, interrumpió Brian.
“-por dejar que suceda. Que Taylor se llevó la peor parte. Y lamento que no te hayamos llamado antes. Tuvimos que esperar a que Taylor se despertara y fuera lo suficientemente coherente para darnos su número de teléfono.”
Estaba bastante segura de que no lo había hecho. Lo que probablemente hacía que este fuera uno de esos horripilantes momentos en los que Tattletale había sido capaz de descifrar algo que no hubiera imaginado que podía.
“Yo - eso está bien. ¿Sus otros amigos están bien?”
“Rachel está más arañada y magullada que Taylor, pero no sufrió una conmoción cerebral, y es una chica dura. Supongo que está durmiendo profundamente en casa, y estará levantada esta tarde. Alec, nuestro otro amigo, se desmayó cuando sucedió, se despertó con un fuerte dolor de cabeza, pero está bien. Nos hemos burlado por haberse desmayado, y le está hinchando las p- le está molestando. Como si los chicos nunca se desmayaran.”
“¿Y ustedes dos?”
“Un poco desgastados, pero se podría notar con solo vernos, obviamente. Raspaduras, golpes, hematomas. Me quemé, solo un poco. No es peor que una mala quemadura de sol.”
“No alrededor de tus ojos, veo.”
Lisa se rió, tan naturalmente que nunca te llamaría la atención, “Sí. Estaba usando lentes de sol cuando sucedió. ¿Es tan notable?”
“No está tan mal, y si es como una quemadura de sol, estarás bien en unos días. ¿Puedes decirme más sobre lo que pasó? En el teléfono, dijiste algo sobre...”
“Una bomba. ¿Has visto las noticias?”
“Explosiones en toda la ciudad toda la noche y toda la mañana, sí. El incidente en el ERP. Todo iniciado por uno de los parahumanos. No puedo recordar su nombre. ¿Sonaba japonés?”
“Bakuda, ¿verdad? Sí, bastante segura de que es el nombre. Estábamos atravesando los muelles en nuestro camino de regreso desde el mercado de Lord Street, y creo que estábamos en el lugar equivocado en el momento equivocado. Un segundo, todo es normal, luego el desastre. Brian estaba cargando las bolsas de Taylor mientras ella volvía a atar sus zapatos, por lo que estaba un poco detrás del resto de nosotros cuando sucedió. Brian y yo nos levantamos después de la explosión, y Alec, Rachel y Taylor no lo hicieron. Taylor fue la que más asustaba ver tendida ahí, porque se podía ver la sangre de inmediato.”
“Dios.”
Abrí los ojos para mirar y vi a mi padre en la mesa de la cocina, con la cara entre las manos. Me tragué un nudo de culpa del tamaño de un puño y cerré los ojos otra vez.
La voz de Brian “Me siento mal por ello. No debería haber caminado delante de Taylor mientras se estaba atando los zapatos, o...”
“Brian. Si hubieras estado parada junto a ella, hubieras terminado en la misma forma que ella y no hubieras podido cargarla”, objetó Lisa. “Fue mi culpa por sugerir que atravesamos los muelles.”
“Tengo que preguntar-” Mi papá comenzó, “¿Por qué...?” Se detuvo, incapaz de encontrar una buena manera de expresarlo.
“Normalmente no tomaríamos un atajo a través de esa parte de la ciudad”, dijo Lisa, “pero éramos cinco y ya sabes... mira a Brian. ¿Te gustaría meterte con un tipo tan grande como él?”
“Caramba, gracias, Lise”, dijo Brian. Entonces él y mi papá se rieron juntos.
Tan surreal.
“Yo... sé que suena extraño”, mi padre habló, vacilante, “Pero incluso después de que me dijeras que era una bomba, por teléfono, no podía creerlo. Pensé que tal vez era una broma perversa, o Taylor se había encontrado, um.”
“Los matones”, Lisa terminó la oración de mi padre.
“¿Lo sabes?”
“Explicó mucho, incluso lo que sucedió en enero. Todos nosotros dejamos en claro que ayudaríamos si ella lo pidiera, por mucho o poco que quisiera.”
“Ya veo. Me alegro de que haya encontrado a alguien con quien hablar al respecto.”
Simpáticamente, Lisa respondió: “Pero estás decepcionado de que ese alguien no seas tú.”
Si la culpa te causara dolor físico, creo que habría sido como un puñal en mi corazón.
Mi padre, inexplicablemente, se rió, “Vaya si no das inquietantemente en el blanco. Taylor dijo que eras inteligente.”
“¿Ella dijo eso, eh? Es agradable escuchar eso. ¿Qué más dijo ella?”
Mi papá se rió de nuevo. “Mejor lo dejo allí, antes de decir algo que ella preferiría que mantuviera en privado. Creo que ambos sabemos que le gusta guardarse las cosas.”
“Demasiado cierto.”
“Hay galletas caseras en ese tarro. Aún tibias. Después de preparar el sofá, no sabía qué hacer. Tuve que lidiar con la ansiedad de alguna manera, así que horneé. Siéntanse como en casa mientras preparo su té y su café.”
“Gracias, Danny”, dijo Lisa, “voy a ir a la sala de estar y ver cómo está Taylor, si no hay problema.”
“Por favor, hazlo.”
“Solo tomaré una galleta primero... Mm. Huele bien.”
Cerré los ojos y fingí estar durmiendo. Podía escuchar a Brian hablando con mi padre en la otra habitación, algo sobre el trabajo de mi papá.
“¿Entonces?” Lisa me preguntó en voz más baja, mientras se subía al sofá cama y se acostaba a mi lado, “¿La historia pasa?”
Lo pensé, “No me gusta mentirle a mi papá.”
“Así que te nos encargamos de mentir por ti. ¿A menos que quieras decirle la verdad?”
“No, pero no te quiero aquí.” Los frenos mentales que deberían haber impedido que mis labios se movieran no lograron evitar que las palabras salieran de mi boca. Cerré los ojos, sintiendo el calor de un rubor en mis mejillas.
“L-lo siento mucho... Eso salió mal. Estoy agradecida por lo que hicieron, por lo que están haciendo. Ustedes son geniales y pasar el rato con ustedes ha sido de lo más divertido que he hecho en años. Estoy tan contenta de que estés aquí, y no me gustaría nada mejor que simplemente relajarme y descansar después de todo eso, pero-”
Lisa puso un dedo contra mis labios, silenciándome. “Lo sé. Te gusta mantener las distintas partes de tu vida separadas. Lo siento, pero no había forma de evitarlo. Estabas herida, y no pudimos mantenerte sin que tu padre causara revuelo.”
Bajé los ojos, “Sí.”
“Probablemente vas a estar un poco tambaleante por unos días. Tu, hum, honestidad brutal en este momento fue probablemente la conmoción cerebral trabajando. Influirá en tu estado de ánimo, quizás afloje tus inhibiciones como si estuvieras un poco borracho. Su memoria puede ser poco confiable, podría estar más desorganizada o podrías tener cambios de humor extremos, como el llanto. Es posible que tengas más dificultades para leer las señales sociales. Si trabajas para superar todo eso, dejaremos pasar si dices algo que normalmente no dirías. Solo... trata de no dejar que se te escape algo privado cerca de tu padre, para que nada se filtre. Todo esto debería pasar pronto.”
“Está bien.” Esa última parte fue algo así como un alivio.
Brian se unió a nosotros y se sentó en la esquina de la cama frente a donde Lisa estaba acostada, a mis pies. “Tu papá es un buen tipo”, me dijo. “Me recuerda mucho a ti.”
No sabía qué decir sobre eso, así que solo dije: “Gracias.”
“Incluso después de que te casi te hayas recuperado por completo, creo que haremos todo lo posible para evitar situaciones difíciles, al menos por un tiempo”, dijo Lisa. Brian asintió.
“Me gusta esa idea”, respondí. “Entonces, ¿qué pasó realmente, anoche?”
Ella movió su cabeza para que compartiera mi almohada, “¿A partir de cuándo?”
“Desde cuando Alec estrelló el auto. Un segundo todo está bien, el siguiente, apenas puedo moverme, apenas puedo pensar.”
“Ella estaba haciéndose la muerta. Yo estaba ocupada cuidando a Alec, suponiendo que ustedes la tenían vigilada. Al mismo tiempo, supongo que Brian y tú supusieron que la vigilaría. Mientras no prestábamos atención, ella cargó su lanzagranadas y te disparó. Debería haberte quemado, pero creo que tu traje te salvó. Sin embargo, tu traje no pudo hacer mucho para prevenir la conmoción cerebral. Hubo algún efecto secundario, en el que le hizo algo a tu sistema nervioso. Como ser golpeado con un Taser, pero más como ser incapacitado con un dolor incalculable que simplemente noquearte.”
Me estremecí. Solo recordar lo que había sentido me hizo temblar, como si estuviera oyendo clavos en una pizarra.
“Yo estaba más lejos, y creo que tu cuerpo protegió a Brian, o tal vez su poder ayudó, porque no nos golpearon ni la mitad de duro. Todavía fue suficiente para derribarnos a los dos el tiempo suficiente para que Bakuda cargara y disparara dos rondas de esa mierda pegajosa de cuerdas. Una vez que sucedió eso, estábamos bastante jodidos. Hasta que le diste un giro a la situación.”
“Le apuñalé el pie”, recordé.
“Cortaste dos y medio de los dedos del pie izquierdo. Uno de los cuales tenía un anillo. Brian dijo que empujaste el cuchillo hacia él cuando te desmayaste. Él ennegreció la zona, logró alcanzar el cuchillo, se liberó y luego rescató al resto de nosotros.”
“¿Y Bakuda?”, Susurré.
“Una de las dos malas noticias. Se escapó mientras Brian estaba libre y ayudándonos.”
“¡Carajo!”, Dije, un toque demasiado fuerte.
Brian sondeó disculpándose, “Estabas en mal estado, no estaba seguro de lo que le había pasado a Regent, y Lisa estaba un poco débil por la misma explosión que te hizo perder el aliento. Podría haber alcanzado a Bakuda, detenerla, pero decidí asegurarme de que ustedes estuvieran bien era más importante.”
Asenti. No podría exactamente discutir con eso.
Lisa continuó: “Llamé al jefe, nos envió a un médico que tiene fama de ser discreto y de trabajar con parahumanos. Lo ha estado haciendo durante veinte años. Estábamos preocupados por ti.”
“Lo siento.”
“No hay por qué disculparse. De todos modos, todo salió más o menos bien. El médico le sacó la cápsula de la nariz a Brian, te parchó y le puso suero a Regent. Me senté y te observé mientras Brian iba a buscar a Rache, su perro y el dinero. Solo se perdieron dos o tres mil, alguien pensó que podían escaparse de la bolsa antes de que todo fuera contado. Nuestro jefe envió una camioneta y lo recogió un poco después de la medianoche. El dinero que nos dio ya está en nuestro departamento, con más por venir después de que él decida cuánto valen los papeles.”
“Dijiste más o menos bien, y todavía no me has contado la segunda mala noticia. ¿Qué no me estás diciendo?”
Ella suspiró, “Esperaba que estuvieras demasiado fuera de ti para preguntar. ¿De verdad quieres saber?”
“Realmente no. Pero si voy a quedarme aquí por un tiempo, mejorando, no quiero que me dejen imaginar los peores escenarios posibles.”
“Está bien.” Ella buscó dentro del bolsillo de su chaqueta, y luego me dio un recorte de periódico. Excepto que estaba roto, no recortado. ¿Periódico rasgado? En la parte superior, en grandes letras en negrita, estaba la palabra 'Escapado'.
Sin embargo, cuando traté de leer el artículo, descubrí que no podía mantener los ojos fijos en una línea. “¿Léelo para mí?”
“Te daré el resumen. Justo antes de que ella comenzara a perseguirnos en el Jeep, Bakuda dio la orden de poner otro plan en acción. Las bombas comenzaron a estallar en toda la ciudad. Explotando transformadores para negar el poder a distritos enteros, una escuela, un puente, vías de tren... la lista continúa. La gente está perdiendo la cabeza. Noticia de primera página, está en todos los canales. Dicen que al menos veinte personas han muerto hasta el momento, con otros cuerpos aún por identificar, y eso sin contar las cuatro personas que explotó cuando nos sostenía a punta de pistola.”
Una imagen vívida de lo que le había sucedido a Park Jihoo pasó por mi mente. Él murió. Él está realmente muerto. Nunca lo conocí, pero se fue para siempre, y no pude hacer nada para salvarlo.
“Aquí está la segunda parte de las malas noticias. ¿Todo de eso? Fue una distracción exagerada. Algo para mantener ocupada a todas las capas de la ciudad, mientras Oni Lee sacaba a Lung del CGP.”
Dejé escapar un largo suspiro. “Oh, mierda.”
“La ciudad es una zona de guerra ahora mismo. El ABB es doce veces el tamaño de lo que era hace dos semanas, y Bakuda está fuera de control. Explotan más bombas cada pocas horas, pero esta vez no están destinadas a servicios importantes. Negocios, viviendas, almacenes, barcos. Mi suposición es que está apuntando a lugares donde las otras pandillas y facciones importantes de la ciudad se reúnen, o lugares donde podrían reunirse. No sé lo que va a pasar.”
“Uno pensaría que cortarle un tercio de los dedos de los pies la desaceleraría, en todo caso”, dijo Brian.
Lisa negó con la cabeza. “Ella está en una fase maníaca. Ella se agotará, si no lo ha hecho ya, y las explosiones se detendrán en cuestión de horas. Sin embargo, con el restablecimiento de Lung como líder, eso no significa que el ABB va a perder fuerza. Lo más probable es que aproveche la ventaja que Bakuda creó para él. Es solo una cuestión de dónde, cuándo y cuánto. Depende del estado en el que esté.”
No tuvimos la oportunidad de hablar más sobre el tema. Tattletale se llevó un dedo a los labios y nos callamos. Unos segundos más tarde, mi padre entró en la sala de estar, sosteniendo una bandeja. Él la puso en mi regazo. Tres tazas, un plato de galletas y dos bagels tostados, uno con mermelada y otro con mantequilla.
“Tengo otro bagel en la tostadora, así que tomen los que quieran y pregúntenme si quieren más. La taza verde es el café de Brian. Té para ustedes, chicas. Aquí tienes, Lisa. La taza de Woodstock es la favorita de Taylor desde que era una niña. Toma.”
Brian se rió un poco cuando acepté la taza con las dos manos.
“¡Oye! No se ríen de mí mientras estoy así.”
“Lo que me recuerda, ¿cuánto tiempo antes de que ella esté bien para volver a la normalidad?”, Le preguntó mi padre a Lisa.
“Una semana, como mínimo”, Lisa respondió: “Tal vez escoltala hasta y desde el baño hasta que estés seguro de que se mantiene firme, pero más allá de eso, probablemente sea mejor si se queda en la cama, se queda en casa y se lo toma con calma hasta que el próximo sábado.”
Eso me detuvo. “¿Qué hay de la escuela?”
Lisa empujó mi brazo con el codo y sonrió, “Tienes una excusa perfecta para no ir. ¿Por qué quejarte?”
Porque me había obligado a ir a la escuela después de perderme casi una semana de clases, con la intención de no perder más, y ahora me iba a perder otra semana completa. No podía decir eso, especialmente no delante de mi papá.
“¿Está bien si nos quedamos un poco?”, Lisa murmuró en mi oído, en el momento en que mi padre se fue a buscar el tercer bagel.
“Sí”, admití. El daño ya estaba hecho, por así decirlo, ya estaban aquí. Debo hacer lo mejor posible. Me moví rápidamente para que Brian pudiera sentarse en la cama, justo a mi izquierda, y Lisa se levantó por solo un segundo para agarrar el control remoto. Encontró una película que solo tenía unos minutos y se instaló a mi derecha.
Me dormí momentáneamente y me desperté para darme cuenta de que mi cabeza descansaba sobre el brazo de Brian. Incluso después de que mis ojos se abrieron y comencé a centrarme en la película otra vez, dejé mi cabeza donde estaba. A él no pareció importarle. Los tres nos reímos de una serie de bromas en la película, y Lisa tuvo hipo, lo que solo hizo que Brian y yo nos riéramos más.
Vi a mi papá dando vueltas en la cocina, probablemente para vigilarme, y nuestros ojos se encontraron. Le di un saludo, sin mover mi brazo, solo mi mano, y sonreí. La sonrisa que me dio a cambio fue tal vez la primera verdaderamente genuina que había visto en su rostro en mucho tiempo.
¿Lo de la escuela? Me preocuparía más tarde, si eso significara que podía vivir en el presente así.
[1] La melodía que toca Tattletale se llama “Shave and a haircut, two bits” y aunque no conozcan el nombre, seguro la conocen, es el clásico golpeteo en el que uno golpea 5 veces y le contestan con dos golpes del otro lado.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.08 20:41 master_x_2k Agitación XII

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

_______________________Agitación XII_______________________

“Información”, repitió Glory Girl.
Tattletale giró las llaves alrededor de uno de sus dedos, “Por ejemplo, no es exactamente del conocimiento público que Panacea fue adoptada.”
“No es un secreto tampoco. Está en el registro oficial.”
“Registros falsificados,” Tattletale sonrió.
Glory Girl miró a su hermana.
“Déjame contarte una pequeña historia. Corrígeme si me equivoco con alguno de los detalles. Once años atrás, solo cinco años después de que las capas realmente comenzaran a aparecer, había un equipo operando por allí, llamándose la Brigada de Brockton Bay. Lady Photon, Manpower, Brandish, Flashbang, Fleur y Lightstar. Terminan enfrentando a un villano en su propia casa y es una pelea bastante decente. Le dan una paliza, y como era un verdadero bastardo, lo enviaron directo a la Pajarera.”
“Puedes parar ahora”, dijo Glory Girl, “Hiciste tu punto.”
“Oh, ni siquiera he llegado a la parte buena. Verás, encontraron a una niña escondida en el armario. Su pequeña niña, poco más que un bebé,” Tattletale sonrió a Panacea, “Dadas las probabilidades de que alguien con poderes tenga un niño con poderes, y sabiendo cómo la pequeña nunca podría tener una vida normal cuando inevitablemente se corra la voz sobre su pasado, terminaron acogiéndola.”
“Ya conocemos esta historia”, respondió Glory Girl, con un tono ligeramente irritable.
Independientemente de lo que estuviese haciendo Tattletale, sentí que nos estaba dando más control sobre la situación. Comenté: “Esto es nuevo para . Estoy algo intrigada.”
“Lo que quiero decir, Glory Hole, es que conozco ese detalle que ustedes dos no conocen. O al menos, estoy dispuesta a ver todas las pequeñas pistas que tienen flotando adentro de sus cabezas y descubrir esa única cosa que hiciste el esfuerzo para evitar saber. Glory Hole tiene curiosidad, pero evita el tema porque su hermana quiere desesperadamente que lo haga, y Panacea... Bueno, si se lo digo, sospecho que haría algo muy estúpido.”
Podía sentir a Panacea desplomarse en mis brazos. La pelea había salido de ella.
“Entonces, Amy, ¿quieres saber quién es tu padre?”
Durante unos largos momentos, solo se escuchó el sonido de la lluvia golpeando el alféizar de la ventana, y el zumbido de los insectos aún en la habitación.
“¿Es así de malo?”, Pregunté en un medio susurro, tanto a Panacea como a Tattletale.
“No es el hombre lo que la molestaría tanto. Es el saber. Cada hora de cada día después de oírme decir su nombre, se preguntaría. Está aterrorizada de que empezaría a poner en duda cada parte de sí misma, preguntándose si lo heredó de él, o si ella es así por un deseo inconsciente de no ser él. ¿Lo que sabe ahora ya la mantiene despierta algunas noches, pero saber su nombre, saber quién es y qué hizo? Por el resto de su vida, ella se compararía con él. ¿No es así, Amy?”
“Cállate. Solo... cállate,” replicó Panacea, su voz llena de emoción.
“¿Por qué? Estoy en una buena racha. Esa no es la información más peligrosa que he recogido aquí. Sé cosas que son igual de malas.”
Vi un parpadeo de duda cruzar la cara de Glory Girl.
“Te haré un trato, Glory Hole. Entras en la bóveda, te encierras y no hablo sobre el tema. No diré la frase que destruiría a tu familia.”
Glory Girl apretó los puños, “No puedo hacer eso. Digo que no sabes nada, y si me equivoco, enfrentaré las consecuencias de lo que sea que digas.”
“Muy noble de tu parte. Muy egocéntrica también, que crees que el secreto y las consecuencias tienen que ver contigo y tu naturaleza impulsiva. No es así. Tienen que ver con ella. Tattletale dirigió el puntero láser hacia la frente de Panacea, “Tu tampoco quedarás bien parada, pero las consecuencias serían para ella. Humillación, vergüenza, un corazón roto.”
Podía sentir a Panacea endurecerse en mi agarre.
“La oferta sigue en pie,” Tattletale sonrió, “Durante los próximos doce segundos. Métete en la bóveda.”
“Eres una mentirosa de mierda”, escupió Panacea.
“Entonces, ¿por qué estás tan tensa?”, Le pregunté.
“Ocho segundos.”
Panacea se soltó abruptamente, tan violentamente que tuve que sacar el cuchillo para evitar que se cortara la garganta contra él.
Tattletale se apresuró a poner un escritorio entre ella y Panacea, pero Glory Girl se estrelló contra ella, llevándola a lo largo de la habitación. Se detuvieron justo antes de una pared. No es que Tattletale haya salido ilesa. Glory Girl empujó a Tattletale contra la pared, con una mano sobre su boca, y la sostuvo allí.
Mientras Panacea estaba distraída, pasé mi cuchillo en mi mano izquierda y agarré mi bastón. Apreté el gatillo mientras lo agitaba, dejando que el impulso del movimiento lo extendiera por completo. Panacea me vio venir, pero no sé si se dio cuenta de lo que estaba sosteniendo. La longitud del metal la golpeó en un lado de la cabeza. Ella se tambaleó unos pocos pies, luego cayó fuerte.
Desafortunadamente para mí, Glory Girl lo vio todo.
“¡Nadie jode con mi familia!”, Gritó, y su poder se intensificó. Mis rodillas se volvieron gelatina y mi cerebro simplemente dejo de funcionar de forma racional. Glory Girl me arrojó a Tattletale como un niño muy fuerte podría tirar a una muñeca de trapo, y yo simplemente me quedé allí parada como un ciervo a la luz de los faros.
El cuerpo de Tattletale colisionó con mi abdomen, quitándome el aliento. Las dos chocamos con un escritorio, enviando un monitor y una caja de archivos de plástico al suelo. Papel y fragmentos de monitor esparcidos por el suelo.
Todavía estábamos recuperandonos cuando Glory Girl comenzó a flotar hacia nosotros. Estaba luchando, sin éxito, para lanzar jadeantes bocanadas de aire a mis pulmones, mientras Tattletale estaba agarrando con fuerza uno de sus brazos contra su cuerpo, haciendo pequeños ruidos gimoteantes.
“Voy a pedir todos los favores que se me deben, y me endeudaré con el fiscal y cib quien sea que tenga, para que las envíen a la Pajarera”, prometió Glory Girl, “¿Sabes cómo es ese lugar? Una prisión sin guardias. Sin comunicación con el mundo exterior. Sin escapes hasta ahora, lo que es bastante sorprendente teniendo en cuenta que alberga a todos los peores y más poderosos villanos que hemos sido capaces de capturar. Ni siquiera sabemos con certeza si alguien está vivo allí dentro. Es solo un cubo donde arrojamos basura como tú, para nunca más tener que preocuparnos de ti.”
“Bichos”, gruñó Tattletale, casi demasiado bajo para escuchar.
No entendí su significado, pero aún estaba luchando por recuperar el aliento, así que negué con la cabeza.
“Y no tener contacto con el mundo exterior significa que no vas a hablar una mierda de lo que Amy quiera mantener en privado. Confío en mi hermana, confío en que tiene una razón para guardárselo.”
“Bichos. Cúbrela con un enjambre “, dijo Tattletale, respirando un poco mientras lo decía.
Entendí su significado. Cogí mi enjambre y me alegré de descubrir que mi poder funcionaba perfectamente. El trabajo de sabotaje de Panacea se había deshecho cuando maté a la última de las arañas. Orienté cada bicho que pude alcanzar contra Glory Girl.
Inútil. Sentí como si los hubiera puesto en un vidrio resbaladizo e innaturalmente fuerte.
“Idiotas”, la voz amortiguada de Glory Girl salió de en medio de la nube de insectos, “Soy invencible.”
Tattletale usó su brazo bueno para sostenerse, gimiendo: “Antes que nada, te advertí acerca de llamarme estúpida. Segundo, no, no eres invencible. No exactamente.”
Luego levantó su buena mano de su cinturón y apuntó una pequeña pistola contra Glory Girl.
El sonido fue ensordecedor. Realmente no tienes una noción de cuán intenso es un disparo en la televisión y las películas. Fue suficiente que me tomó unos segundos recuperarme. Solo un segundo después, me di cuenta de que mis bichos se habían abierto paso. Encontraron carne para pegarse, carne para morder, pinchar, pinzar y picar. Glory Girl cayó como una piedra y comenzó a agitarse violentamente.
“Ayúdame a ponerme de pie”, la voz de Tattletale se tensó, “Usar mi poder de esa manera en ellas tomó mucho de mí.”
Agarré su mano buena y la ayudé a levantarse. Con uno de sus brazos alrededor de mis hombros, nos apresuramos a salir del banco, juntos. Ella tiró la pistola en una de las bolsas más grandes de su cinturón.
“Qué-” Lo intenté, pero hablar solo me envió a un espasmo de toses dolorosas. Estábamos bajando los escalones de la entrada del banco antes de tener ganas de volver a intentarlo, “¿Qué acaba de pasar?”
“Ella no es realmente invencible. Esa es solo una idea que le gusta poner en la cabeza de las personas. Tiene un campo de fuerza alrededor de todo su cuerpo, pero se apaga cada vez que recibe un buen golpe, vuelve a encenderse unos segundos después. Lo supe cuando vi que tenía polvo en su traje. Polvo que su campo de fuerza la habría mantenido alejado. Mierda, esto duele.”
“¿Qué es?”
“Ella sacó mi brazo del zócalo cuando me tiró. ¿Puedes arreglar un hombro dislocado?
Negué con la cabeza. Sabía cómo, hablando en general, de las clases de primeros auxilios que había tomado, pero dudaba que tuviera la fuerza para lograrlo, y no quería perder el tiempo en poner a Tattletale en una buena posición para arreglar su brazo cuando necesitábamos desaparecer.
La pelea fuera del banco todavía seguía a nuestro favor. Solo Aegis estaba todavía en acción, y estaba bajo ataque de los tres perros y el cañón láser apropiado por Regent.
Grue salió de la oscuridad cerca de mí, aferrándose a Perra de la misma manera que yo estaba sosteniendo a Tattletale.
“Larguémonos”, dije.
“Hagámoslo”, estuvo de acuerdo, en su voz inquietante.
“Hola, hombre G”, Tattletale hizo una mueca, “¿Me pones el hombro en su lugar?”
Grue asintió. Ayudé a preparar a Tattletale mientras él empujaba su brazo nuevamente en su lugar. Él preguntó: “¿Qué pasó?”
“Era Glory Girl en el techo”, le expliqué, y luego tosí dolorosamente unas cuantas veces antes de añadir: “¿Podemos por favor irnos a la mierda?”
“¿Ustedes derribaron a Glory Girl?” Preguntó Grue, incrédula, mientras Perra se despertaba lo suficiente para silbar a sus perros.
“En cierto sentido”, replicó Tattletale, al mismo tiempo que yo señalé nerviosamente: “Ella podría venir tras nosotros en cualquier momento.”
Nos subimos a los perros, y Regent lanzó una salva de disparos desde el cañón láser hacia Aegis, golpeándolo contra el costado de un edificio hasta que la pared a su alrededor se derrumbó. Luego se detuvo para meter su Taser en el panel de control. Cuando el arma comenzó a humear, Regent descendió, saltando el último metro o metro y medio para aterrizar en la espalda de un perro. Él metió la patineta debajo de un brazo.
“Déjala”, dijo Grue.
“Pero-”
“Dispositivo rastreador. Hay que dar por sentado que cualquier artesano que valga la pena va a tener dispositivos de rastreo en sus cosas.”
“Es cierto”, respondió Tattletale, mientras Regent se volvía hacia ella. “Lo siento.”
“¡Carajo!”, Juró Regent. Metió su Taser en la parte inferior de la patineta como lo había hecho con el panel de control, y luego la arrojó al otro lado de la calle.
Estábamos montados con Perra sentada frente a Grue, principalmente para poder apoyarla, y Tattletale detrás de mí en Angelica, su brazo sano me envolvía. Regent estaba solo.
Grue levantó los brazos y llenó la calle de oscuridad.
Angelica salió corriendo, casi haciéndome caer del asiento, mientras corría de cabeza hacia la oscuridad absoluta. Estaba en una criatura de más del doble del tamaño de un caballo, sin una silla de montar, y ella no era adecuada para montar de la misma manera que un caballo. Tenía un pie apoyado en un cuerno de hueso que sobresalía de su costado, mientras que el otro colgaba. Mis manos estaban agarrando las correas que la habíamos colocado, lo único que me impedía hacerme caer hacia atrás, cabeza abajo, mientras se abalanzaba a una velocidad que probablemente superaría a cualquier automóvil en la carretera. No es que habría autos. La policía y los equipos de respuesta de parahumanos tendrían el área bloqueada alrededor de posibles luchas de capas. Para hacer que nuestro escape fuera aún más aterrador, sabía que el perro no podía ver. Ella estaba siguiendo a Brutus por el olor, y Brutus estaba siguiendo las instrucciones de Grue. El ciego liderando al ciego.
Debería haber estado aterrorizada, mis manos se acalambraban, no podía ver ni oír, sabiendo que podía caerme en cualquier momento, pero estaba eufórica. Incluso cuando Angelica se estrelló contra algo lo suficientemente fuerte como para casi derribarnos, no mató mi entusiasmo. Yo vitoreé, grité y aplaudí nuestra victoria, apenas escuchando yo misma el sonido mientras la oscuridad lo absorbía.
Lo habíamos logrado. Yo lo había logrado. Nos escapamos sin matar a nadie. Los únicos que realmente habían sido lastimados habían sido los Custodios, Glory Girl y Panacea, y eso se arreglaría cuando Panacea recuperara la conciencia, seguro. Cualquier daño a la propiedad había sido en gran parte culpa de los Custodios y Glory Girl. Tal vez había hecho algunos enemigos, había asustado a algunas personas inocentes, pero me estaría mintiendo si dijera que podría haberse evitado. En resumen, las cosas no podrían haber ido mejor.
De acuerdo, podrían haber ido mucho mejor, pero ¿cómo terminaron? Muy malditamente bien, en general.
Aegis habría salido de entre los escombros, volando para tener una vista de pájaro. Si Grue estaba haciendo lo que habíamos planeado, estaba llenando todas las calles y callejones por donde pasamos con oscuridad. Aegis no pudo ver dónde o si doblamos hacia atrás o qué calles tomamos, por lo que solo pudo identificar nuestra ubicación por los lugares donde apareció la oscuridad. Sin embargo, si intentaba acercarse para atraparnos, ya nos habríamos marchado cuando nos alcanzara. Todo lo que pudo hacer fue seguir nuestra ubicación general.
Justo cuando pensaba que no podría aguantar más, nos detuvimos. Tattletale y yo nos bajamos de Angelica. Alguien, probablemente Grue, empujó una mochila en mis brazos. Incluso trabajando en total oscuridad, logré ponerme el conjunto de ropa civil que habíamos escondido antes de dirigirnos al banco. Me entregaron un paraguas y con gratitud lo desplegué con mis manos rígidas.
Estaba tensa, esperando en la oscuridad, con solo la sensación de la lluvia en el paraguas para darme una idea del mundo más allá de mí misma y del paso del tiempo.
Pasó mucho tiempo antes de que el mundo apareciera de nuevo. Grue dijo que su oscuridad se desvanecía después de veinte minutos más o menos, pero se sintió mucho más tiempo que eso. Cuando la oscuridad se despejó, vi a Lisa sentada en los escalones de la parte delantera de una zapatería, con una correa en una mano y una bolsa de papel en la otra. Angelica, tan normal como siempre, estaba en el otro extremo de la correa, sentada pacientemente. A nuestro alrededor había compradores y peatones, cada uno con sus paraguas e impermeables, mirando a su alrededor con expresiones de miedo y ojos muy abiertos. Los sonidos fueron refrescantes después del silencio de la oscuridad, la lluvia cayendo y el murmullo de la conversación.
Lisa se puso de pie, y me guiñó un ojo mientras tiraba de la correa para que Angelica la siguiera a su lado. Nos unimos a la multitud de compradores desorientados.
Suponiendo que las cosas salieran según lo planeado, dejarían a Alec, sin un perro y se pondría ropa civil de la misma manera que nosotros. Perra, Brian y los dos perros harían la última parada en un casillero de almacenamiento cerca de los Muelles.
Dentro, se cambiarían a sus ropas civiles, se relajarían por unas horas dentro y dejarían el dinero allí para que el jefe lo recogiera. Después de tomar un descanso lo suficientemente largo como para que los héroes hubieran abandonado la persecución, harían su camino de regreso, al igual que lo hacemos nosotras.
“¿Todos salieron ilesos de esto?” Pregunté a Tattletale en voz baja. Estaba compartiendo mi paraguas con ella, por lo que hablar juntas en una especie de acurruco no se veía extraño.
“No hay lesiones o muertes para nosotros, para los héroes o para los transeúntes”, confirmó.
“Entonces es un buen día”, dije.
“Un muy buen día”, estuvo de acuerdo.
Con los brazos entrelazados, caminamos tranquilamente por el centro. Como todos los demás, estiramos la cabeza para seguir los coches de la policía y las furgonetas del ERP que se apresuraban hacia la escena del crimen con las sirenas aullando. Dos chicas que acaban de terminar sus compras, paseando a su perro.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.04.12 01:31 alforo_ Altsasu. Una visita a la cárcel

Fernando Pozueta, tío de uno de los 3 jóvenes de Altsasu encarcelados a la espera de juicio, escribió este texto sobre lo que significa y se siente en una visita a la cárcel.
Fernando Pozueta, tío de uno de los 3 jóvenes de Altsasu encarcelados a la espera de juicio, escribió este texto sobre lo que significa y se siente en una visita a la cárcel.
ALTSASU. UNA VISITA A LA CÁRCEL
He preparado una pequeña narración de lo que significa y se siente en una visita a la cárcel. Es mi caso particular. Me sirve para expresar unas pinceladas de las 9 horas de coche que hay que recorrer en cada una de las veces que visitamos a Adur, Ohian y Jokin.
7:30h.- Toca el despertador. Ducha, desayuno y salgo hacia Altsasu desde Mendillorri en Iruña, en medio del silencio de la mañana. La radio habla pero no escucho nada. Estoy centrado en los acontecimientos del sábado en la Plaza del Castillo: la Martxa-Altsasu por la mañana y la concentración de pensionistas por la tarde. La sociedad protesta mucho últimamente. Pronto, después de los primeros kilómetros, me centro en Adur, mi sobrino, en su situación, en el juicio que se celebrará el mes de abril, y en nuestra familia. Se me encoge el estómago e intento evadirme observando el paisaje y escuchando la radio. Paso por Sakana y llueve. Los altos de San Donato y San Miguel están nevados y una ráfaga de aguanieve se me echa encima como una manada de brujas. En Altsasu me espera una de mis tres hermanas con sus dos hijos de 16 y 18 años.
9:30h.- Dejo mi coche y partimos los cuatro juntos. No llueve. Hablamos de lo del sábado, de la marcha de apoyo a nuestra causa, de Enrike Zelaia subido al kiosko con sus 80 años abrazando el acordeón y dirigiéndose a los presentes pidiendo justicia con fuerza y determinación. ¡Qué grande El Mago!
Atravesando Araba nos vuelven a rodear las ventiscas de aguanieve. Los camiones amenazan con sus rugidos a nuestro lado escupiendo agua a cubos. Pasamos unos kilómetros de conducción tensa. Luego de repente se abre el cielo y atravesamos la provincia de Burgos en un mar de luz azul y blanca como la que ansiamos en el caso Altsasu y que no sabemos cuándo llegará. Nos adentramos en Madrid después de dejar Somosierra nevado y frío. Hemos tenido suerte, ya que el temporal se prevé unos días más tarde.
12:30h- Rodeamos la capital por la M-50 y cogemos la A-4 dirección Córdoba hasta Aranjuez.
13:30h- Comemos a 10 minutos de la prisión en un pequeño bar de carretera y vamos al encuentro. La prisión se encuentra en un paraje amplio. Una carretera recta parte en dos el despoblado valle marciano y a un lado se alzan las torres de las instalaciones, rodeadas por una alta alambrada.
15:00h- Entramos en la prisión. Nos identifican en ventanilla, DNI, dedo en sensor… el procedimiento habitual. Junto con nosotros se encuentran unas 20 personas que vienen también a visitar a familiares o amigos. Son gente pobre, machacada por el tren de una vida que se codea con la droga y la delincuencia callejera, con ropas de mercadillo, sin dinero para ir al dentista a reponer dientes perdidos, alguno de ellos expresidiario. Pena. Mucha pena cuando vemos que una pareja de menos de 25 años con una niña de 7 meses ven que no les dejan entrar a la niña sin DNI. Ellos explican que no sabían que debía tenerlo para entrar. No sirve de nada. La chica se queda sin hacer la visita para quedarse con su niña. Así es esto. Cruel. Infame. Permitido. Legal.
15:30h- Pasamos control. Una sala. Otro control. Un largo pasillo. Una puerta y por fin entramos en el pasillo de las cabinas de cristal. En una de ellas… ¡por fin vemos a Adur con el telefonillo en la mano esperándonos al otro lado del cristal! Disponemos de 40 minutos. Lo saludamos efusivamente y él nos corresponde con una sonrisa alegre, franca, de perlas blancas.
Sus 23 años están pletóricos de juventud y su aspecto físico es impresionante, fruto de su positividad (recientemente ha recibido la noticia de que ha aprobado las tres asignaturas de Derecho que hace a distancia) y del ejercicio físico que no abandona. Su ansiedad por saber, preguntar, escuchar es enorme. Es una esponja. Sus primos le ponen al día de la rutina de Altsasu, sus amigos, actos, estudios, novedades en general…. Charlamos del juicio que ya es inminente. Es fuerte sicológicamente, tiene los pies en la tierra y sabe a qué nos enfrentamos. Lo sabe perfectamente. Pero aquí nadie sabe, por mucho que se hable, cómo va a terminar esto.
16:30h- Pasan cerca de 50 minutos desde el comienzo de la visita y se corta la comunicación. Nos despedimos. Momento duro. Pero no abandona su sonrisa. Besos atravesando el cristal.
Después de dejarle en ventanillas de la entrada una bolsa con ropa para que se pruebe cara al juicio, abandonamos la prisión. Nos vamos relevando en el volante y vamos poco a poco deshaciendo el camino sin mucho que hablar. En Burgos nos espera el tercer aguacero del día.
Es de noche desde hace una hora y los camiones que antes pasaban desapercibidos de nuevo los vemos cerca, cerquísima, como barcos abriendo el océano y tambaleándose de lado a lado. Acojona. No tardamos en ver un coche accidentado. Avisamos por teléfono de que se nos hace un poco tarde.
21:30h- Por fin llegamos a Altsasu. Informo a mis padres de las conversaciones con Adur y de cómo lo hemos encontrado. Envidio a los creyentes, como mi madre, que no deja de rezar a Francisco de Javier. Recojo unas nueces que mi padre recolecta en su pueblo natal, Ziordia, y conduciendo mi coche llego a Mendillorri sobre las 23:00h. No tengo muchas ganas de hablar. Ceno y con la cabeza dando vueltas a todo como un txambolin me meto en la cama. Mañana iré a la Rotxa. En sus frontones jugaré a pala como todas las semanas.
La pelota sufrirá mañana. En ella se van a concentrar la injusticia, la manipulación, el odio, la venganza, los intereses políticos y la crueldad. La sacudiré fuerte… ¡Muy fuerte!
Mis ánimos a toda esa gente que va a visitar a presos en Galicia, Cádiz, Almería… no quiero ni pensarlo.
Espero que el 14 de abril encontremos una ciudad de Iruña impresionante, repleta, que grite a este país que este no es el camino y que NO ES TERRORISMO!!!
Fernando Pozueta.
Domingo, 18 de marzo de 2018.
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2018.04.03 20:41 master_x_2k Agitación II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

_____________________Agitación II_____________________

Me sorprendió gratamente descubrir que la línea de autobús que terminaba en el viejo ferry me dejaba a solo quince o veinte minutos a pie del loft que Lisa, Alec y Perra llamaban hogar. Podría pasar un poco de tiempo allí antes de reunir suficiente información o ganarme la confianza suficiente para entregarlos a las autoridades, por lo que la conveniencia fue agradable.
Era un buen día, aunque un poco ventoso. El aire era frío y fresco, el cielo era de un azul brillante y sin nubes que se reflejaba en el océano, y la arena de la playa brillaba a la luz del sol. Los turistas ya se agolpaban en las barandillas o migraban a la playa, fijando las esquinas de sus mantas de playa bajo cestas de picnic y bolsas de compras. Hacía demasiado frío para entrar al agua, pero la vista era espectacular. Lo disfruté por unos momentos antes de aventurarme entre la multitud. Caminé con las manos en los bolsillos, tanto para proteger las cosas en mis bolsillos como para evitar el frío.
Viviendo en Brockton Bay, aprendías cosas así. Cómo protegerte, de qué estar atenta. Sabía que los adolescentes vietnamitas que estaban apoyados contra la barandilla del paseo entablado eran miembros de los ABB, incluso si no llevaban los colores de la pandilla, porque los únicos niños asiáticos en Brockton Bay que se pavoneaban de esa forma ya eran parte de la pandilla de Lung. Sabía que el tatuaje en el brazo del tipo que levantaba cajas en la camioneta de la florería que decía “Eliminar, Extinguir, Erradicar” significaba que el tipo era un supremacista blanco porque tenía la letra E repetida tres veces, una costumbre del Imperio Ochenta y Ocho.
El hombre del uniforme que estaba hablando con el dueño de una tienda no era un policía o un guardia de seguridad, sino uno de los matones contratados por los comerciantes del Paseo Marítimo para evitar que los indeseables causen problemas. Eran la razón por la que el Paseo Marítimo no tenía mendigos, adictos ni personas con los colores de las pandillas. Si tu presencia ofendía o preocupaba a los turistas, se encargarían de ahuyentarte. Si alguien robaba o mendigaba en el Paseo Marítimo, corría el riesgo de que uno o dos matones lo arrastraran detrás de una de las tiendas y le enseñaran una lección. Para algo más serio que robar en tiendas o mendigar, bueno, siempre había alguien de guardia en la base flotante del Cuartel General del Protectorado. Cualquiera de los propietarios o empleados de la tienda podría llamar a alguien como Miss Militia, Armsmaster o Triumph[1], en un minuto. Los ingresos del turismo que el Paseo Marítimo generaba se conseguía mucha buena voluntad del gobierno y de las capas patrocinadas por el gobierno.
Salí del paseo entablado y entré en uno de los callejones que conducen a los Muelles. Mirando por encima de mi hombro, vi a uno de los matones uniformados mirándome. Me pregunté qué estaría pensando. Los chicos bueno no pasaban el rato en los Muelles, y dudaba que pareciera un turista inocente.
Las fábricas abandonadas, almacenes y garajes de los Muelles se mezclaron entre sí muy rápidamente. Los colores de los exteriores de los edificios no eran lo suficientemente diferentes entre sí para hacer que los edificios fueran reconocibles, y las personas o montones de basura que había estado notando inconscientemente en mi visita anterior habían cambiado de ubicación o habían sido reemplazados. Me alegré por el grafiti artístico y la hilera de cables eléctricos enredados en maleza que podía usar como puntos de referencia. No quería perderme. No aquí.
Cuando llegué al pie de la gran fábrica con el letrero de Soldadora Redmond, me pregunté si debería golpear o simplemente subir. No tuve que decidir, la puerta se abrió un segundo después de que yo llegara. Era Brian, y parecía tan sorprendido de verme como yo de verlo.
“Oye”, dijo, “Lisa dijo que habías llegado. Pensé que tenías escuela.”
Me tomó unos segundos ordenar mis pensamientos. Cualquier demostración o mención del poder de Lisa tenía una forma de causarme eso, y eso era además de encontrarme con una conversación sin la posibilidad de prepararme. “Cambié de opinión”, dije sin convicción.
“Hmm. Bueno, sube.”
Nos dirigimos al piso de arriba. Vi que Brian vestía ropas diferentes a las que había usado antes en la mañana. Lo que llevaba ahora se parecía más a su ropa del día anterior: una camiseta sin mangas verde y pantalones negros con una tela ligera, como pantalones de yoga o algo así.
Alec estaba esperando, apoyado en el respaldo de un sofá, cuando entramos a la sala de estar. Llevaba una camiseta con un personaje de dibujos animados o videojuego y pantalones cortos de baloncesto. Se puso derecho cuando nos vio.
“Alec y yo estábamos entrenando”, Brian me dijo, “Lisa está hablando por teléfono en la cocina. Rachel y sus perros están en su habitación. Puedes observarnos, si quieres, pero sin presión. Siéntete libre de usar el televisor, poner un DVD o jugar un videojuego.”
“No guardes sobre una de mis partidas, torpe”, dijo Alec. Había empezado con lo de “torpe” anoche. No era exactamente malicioso, pero irritaba.
“Mi nombre es Taylor, no torpe, y no haría eso”, le dije. Dirigiéndome a Brian, dije: “Los veré, si les parece bien.”
Brian sonrió y asintió con la cabeza, mientras me movía para arrodillarme en el sofá y mirarlos por detrás.
Al final resultó que fue menos una sesión de “combate” que un intento por parte de Brian de darle a Alec, que no estaba totalmente comprometido, algunas lecciones básicas de lucha cuerpo a cuerpo.
Era unilateral, y no solo porque Alec no se estaba esforzando mucho. Alec era un chico de quince años muy promedio en el sentido de que tenía poco músculo que valga la pena. Brian, por el contrario, estaba en forma. No era grande en el sentido de un fisicoculturista o alguien que se ejercitaba solo para empacar músculo como lo verías en algunas personas que acababan de salir de prisión. Era un poco más agilizado que eso. Se podía ver la línea elevada de una vena que corría por sus bíceps, y la definición de su pecho se veía a través de su camisa.
Además de la diferencia en el poder físico bruto, también existía la brecha de edad y altura. Alec era dos o tres años más joven y casi un pie más bajo. Eso significaba que Brian tenía más alcance, y no me refiero sólo a la longitud de sus brazos. Cuando daba un paso hacia adelante o hacia atrás, llegaba más lejos. Cubría más terreno, lo que ponía a Alec a la defensiva, y como Brian era más fuerte, eso dejaba a Alec en una mala posición.
Brian se quedó parado sin una postura de combate, con las manos a los costados, rebotando un poco sobre donde estaba parado. Dos veces seguidas, vi a Alec lanzar un golpe, solo para que Brian se inclinara fuera del camino. La segunda vez que el brazo de Alec pasó volando, Brian se inclinó y golpeó a Alec en el centro de su pecho. No parecía un golpe fuerte, pero Alec igual se quedó boquiabierto y dio un paso atrás, sin aire.
“Sigo diciéndote”, dijo Brian, “Estás lanzando golpes como tirarías una pelota de béisbol. No lleves tu brazo tan atrás antes de golpear. Estás anunciando lo que estás a punto de hacer y no agrega suficiente potencia para que valga la pena.”
“¿Qué se supone que debo hacer, entonces?”
“Mira cómo estoy parado. Brazos arriba, doblados, luego solo extiendo mi brazo, la muñeca recta. Lo suficientemente rápido para que quien sea que esté golpeando generalmente no pueda apartarse, así que tienen que recibirlo o bloquearlo.”
“Pero no estabas parado así hace diez segundos cuando te estaba golpeando”, se quejó Alec.
“Dejé una apertura para ver si la aprovecharías”, respondió Brian.
“Y no lo hice”, señaló Alec con un suspiro.
Brian negó con la cabeza.
“Bueno, a la mierda esto entonces”, dijo Alec, “si vas a ir fácil conmigo y aún me pateas el culo, no entiendo el punto.”
“Debes aprender a pelear”, dijo Brian.
“Haré lo que vengo haciendo y llevare mi taser”, fue la respuesta de Alec, “un toque y están fuera. Mejor que cualquier golpe.”
“¿Y si el Taser se rompe o lo pierdes?”, Preguntó Brian. Él no necesitaba haberse molestado. Alec ya estaba sentado frente al televisor, con el control remoto en una mano y un joystick en la otra. La decepción de Brian fue palpable.
“¿Te molestaría mostrarme algunas maniobras?”, Pregunté.
Alec se rio, estilo Beavis y Butthead.
“Madura, Alec”, dijo Brian, “si quieres renunciar, está bien, pero no seas idiota.” Se volvió hacia mí y me mostró esa sonrisa juvenil. Entonces comenzamos.
Sabía que me iba a contenerse conmigo, pero aún así era un maestro difícil.
“Haz dos puños. No, no envuelvas tus dedos sobre tus pulgares. Harás más daño a tus manos que a la persona que estás golpeando si lo haces. Así está mejor. Ahora golpéame, ¿está bien?
Intenté emular lo que le había estado describiendo a Alec. Brazos arriba, doblados y extendiendo mi puño con velocidad. Él atrapó mi mano derecha en su izquierda.
“Está bien, ahora vas a hacer dos cosas diferentes. Acompaña el puñetazo con un paso para que tengas el empuje de tu cuerpo detrás del golpe, además del poder de tu brazo. En segundo lugar, quiero que levantes el brazo izquierdo mientras golpeas con el derecho, y viceversa. Si veo la oportunidad, te daré uno en el hombro o las costillas, así que prepárate para defenderte.”
Hice una mueca ante la idea, pero seguí el juego. Lancé un golpe, él lo esquivó, y me golpeó en el hombro. No golpeó tan fuerte como pudo haberlo hecho. Creo que solo pegó tan duro como fue necesario para hacer que duela y que diera la lección, pero de repente sentí una punzada de simpatía por Alec.
Las cosas continuaron en esa línea. Brian no se quedó en un tema por mucho tiempo. Cuando comencé a tener problemas con algo, cambió de marcha a otra área que complementaba o construía con lo que estaba teniendo problemas. Cuando fallé por quinta vez para defenderse de sus golpes de represalia en los hombros y las costillas, comenzó a hablar sobre la postura.
“Descansa tu peso sobre la punta de tus pies.”
Lo intenté, y luego le dije: “Siento que me voy a caer hacia atrás si me golpeas.”
Se inclinó para comprobar, y levanté los dedos del pie a cinco centímetros del suelo para demostrar cómo tenía mi peso balanceado sobre mis talones.
“No, Taylor. La punta de tus pies.” Levantó su pie descalzo y señaló la parte acolchada entre los dedos y el puente de su pie.
“¿Cómo es eso una punta?”, Le pregunté, levantando mi propio pie para señalar la parte vagamente esférica del pie donde el tobillo se unía al suelo, “esta es la única parte que se ve como una punta.”
“Ustedes son tan aburridos”, intervino Alec, sin darse la vuelta. Brian lo golpeó en la nuca.
Pasamos de la postura, las recomendaciones de Brian sobre el equilibrio ayudaron, a la autodefensa nuevamente. A partir de ahí, cambiamos los temas al lado mental de las cosas, tanto para mí como para mi oponente.
“Entonces, ¿le lanzo un puñetazo como si estuviera intentando pasar mi puño a través de ellos?”, Confirmé.
“Claro”, dijo Brian, “en lugar de solo tratar de hacer contacto con el punto donde tu mano se encuentra con su cuerpo.”
“¿Qué hay de cuando me están atacando?”
“¿Tu mejor apuesta? No les des una oportunidad. Mantente agresiva y mantenlos sobre sus talones. Si ninguno de ustedes tiene entrenamiento formal, entonces eso te dará las mejores probabilidades. No podrán ponerte en desventaja a menos que cometas un error o puedan adivinar lo que vas a hacer mientras lo haces. Por eso tienes que mezclar cosas. Derechas, izquierdas, puñetazos, golpes, codazos, rodilla, patadas y si eres más grande y más fuerte que ellos, puedes intentar derribarlos al suelo. Con todo eso, sigues sobre ellos hasta que no estén en posición de defenderse.”
“¿Estás entrenado formalmente en algo?”, Le pregunté. Sospeché que lo estaba, ya que la única forma de que él supiera todo lo que estaba demostrando era haber tenido muchas peleas, y no pensaba que pareciera el tipo que pelea sin razón.
“Ehhh”, cubrió, “Algo. Mi papá era boxeador cuando estaba en el servicio, y él me enseñó algo cuando era pequeño. Pasé a otras cosas por mi cuenta: Karate, Tae Kwon Do, Krav Maga, pero nada realmente me interesaba. Solo tomé unas semanas o un mes de clases para cada uno. Sé lo suficiente y me mantengo en forma, lo cual es suficiente para defenderme de cualquiera que no sea cinturón negro en lo que sea, que es lo importante, creo. Mantenerse al día con los artistas marciales más serios es un trabajo de tiempo completo, e igual te encontrarás con personas que son mejores que tú, así que no veo el punto de estresarme demasiado sobre eso.”
Asenti.
Pasamos a las áreas clave para atacar.
Brian señaló las partes del cuerpo en cuestión mientras explicaba: “Los ojos, la nariz, la sien, el mentón y la garganta son las áreas sobre el hombro. Dientes u oídos si puede golpear con suficiente fuerza. Yo puedo, tú no puedes.”
“Claro”, dije. No me ofende su franqueza. Él era más fuerte que yo, por lo que tenía más opciones. Andar con rodeos con eso no nos hacía un favor a ninguno de los dos.
“Debajo de los hombros, diafragma, riñón, ingle, rodilla, puente del pie, dedos del pie. El codo es bueno si puedes hacer algo con él “, tomó mi muñeca con su mano izquierda y mi hombro con la derecha, extendió mi brazo derecho mientras levantaba su rodilla para tocar suavemente la parte exterior de mi codo. Pude ver cómo habría estropeado o roto mi brazo si lo hubiera hecho con toda su fuerza. Continuó, “pero en mi experiencia, no será una oportunidad tan seguido como para tenerlo presente.”
Fue un poco inquietante escuchar a Brian describiendo metódicamente cómo romper a un ser humano. Lo veía como un buen tipo, si ignoraba su elección de carrera.
No completamente por accidente, cambié de tema: “Estaba pensando en invertir en un arma de cuerpo a cuerpo. Cuando estaba peleando contra Lung, los puños no hubieran servido y realmente me encontraba queriendo un cuchillo o una porra o algo así. No sé si hubieran sido buenos contra su armadura, pero ya sabes…” Me detuve.
Brian asintió, “Tiene sentido. No tienes mucho en lo que respecta a fuerza de la parte superior del cuerpo, sin ofender.”
“No hay problema. Traté de hacer algo así como una rutina de flexiones, pero me hastié rápidamente. Al menos al correr, existe la recompensa de ir a lugares, de ver paisajes.”
“Las flexiones se vuelven repetitivas, sí. Bueno, el jefe es bueno suministrándonos equipo. Lisa es la que habla con él, está hablando con él ahora mismo, de hecho. Habla con ella si quieres algo así. También es equipo imposible de rastrear, por lo que los buenos no van a seguir ningún número de serie ni lo que sea desde tu arma hasta tu compra.”
El hecho de que Lisa estuviera hablando con su jefe de repente me dio mucha curiosidad. Dicho eso, no pude entrar a escuchar sin verme sospechosa. En cambio, como Lisa estaba fuera del alcance del oído, pensé que podría aprovechar la oportunidad para preguntar: “Entonces, ¿quién es este jefe nuestro?”
Brian y Alec intercambiaron una mirada. Cuando no dijeron nada de inmediato, me pregunté si había llegado demasiado lejos. ¿Había sido demasiado entrometida?
“Pensé que preguntarías”, dijo Brian, “Lo que pasa es que no lo sabemos.”
“¿Qué?” Pregunté, “¿Tenemos un patrocinador anónimo?”
“Es realmente raro, sí”, dijo Alec, luego pulsó un botón en el control del juego, “¡Boom! ¡Triple tiro en la cabeza! “
“Alec, concéntrate,” Brian suspiró las palabras, con un tono que sugería que no esperaba ser escuchado.
Alec sacudió la cabeza asintiendo con la cabeza, sin dejar de mirar el televisor, antes de agregar: “Es extraño, pero básicamente es dinero gratis, un buen equipo, contactos, acceso a todo lo que necesitamos para cosas, y casi ningún inconveniente.”
“Lisa sabe, creo”, refunfuñó Brian, “pero ella dice que cuando se unió a los Undersiders, hizo un acuerdo de guardar silencio sobre el tema. No estoy seguro de si eso significa que ella sabe quién es o si es solo para mantener la boca cerrada si su poder le dice.”
“Entonces, déjenme entender esto”, dije, “Este tipo los reúne a todos, les ofrece un salario y ¿qué? ¿No pide nada a cambio?”
Brian se encogió de hombros, “Nos pide que hagamos trabajos, pero la mayoría de las veces son cosas que haríamos de todos modos, y si decimos que no, él no lo nos presiona.”
“¿Qué tipo de trabajos nos pide que hagamos?”, Le pregunté.
La voz de Lisa justo detrás de mí me sobresaltó, “Este. Pónganse sus calcetines, niños y niña, porque vamos a robar un banco.”
[1] Miss Militia: lit. Señorita Milicia
Triumph: lit. Triunfo

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.15 07:48 master_x_2k Caparazón II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

___________________________Caparazón II___________________________

“Estamos actualizando tu guardarropa,” decidió Lisa, después de que dejáramos a los muchachos.
“¿Qué tiene de malo mi guardarropa?” Pregunté, un poco a la defensiva.
“Nada en realidad. Es solo muy... tu. Lo cuál es el problema.”
“No me estás haciendo sentir mejor ahora.”
“Eres una persona prudente, Taylor. Me gusta eso de ti. Creo que es una adición esencial a la dinámica del grupo,” me llevó a una colección de puestos donde había mucha ropa de mujer, y rápidamente sacó tres vestidos de un estante.
“Brian es cauteloso.”
“Brian y tú son similares, pero no diría que sea cauteloso. Él es... pragmático. Ambos lo son. La diferencia entre ustedes dos es que él ha estado haciendo lo que hace durante tres años. Dos años de experiencia, antes de unirse al grupo. Así que mucho de lo que hace es automático. No piensa un segundo en las pequeñas cosas que ya ha hecho docenas de veces. Él da mucho por sentado.”
“¿Y yo no?”
“Eres observadora, detallista y enfocada. Más que cualquiera de los otros. Observas, interpretas, y luego actúas con esta cuidadosa precisión quirúrgica. Esa es una fortaleza y un defecto.”
“¿Qué tiene esto que ver con mi ropa?”
“Tu personalidad se refleja en tus elecciones de moda. Colores apagados. Marrón, gris, negro, blanco. Si llevas algo con color, lo estás usando debajo de una sudadera, un suéter o una chaqueta. Nunca nada que se destaque. Nunca mostrando mucha piel. Si bien la mayoría de la gente de nuestra edad está escogiendo ropa con la intención de definir una identidad para sí misma, encajar en un grupo, tu estás enfocada en mantenerte fuera de vista y no llamar la atención. Estás siendo demasiado cautelosa, pensando demasiado en cosas que no necesitas, tomando siempre la decisión de ir por lo seguro.”
“Y quieres cambiar eso.” Suspiré.
“Sospecho que eres capaz de sorprender a todos, incluyéndote a ti misma, cuando bajes la guardia, comiences a ser más atrevida e improvises. No solo cuando las circunstancias te obliguen a hacerlo. No estoy hablando solo de ropa, ¿sabes?”
“De alguna manera me di cuenta.”
“Más al punto, te veo alternar entre los mismos dos pares de jeans todos los días, cuando obtuviste un cheque por dos grandes cinco días atrás. Si no te hago comprar ropa, no creo que vayas a hacerlo.”
“Mi papá se preguntará de dónde la saqué,” protesté, mientras ella doblaba un par de blusas sobre uno de mis brazos.
“Me los pediste prestado. O ya no me quedan bien y te los di. O puedes quedárselos en nuestro lugar y no dejarlo más prudente.”
“No me gusta mentirle a mi papá.”
Ella me condujo a un área con cortinas que servía como cuarto de cambio. A través de la cortina, ella me dijo: “Te envidio eso. Pero si no ha descubierto la razón por la cual su vestuario se ha encogido tanto, es probable que no se dé cuenta si tienes ropa nueva.”
Estaba a mitad de quitarme la camisa cuando me llegó, “¿De qué estás hablando?”
“Vamos, Taylor. Sospecharía que tuviste algunos problemas ocurriendo incluso sin, ya sabes ... un pajarito susurrando en mi oído.”
Me apresuré a ponerme el primer vestido de la pila, luego abrí la cortina, “Tendrás que ser un poco más específica, antes de que pueda confirmar o negar algo.”
“Ese no,” hizo un ademan al vestido, un número de cuadros, predominantemente rojo y blanco. Enfadada, cerré la cortina.
Desde el otro lado de la cortina, explicó: “Al principio pensé que tu padre estaba abusando de ti. Pero dejé esa línea de pensamiento bastante rápido después de escucharte hablar de él. Sin embargo, tiene que ser una parte importante de tu vida lo que está apestando, y si no está en casa, entonces tiene que ser la escuela. Brian y Alec están más o menos de acuerdo con mi línea de pensamiento.”
“Has hablado de esto con ellos,” solté las manos de los botones del vestido y dejé que mi cabeza golpeara contra la débil pared de contrachapado de la sala de cambio.
“Sucedió cuando estábamos hablando de que te unieras al grupo, y nunca dejamos el tema en un cien por ciento. Lo siento. Eres nueva, eres interesante, hablamos de ti. Eso es todo lo que es.”
Terminé de arreglar los botones del vestido y abrí la cortina, “¿Alguna vez pensaste que no quería que curiosearas?”
Ella desabrochó el botón superior. “Lo que quieres y lo que necesitas son dos cosas diferentes. Te tiene que quedar el azul. Tira ese sobre la parte superior.” Me empujó dentro y cerró la cortina.
“Lo que necesito es mantener...” Luché para encontrar una manera de redactar cosas que no levantaran sospechas a quien escuchara, “estas dos partes principales de mi vida se separadas.”
“La parte de mierda y la parte que no apesta.”
“Claro, digámoslo así.” Encontré una camiseta y un par de jeans de tiro bajo en la pila de ropa.
“Yo podría ayudar a que las partes apestosas apesten menos,” ofreció.
Juro que mi sangre se volvió fría en mis venas. Podía verla aparecer en la escuela, burlándose de Emma. Creo que la perspectiva de enfrentar a Glory Girl nuevamente me asustaría menos. Luché para arreglar el botón superior de los jeans, lo cual no fue más fácil con mi agitación. Tardé treinta segundos en arreglar el botón, y maldije por lo bajo todo el tiempo. ¿En qué parte del mundo Lisa había encontrado unos vaqueros tan apretados? Cuando los tuve puestos, abrí la cortina y la enfrenté cara a cara.
“Hacerme probar la ropa está bien,” le dije, haciendo mi mejor esfuerzo para mantener la calma. “Pero interfiere directamente en mis problemas, y me voy.”
“¿Así de simple?”
“Así de simple,” le dije, “Lo siento.”
Se veía un poco herida, “Bien.” Haciendo un poco de pucheros, agitó una mano en dirección a mi ropa, “¿Qué piensas?”
Traté de ajustar el collar. Me gustó el diseño abstracto en el lado derecho de la camisa, pero el cuello escote en v llegaba a un punto cerca de donde terminaba mi caja torácica y empezaba mi estómago. “La parte superior está muy baja, los jeans demasiado ajustados.”
“Necesitas acostumbrarte a mostrar algo de escote. Como dije, sé valiente en tus elecciones de moda.”
“Estaría bien si mostrara algo de escote si tuviera algo que mostrar,” señalé.
“¿Eres una flor tardía?,” probó.
“Mi madre era una copa B[1], y no siempre, dependiendo de la marca del sujetador. Y eso fue después de que ella subió a un tamaño parcial estando embarazada de mí.”
“Eso es jodidamente trágico.”
Me encogí de hombros. Me había resignado a ser una escoba delgada y lisa como una tabla prácticamente desde el principio de la pubertad. Solo tenía que mirar la genética de cada lado de mi familia para saber qué me esperaba.
“Y mis condolencias por tu madre. No lo sabía.”
“Lo aprecio.” Suspiré. “Estoy vetando la camisa.”
“Bien, tiene permiso, pero guardamos los jeans. Muestran tu figura.”
“La figura de un niño de trece años,” me quejé.
“Eres más alta que un niño de trece años, no seas tonta. Además, como sea que te veas, cualquiera que sea tu tipo de cuerpo, seguramente habrá alguien que piense que eres la persona más sexy que hayan visto en su vida.”
“Fantástico,” murmuré, “Hay un pedófilo perturbado por ahí con mi nombre en él.”
Lisa se rió, “Ve, intenta algo más. Pero tira los jeans por encima. Te los compro, y si nunca los usas, tendré que conformarme con que te sientas culpable por ello.”
“Encuéntrame los mismos jeans de un talle más grande, y los usaré,” negocié. Luego, antes de que ella pudiera protestar, agregué: “Van a encogerse en el lavado.”
“Buen punto. Iré a buscar.”
Las cosas continuaron en esa línea durante un tiempo, con Lisa haciendo un poco de compras para ella también. Nos limitamos a hablar sobre la ropa, y estaba claro que Lisa evitaba cuidadosamente el tema anterior. Cuando terminamos, la mujer de la registradora lo colocó en un bloc de notas y nos pasó la hoja de papel. Cuatrocientos sesenta dólares.
“Yo invito,” dijo Lisa.
“¿Estás segura?,” Le pregunté.
“Un soborno a cambio de tu silencio,” Lisa me guiñó un ojo.
“¿Acerca de?”
Miró a la cajera, “Después.”
Fue solo después de que dejamos el puesto bien atrás, las dos cargadas con bolsas, que Lisa elaboró. “Hazme un favor y no vayas a decirle a la pandilla lo mal que paso cosas por alto, en específico que Panacea era una de los rehenes. Si preguntan directamente, puedes decirles: No te pediré que mientas. Pero si no preguntan, ¿tal vez no lo menciones?”
“Este es el silencio que estás comprando?”
“Por favor.”
“Bien,” respondí. Lo habría hecho sin el regalo de la ropa, pero creo que ella lo sabía.
Ella sonrió, “Gracias. Entre ellos, no creo que esos tipos alguna vez me dejarían olvidarlo.”
“¿Los dejarías, si las tablas estuvieran giradas?”
“Ni loca,” se rió.
“Es lo que pensaba.”
“Pero sobre nuestra conversación anterior... lo último que diré sobre el tema esta noche, lo prometo. Si alguna vez decides que si quieres que interfiera directamente en tus asuntos personales, solo dilo.”
Fruncí el ceño, lista para enojarme, pero cedí. Fue una oferta honesta, sin presionarme a nada. “Bueno. Gracias, pero estoy bien.”
“Entonces eso está arreglado. Vamos a comer.”
Fugly Bobs era comida rápida del tipo más desvergonzada, vendida en un restaurante parte bar parte choza al borde del mercado, con vistas a la playa. Cualquiera que haya vivido en el área probablemente haya comido allí una vez, en algún momento. Cualquier persona con algún sentido esperaba un año para dar a su corazón la oportunidad de recuperarse. Era el tipo de lugar con hamburguesas tan grasientas que, si pedías comida para llevar, ya podías ver a través de la bolsa de papel cuando llegaste a casa. La hamburguesa especial era Fugly Bob Challenger: si podías terminarla, no tenías que pagarla. Probablemente no hacía falta decir que la mayoría de la gente pagaba.
Brian y Alec ya estaban allí cuando llegamos, y pedimos nuestra comida de inmediato. Lisa y yo acordamos dividir una hamburguesa con queso y tocino, Brian pidió un churrasco portobello de dos piezas y Alec lo igualo con una Hideous Bob: la equivalente de Big Mac de Fugly Bob.
Ninguno de nosotros tenía era tan hambriento, valiente o tonto como para ordenar el Challenger.
Brian y Alec habían estado sentados afuera para que pudieran vernos cuando llegáramos. Después de un breve debate, acordamos quedarnos en la mesa en la que estaban sentados. Era cerca de la ventana, así que pudimos ver la televisión. Todavía estaba lo suficientemente frío como para que la mayoría de la gente se hubiera aventurado adentro. Los únicos que estaban afuera eran unos muchachos en edad universitaria, y estaban sentados en el otro extremo del patio, ocupados con cerveza y el juego en el televisor. El principal beneficio era que teníamos la suficiente privacidad como para hablar.
“No quiero ser un fastidioso,” dijo Brian, mirando las pilas de bolsas, “Pero dije que no deberían gastar tanto tan pronto después de un atraco. Es el tipo de cosas que buscan los policías y las capas.”
“Tranquilo,” Lisa lo rechazó, “solo llama la atención con las compañías de tarjetas de crédito o los bancos si se trata de un cambio dramático en los hábitos de gasto de una persona determinada. Compro cerca de esta cantidad de cosas cada semana o dos.”
Brian frunció el ceño. Parecía que quería decir algo en respuesta, pero mantuvo la boca cerrada.
“Entonces, ¿qué viene después?,” Le pregunté.
“Cena, luego postre,” respondió Alec, su atención en la televisión dentro.
“Quise decir en términos de nuestra,” bajé la voz, “actividad ilícita.” Un rápido vistazo comprobó que los chicos universitarios al final del patio seguían absortos en el juego. No pude entender nada de lo que estaban diciendo, y estaban siendo ruidosos, así que estaba bastante segura de que no podían oírnos.
“¿Hay algo que quieras hacer?,” Me preguntó Brian.
“Algo menos intenso,” decidí, “me siento como si hubiera saltado al fondo de la piscina sin saber exactamente cómo nadar.” Prefiero conocer mejor mis poderes en el campo, descubrir cómo enfrentar las situaciones, antes de enfrentarme a personas como Lung y Glory Girl, que son literalmente capaces de despedazarme miembro por miembro.”
“Ah. Algo más fácil entonces.”
“Si Rachel estuviera aquí, te volvería a llamar cobarde,” comentó Alec.
“Tendré que alegrarme de que ella no esté aquí, entonces,” sonreí.
Nuestra comida llegó, y usamos platos adicionales para repartir nuestros pedidos individuales, así que todos tuvimos un poco de cada uno. Eso nos dejó a cada uno de nosotros una mezcla de papas fritas, batatas fritas, aros de cebolla y calabacín frito en un plato individual. Los lados solos habrían sido más que suficientes alimentos crudos para una comida en sí misma, pero también estaban las hamburguesas, cada una lo suficientemente grande como para ocupar casi un plato entero. Lisa y yo cortamos la hamburguesa con queso y tocino por la mitad, y cada uno tomamos una porción.
“Supongo que no eres del tipo que gana peso,” me miró Lisa.
“Tengo que esforzarme para aumentar.”
“Maldición,” refunfuñó.
“Si te sirve de consuelo,” le dije, después de darle un mordisco y limpiarme la boca con una servilleta, “esto va a hacer estragos con mi piel.”
“Eso ayuda,” sonrió.
Alec puso los ojos en blanco, “Suficiente con la charla de niñas.”
“¿De qué quieres hablar, entonces?,” Lisa le preguntó.
Él se encogió de hombros y tomó un bocado de su hamburguesa.
Tuve una sugerencia “Sé que es una especie de cliché, pero cuando las personas con poderes se juntan, ¿no es una especie de estándar compartir historias de origen?”
Aparentemente, no podría haber elegido una mejor manera de matar la conversación. Lisa se dio la vuelta, por una vez sin una sonrisa en su rostro. Brian y Alec me miraron de forma extraña, sin decir nada.
“¿Qué?” Pregunté. Comprobé dos veces que no había nadie al alcance del oído. “¿Qué dije?”
[1] La copa B americana, es casi la mas pequeña en una escala alfabética que empieza en la AA (nada)

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.08.13 01:08 HentMas SixFlags Hurricane Harbor (antes PAO: Parque Acuatico Oaxtepec) mi experiencia.

Pa los que no me han visto postear por aquí y no me ubiquen, soy Morelense de nacimiento, tengo 31 años y 3 hijos.
Hoy decidimos ir a nadar al SixFlags, esperando encontrarnos con una experiencia por lo menos igual Al Rollo.
Que mal estábamos, la arrepentida de nuestra vida, de verdad.
Primero, OK, entiendo que había sobre cupo, como el parque acuático es "nuevo" se comprende que va a haber más gente de lo normal, pero aún así uno espera al menos encontrarse con areas adecuadas para sentarse, nop, habría al menos 1/4 de las sillas necesarias, olvídense de mesas o sombrillas y por alguna extraña razón a los "dueños" se les ocurrió que sería buena idea cortar la mayoría de los arboles que daban sombra, estamos hablando que el bosque de Oaxtepec es hermoso!, pero aquí todo el parque está prácticamente pelón, entonces si no agarraste sombrilla, te chingas a meterte a las areas verdes donde todo el mundo buscaba un poco de sombra a como de lugar.
No hay ni una alberca, hay chapoteaderos y zonas para mojarse pero lo único que podía llamarse alberca era el "rio" (90cm de alto) y la alberca de olas (que estaba atascada) ya sabia que así estaba el PAO, siempre fue una de mis quejas, pero esperaba algo más por parte del nombre "SixFlags"
Hay regla de no meter nada, ni alimentos ni bebidas.
Hay regla de no fumar en todo el parque, solo un area de fumar, una banca hasta san juan de la chingada, no me molestaría si no fuera obviamente inadecuada para los fumadores.
Hay regla de nada de inflables, me la hicieron de pedo por una pelota de plástico para mis hijos, wey, el inflable es para evitar que metas tu llanta y no se la rentes a ellos, pero el pinche chamaco mal pagado me la hizo de pedo y que me la iba a quitar (le hice caso, no quería pedos nomas la guardé) neta que si me cayo de la chingada, me dice "no inflables" ok ahorita la desinflo "no por que si te veo que la están jugando la voy a tener que.... guardar" weeey, no mancheeees, le saque el tapón y la eche en mi bolsa, ni pedo, eso si el colchón inflable si lo puse en el piso para que se acostaran mis hijos... hasta me dieron ganas de que me la fuera a hacer de pedo para mandarlo a la chingada.
Habría 4 torres de toboganes nuevos y dos atracciones "extremas" .-. fuera de eso, era el PAO sin sombra.
y la comida... en todos lados cola de hora y media para comprar cualquier cosa! aunale esto a que no te dejan meter NADA estas frito si esperabas comer ahí, lastima de los chilangos que vinieron a disfrutar todo el día, decidimos salirnos a las 3 a comprar pizza para comer en la casa... que falta de preparación para recibir a sus invitados.
AH y los amados... chilangos, no falto el culero que le arrebato la llanta de cortesía que había antes de entrar al río a una niña, los cabrones metiéndose en la cola para los toboganes, y si levantabas la vos para avisarle al encargado "no podemos hacer nada, si se quieren pasar, mándelos para atrás, no podemos decidir quien usa las llantas, no la pierdan de vista"
a chinga, ahora hasta su trabajo tengo que hacer!? no manchen.
NO VAYAN AL "SIXFLAGS"
neta si no son de Morelos y pensaban venir a entrar a six flags a conocer, mejor vayan al Rollo, ese es un muy buen parque acuático, ahora si que aun que la mona se vista de seda, mona se queda, que poca madre por parte de los dueños, puro marketing.
AAAH! se me olvidaba, SI HABÍA PALAPAS PARA RENTAR, estaban en una area acordonada, eran como 12 mesas para 5 personas A $1000 PESOS CADA MESA POR 5 PERSONAS
Vayan mucho a ching&%··$%!"·$
ok ok, me dio coraje acordarme otra vez -.- que lugar más horrible, neta, El Rollo está 1000 veces mejor
/rant
necesitaba desahogarme XD
EDIT:TL;DR: ESTA DE LA VERSH, MEJOR VAYAN A EL ROLLO
submitted by HentMas to mexico [link] [comments]


SÚPER BOLSA SORPRESA #1  MAQUILLAJE PARA NIÑAS  MAKE UP ... Detrás del lado brillante de la moda  DW Documental - YouTube Cómo Hacer Bolsas de Papel - YouTube Bolsas de Otoño para ninas y grandes / nuevos estilos de NICOLEE LEE Las niñas KUMARI, diosas vivientes de Nepal - YouTube Molde bolsa de Niña en vinil o foami Cortes de pelo para niñas Los mejores looks para las niñas ... Como hacer Bolso de niña con lazos de tela

Bolsas: Niñas Redbubble

  1. SÚPER BOLSA SORPRESA #1 MAQUILLAJE PARA NIÑAS MAKE UP ...
  2. Detrás del lado brillante de la moda DW Documental - YouTube
  3. Cómo Hacer Bolsas de Papel - YouTube
  4. Bolsas de Otoño para ninas y grandes / nuevos estilos de NICOLEE LEE
  5. Las niñas KUMARI, diosas vivientes de Nepal - YouTube
  6. Molde bolsa de Niña en vinil o foami
  7. Cortes de pelo para niñas Los mejores looks para las niñas ...
  8. Como hacer Bolso de niña con lazos de tela

El cabello es una parte muy importante de la identidad de las mujeres, y en las niñas también podemos ver esto. El cabello es una forma de expresión y nos ay... Este reportaje de investigación echa un vistazo detrás de la resplandeciente fachada de la moda de lujo. Con cámara oculta, muestra las condiciones en las gr... Como elaborar molde para bolsa infantil de vinil o foami. ... La Dama7 156,230 views. ... Manualidades en goma Eva- fomi --Bolso para niñas - Duration: 5:04. luz sturgeon 95,247 views. Bolsas de papel super faciles de hacer. Bolsas de superheroes como Thor, Capitan America, Spiderman y Ironman. Ademas bolsas navideñas que a los chiquitos le... Bolso para niña de tela, comenta si te gusto el vídeo, da clic en me gusta. ... Bincha para niñas con retazos de tela - Duration: 14:54. ... Bolsas Ecologicas en tela cambrel especiales para ... Las únicas diosas vivientes del planeta, las niñas kumari de Nepal. Tras un estricto proceso de selección, estas niñas se convierten en diosas temporalmente.... Bolsas de Otoño para ninas y grandes / nuevos estilos de NICOLEE LEE 👜 ... Molde bolsa de Niña en vinil o foami - Duration: ... LAS COSAS DE LA LOLA Recommended for you. Nueva Serie de Súper Bolsa Sorpresa Misteriosa!!! Acompáñame a Descubrirla!!!! SuscrÌbete al Canal de Yesly: http://www.youtube.com/channel/UCXshswbwG3oh07Q_...